Enlaces accesibilidad

Francia detiene a uno de los sospechosos de asesinar al periodista Jamal Kashoggi

  • Kashoggi fue descuartizado en octubre de 2018, cuando entró en la embajada de Arabia Saudí en Estambul
  • La noticia de la detención ha sido adelantada por la prensa francesa

Por
Imagen de una protesta por la muerte de Kashoggi
Imagen de una protesta por la muerte de Kashoggi EFE

Las autoridades francesas han detenido este martes en el aeropuerto Charles de Gaulle de París al saudí Khaled Aedh Al-Otaibi, uno de los sospechosos de haber asesinado en 2018 al periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul, según ha informado la prensa francesa.

El sospechoso, antiguo miembro de la guardia real saudí, ya ha sido puesto a disposición judicial y es uno de los veinte implicados que están siendo buscados por la Interpol. Sobre él pesaba una orden de búsqueda y captura y ha sido arrestado cuando ha mostrado su pasaporte verdadero al embarcar hacia Riad, capital de Arabia Saudí.

La detención en París de uno de los presuntos asesinos coincide justo con el viaje que ha realizado el presidente de Francia, Emmanuel Macron, a Arabia Saudí, y se ha reunido con el príncipe heredero Mohamed bin Salman, quien habría ordenado el asesinato, según EE.UU.

Macron se ha convertido en el primer jefe de estado occidental importante en visitar Arabia Saudí desde el asesinato de Khashoggi y el inicio de la pandemia de COVID-19 el año pasado, que acabó con las esperanzas de Riad de albergar a los líderes del G20 durante su presidencia de 2020.

La detención coincide con la visita de Macron al país saudí

"Hablamos de absolutamente todo, sin ningún tabú y obviamente pudimos plantear la cuestión de los derechos humanos", ha declarado Macron en una rueda de prensa después de su visita al país Saudí. 

Aunque en un primer momento Kashoggi era una persona cercana al poder saudí, con el paso del tiempo el periodista de 'The Washington Post' se convirtió en un feroz detractor del régimen saudí. 

Jamal Khashoggi fue visto por última vez en octubre de 2018 cuando entraba al consulado de Arabia Saudí en Estambul, pero nunca más volvió a ser visto, lo que provocó una crisis diplomática y un escándalo internacional que aun persigue al príncipe heredero.

Arabia Saudí dice que el arresto se debe a una "identificación errónea"

El régimen saudí se vio obligado después a reconocer su asesinato, aunque negó haberlo ordenado, cuando la investigación conducida por Turquía desveló la implicación del príncipe heredero. El cadáver, descuartizado en la misma legación diplomática, según desveló Turquía sigue sin aparecer más de tres años después. 

En su momento Riad admitió que agentes del Gobierno saudí mataron a Khashoggi en el consulado en Estambul y condenó a cinco personas implicadas, sin ofrecer detalles concretos del juicio, pero el príncipe Bin Salman ha negado siempre su implicación.

En base a esas cinco condenas, Arabia Saudí, ha afirmado que todos los implicados fueron detenidos y enjuiciados en aquella ocasión y que la detención de este martes en Francia se debe a una "identidad errónea", según medios saudíes. Además, la embajada de Arabia Saudí en París señala que Al-Otaibi no está vinculado al asesinato de Khashoggi y debería ser puesto en libertad. 

Noticias

anterior siguiente
-->