Enlaces accesibilidad

Alemania endurece el discurso ante la cuarta ola: "Estamos ante una situación altamente dramática"

Por
 Una persona pasa frente a una zona de test rápidos de coronavirus en Berlín
Una persona pasa frente a una zona de test rápidos de coronavirus en Berlín EFE

El titular de Sanidad alemán en funciones, Jens Spahn, ha endurecido este lunes su discurso frente al coronavirus y ha alertado a las personas que aun no se han vacunado frente a la covid. "Al final del invierno habrá vacunados, sanados o muertos", ha afirmado tajantemente.

En la misma línea se ha expresado la canciller saliente, Angela Merkel, que ha pedido que se tomen medidas drásticas de manera urgente ante una evolución "dramática" de la pandemia en el país.

"Probablemente, al final de este invierno, prácticamente todos en Alemania, como se ha dicho ya de manera cínica, estarán vacunados, sanados o muertos", ha dicho el ministro en una rueda de prensa para abordar la campaña de refuerzo con las vacunas.

Alemania tiene una de las tasas de vacunación más baja de Europa occidental, con apenas un 70,5% de la población con al menos una dosis y el 68% con la pauta completa. En otros países como España esa cifra se acerca al 80% de la población total del país. 

Austria se blinda y Alemania también sopesa el confinamiento

Vacuna y reducción de contactos, la opción para romper la cuarta ola

"La única opción ahora es reducción de contactos, una acción decidida por parte del gobierno y administrar dosis de refuerzo de la vacuna, aunque este último punto no vaya a hacer de inmediato la diferencia", ha añadido.

Aunque Spahn ha mostrado su escepticismo ante la posibilidad de una obligatoriedad de la vacuna, ha hablado de una "obligación moral" y "solidaria".

"Estamos ante una situación altamente dramática. Lo que está en vigor ahora, no es suficiente", ha advertido por su parte Merkel en la reunión de la presidencia de la Union Cristianodemócrata (CDU), según informaciones de los medios, que se remiten a fuentes internas de la sesión.

El secretario general de la CDU, Paul Ziemiak, ha afirmado por su parte, al término de la reunión, que en esta se había alertado de que la evolución de la pandemia aboca al país a "una situación como no habíamos conocido hasta ahora".

Vacunas garantizadas 

A pesar de todo Sphan ha celebrado la aceleración de la campaña de vacunación, al menos entre los ciudadanos que tienen que recibir una dosis de refuerzo. Sin embargo, la administración de la primera dosis está estancada.  

Según el ministro de salud, Alemania cuenta con hasta 50 millones de vacunas garantizadas hasta final de año, cifras suficientes para aplicar las primeras dosis y completar las pautas que faltan, así como administrar las dosis de refuerzo. 

Las administración calcula que se podrá inocular entre 25 y 30 millones de dosis de refuerzo hasta final de año y espera poder vacunar al 50 % de los menores de entre 5 y 11 años tan pronto como la Autoridad Europea del Medicamento lo autorice y lleguen, en torno al 20 de diciembre, los primeros 2,4 millones de dosis.

Más restricciones contra la COVID-19 en Alemania

En tanto, una encuesta del semanario 'Spiegel' realizada entre el 19 y el 22 de noviembre por el instituto demoscópico Civey revela que el 72 % de la población está a favor de hacer obligatoria la vacuna contra el coronavirus, frente al 20 % que rechaza esta opción, un resultado que se corresponde con la tasa de vacunación.

La incidencia ha marcado este lunes un nuevo récord en Alemania, con 386,5 nuevos contagios con coronavirus por cada 100.000 habitantes en siete días, frente a 372,7 del domingo, 303 hace una semana y 95,1 hace un mes.

Noticias

anterior siguiente