Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Unos 150 españoles, pendientes de regresar de Sudáfrica ante la suspensión de vuelos: "Esto es un caos"

Por
Unos 150 españoles, pendientes de regresar de Sudáfrica

Algo más de 150 viajeros tratan de regresar a España después de que las nuevas restricciones internacionales por la detección de la variante ómicron les sorprendieran en Sudáfrica o en las naciones vecinas, han informado a Efe fuentes diplomáticas.

"Hay más de cien pero no calculamos que muchos más de 160 ó 180. Nos referimos a turistas o a personas que estaban de paso, no a residentes", han apuntado fuentes de la Embajada de España en Sudáfrica, en base a los datos que pudieron recopilar hasta la fecha.

"Muchos están ya en el aeropuerto o esperando vuelos que pueden salir dentro de un día o dos", han agregado las fuentes.

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, ha confirmado a TVE que, si los vuelos previstos no son suficientes, se buscarán alternativas: "Estamos hablando con Iberia para fletar un vuelo especial, exclusivamente con la idea de repatriarles", ha asegurado el ministro, quien ha pedido a los viajeros que estén "muy tranquilos" porque el Gobierno no va a escatimar "esfuerzos, tiempo o dinero para traerles a España sanos y salvos".

14 horas Fin de Semana - La nueva variante sudafricana, preocupación mundial - Escuchar ahora

"Es un sálvese quien pueda"

Entre ellos hay, por ejemplo, una docena de viajeros de Valladolid que se quedaron en tierra después de que la aerolínea suiza Swiss International Air Lines les impidiera volar como tenían previsto, al cambiar sus políticas y empezar a aceptar tan solo a sus nacionales.

Según Europa Press, nueve de ellos han encontrado ya un vuelo para abandonar Johannesburgo (Sudáfrica) y saldrán el lunes, mientras que el resto lo hará el martes.

Así lo ha señalado la concejal del Ayuntamiento de Valladolid María Victoria Soto, miembro de la expedición, quien ha informado que viajarán con Lufthansa vía Frankfurt y al día siguiente lo harán las tres restantes.

Soto ha mostrado ante las cámaras de TVE su "malestar" hacia el Gobierno de Suiza: "Con todos los documentos, la PCR negativa y el billete comprado nos dejó en tierra porque alegaron que no podían llevar en el avión personas en tránsito, solo llevaron a ciudadanos suizos". 

Uno de los viajeros atrapados, el golfista Pep Anglès, trata de regresar a España tras disputar un torneo en el país africano, que fue cancelado. "Es un poco sálvese quien pueda, cada uno estamos intentando encontrar opciones para viajar y están cancelando vuelos. Es bastante caos, la verdad", ha asegurado a TVE. 

Anglès ha podido comprar un vuelo para viajar con la holadesa KLM que le llevará a Ámsterdam, aunque tiene la incertidumbre de "si va a despegar o no". A esta inseguridad se une la de los requisitos que le exigirán a su llegada al aeropuerto holandés. "No sabemos si haremos la cuarentena allí o nos dejarán ir para España; es una incertidumbre extrema que no es fácil de llevar", añade el joven, que ha tenido que hacerse una prueba PCR para poder volar y "llegar a casa de una forma u otra".

Más esperanzado se mostraba Alfredo García Heredia que, junto a otros grupo de tres golfistas, había conseguido hacer el 'cheking' para volar a Ámsterdam "después de tres días infernales". "Por fin estamos aquí para intentar a España mañana", aseguró a TVE.

La compañía holandesa KLM es una de las que está manteniendo sus vuelos desde Johannesburgo y Ciudad del Cabo (suroeste), pese a las restricciones ordenadas desde Europa, y están trasladando desde Sudáfrica a los residentes de la Unión Europea en vuelos comerciales, siempre que presenten los test negativos correspondientes.

Expectación ante la nueva variante

El descubrimiento de esta nueva variante del coronavirus, identificada como B.1.1.529 y bautizada con la letra griega ómicron por la OMS, fue anunciado el jueves por científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica, a partir de muestras tomadas a mediados de noviembre.

En el momento del anuncio se habían identificado ya contagios en Botsuana y en Hong Kong (China), pero posteriormente se añadieron detecciones en Israel, en Bélgica (un caso de una viajera procedente de Egipto sin aparentes vínculos con el sur de África), Australia, Reino Unido y otros lugares.

Pese a la escasa información disponible (por la temprana detección), desde el mismo día del anuncio, numerosos países, incluido el Reino Unido, Estados Unidos y las naciones de la Unión Europea, anunciaron rápidamente drásticas restricciones de viaje para los países del sur de África.

España, aunque no tiene vuelos directos hacia la zona, también se sumó a la línea europea y endureció los controles de entrada para los viajeros desde esa región, que deberán presentar una prueba negativa aun estando vacunados

Noticias

anterior siguiente