Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Reino Unido, Alemania, Italia y República Checa confirman sus primeros casos de la nueva variante

Por
Varios países europeos confirman casos de la nueva variante ómicron

La preocupación ante la nueva variante del COVID persiste y este sábado Alemania, Reino Unido,Italia y República Checa han notificado sus primeros contagios, seis en total que se suman al confirmado este viernes en Bélgica (el primero de Europa).

El Gobierno británico ha registrados dos, los mismos que la región alemana de Baviera, mientras que Italia y República Checa tienen uno cada uno.

Asimismo, se investigan los contagios de 61 pasajeros de dos vuelos procedentes de Sudáfrica que han dado positivo en coronavirus después de aterrizar en Ámsterdam, donde se les sometió a una PCR al llegar a Países Bajos cuando ya entró en vigor la prohibición de vuelos desde países del sur de África.

Y en Dinamarca, el Ministerio de Sanidad ha emitido un comunicado en el que reconoce que tiene una "sospecha razonable" de los que podrían ser los dos primeros casos de la nueva cepa, algo que se confirmará en los próximos días. "Las dos personas que han sido infectadas han estado en Sudáfrica y ahora está aisladas y las autoridades están en el proceso de rastrear un tercer vínculo (...) y están trabajando arduamente para hacer llegar este mismo aviso a todos los que estaban en el mismo avión"

Vuelve la mascarilla a Reino Unido

Varios países europeos, como Reino Unido, han respondido recuperando viejas restricciones ante una variante, bautizada como ómicron, que ya llevó este viernes a los países de la Unión Europea a suspender los viajes con el sur de África, donde se detectaron los primeros casos.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado tras los dos primeros casos en suelo británico que vuelven varias restricciones, entre ellas llevar mascarilla en tiendas y el transporte público y que todos los viajeros se hagan un test PCR, y no de antígenos, a su llegada al Reino Unido.

El líder conservador, que antes del verano levantó todas las limitaciones en Inglaterra, ha subrayado, en conferencia de prensa recogida por Efe, la importancia de "ganar tiempo", minimizando los contagios, hasta que los expertos determinen el efecto de la nueva variante, que, dice, "parece transmitirse muy rápidamente" y "entre personas con la pauta completa de vacunación".

Johnson enfatizó que su Gobierno "no va a prohibir los viajes", pero a partir de ahora, y al menos hasta que se revisen estas normas dentro de tres semanas, las personas vacunadas que lleguen a territorio británico deberán hacerse una prueba PCR antes del fin del segundo día de su estancia y permanecer aisladas hasta que reciban un resultado negativo.

Hasta ahora, los vacunados procedentes de territorios autorizados solo debían hacerse un test de antígenos. Al margen de este cambio, la normativa se mantiene como hasta ahora para las personas no inmunizadas. Todos los casos positivos han de confinarse diez días. El jefe del Gobierno ha señalado que, aunque no se sabe cómo serán de eficaces las vacunas contra la nueva variante, se cree que "ofrecerán protección" sobre todo para evitar enfermar de gravedad, por lo que instó a todo el mundo a ponerse la dosis de refuerzo tan pronto como reciban la cita.

Estudian si ómicron podría cambiar las vacunas

La incidencia en Centroeuropa, disparada

La nueva variante se detecta justo cuando en Centroeuropa la incidencia está disparada. Austria, confinada desde el lunes, supera los 2.000 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días. La República Checa también bate récord de contagios. Su incidencia se acerca a los 2.000. Alemania supera los 800 casos por 100.000 habitantes y cierra la peor semana de la pandemia.

En Países Bajos a partir de este domingo se endurecerán las restricciones. Se ordena, durante un mes, el cierre del ocio nocturno, bares, restaurantes y la mayoría de las tiendas a partir de las 17.00 de la tarde. También será obligatorio llevar mascarilla en los institutos.

Bélgica desde este sábado cierra bares y restaurantes a las 23.00 de la noche. Una hora antes, a las 22.00, lo harán en República Checa, que está desde el jueves en estado de emergencia. 

Eslovaquia, que confinó el miercoles a toda la población durante dos semanas, intenta sofocar el aumento de contagios más rápido del mundo. Solo el 43% de su población está inmunizada. El lunes los no vacunados tendrán que presentar una prueba negativa para ir a trabajar. Y Francia amplía desde este sábado la tercera dosis a mayores de 18 años. Será obligatorio para renovar el pasaporte COVID.

España endurece las restricciones a los viajeros

España, por su parte, exigirá una prueba negativa de coronavirus a todos los viajeros procedentes de países de alto riesgo -actualmente Botsuana, Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbabue- realizada como máximo 72 horas antes del ingreso independientemente de que estén vacunados.

Así lo ha ordenado del Ministerio de Sanidad en una disposición general de la orden de la Dirección General de Salud Pública relativa a los controles sanitarios a realizar en los puntos de entrada en España y que ha publicado este sábado el BOE.

Además solo permitirá a partir del próximo 1 de diciembre la entrada de personas procedentes de Reino Unido con certificado de vacunación y no como hasta ahora con pruebas diagnósticas negativas de COVID-19 o de haber superado la enfermedad, debido a la aparición de nuevas variantes del virus.

Noticias

anterior siguiente
-->