Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Alemania impondrá la vacuna al personal sanitario y restricciones a los no vacunados

Por
Alemania obligará a vacunarse a personal sanitario e impondrá restricciones a no vacunados

Alemania impondrá la vacuna contra la COVID-19 a los profesionales de sectores "sensibles", como personal médico o en contacto con personas vulnerables, y restringirá el acceso a la vida pública a los no vacunados cuando se superen ciertos niveles de incidencia y hospitalizaciones.

La canciller saliente, Angela Merkel, ha anunciado un amplio paquete de medidas junto a su probable sucesor, el socialdemócrata Olaf Scholz, tras reunirse con los líderes regionales y ante la alarma por los sucesivos récords de incidencia, que este jueves subió a 336,9 contagios en siete días por 100.000 habitantes.

"Estamos en una situación muy seria", ha afirmado Merkel, tras admitir que "es absolutamente necesario actuar" para detener el aumento exponencial de infecciones y advertir de que todo ello no sería preciso "si la laguna de vacunaciones no fuera tan grande", en alusión a la baja tasa de ciudadanos inmunizados.

24 horas - Mesa del mundo: los contagios registran máximos en Europa - Escuchar ahora

Entrarán en vigor con la tasa de hospitalizaciones en nivel 3

Fuentes presentes en la reunión de las autoridades alemanas citadas por la agencia de noticias DPA han confirmado que las instalaciones enfocadas en el ocio, la cultura o los deportes, entre otros, únicamente serán accesibles para las personas con la pauta completa de vacunación o que se hayan recuperado de la COVID-19.

Las restricciones entrarán en vigor cuando la tasa de hospitalizaciones a causa de la enfermedad alcance el número 3. Es decir, que haya tres personas hospitalizadas por una causa relacionada con la COVID-19 por 100.000 personas en la última semana.

Si la tasa se mantiene por debajo del 3 en cinco días, las restricciones se aliviarán. Los niños menores de 18 años --la gran mayoría de los no vacunados en Alemania-- están exentos de cumplir con las limitaciones.

Por otro lado, si la tasa superara el número 6, aquellos con el esquema completo de vacunación o que se hayan recuperado de la COVID-19 tendrán que presentar una prueba diagnóstica de la enfermedad negativa para acceder a instalaciones públicas.

Una situación "dramática"

La implementación de estas medidas corresponderá a los poderes regionales, entre los cuales, ha indicado el primer ministro del Land de Renania del Norte-Westfalia, Hendrik Wüst, hay consenso en la necesidad de adoptar "medidas más drásticas".

El conjunto de los estados federados han pedido al Gobierno central la implantación de la vacuna obligatoria para profesionales que trabajen y estén en contacto con personas vulnerables.

Alemania registra un nuevo récord de contagios y alerta de "una pandemia de no vacunados"

Hasta ahora, el Ejecutivo saliente había mantenido que la vacuna sería voluntaria. Deberá ahora elaborar el correspondiente proyecto de ley para que pueda implantarse esta medida, algo que podría ocurrir hacia diciembre.

"Estamos en una situación algo insólita. Pero no importa que sea el Gobierno en funciones o el que se está formando. Tenemos que actuar rápido ante una evolución dramática", ha zanjado la canciller.

Alemania traslada pacientes al extranjero ante presión hospitalaria

Alemania ha trasladado ya a algunos pacientes al extranjero ante el aumento de la presión hospitalaria en medio de la cuarta ola de coronavirus que afronta el país, donde este jueves se registró un récord de más de 65.000 nuevas infecciones. 

Actualmente la tasa de hospitalizaciones en siete días se sitúa en 5,15 por 100.000 habitantes y la de ciudadanos con la pauta completa de vacunación está en el 67,7 %, de los niveles más bajos en Europa occidental.

Según datos de la Asociación Interdisciplinar de Medicina Intensiva (DIVI), publicados este jueves, en 100 de 400 distritos solo hay una cama libre y hay 50 distritos que ya no tienen camas libres en cuidados intensivos.

Aunque la cifra total de pacientes en la UCI, 3.400, es menor que la que las de los momentos más álgidos de la segunda y tercera ola, la escasez de personal ha hecho que bajen las capacidades de las UCI y que haya menos camas disponibles que hace un año.

Eso llevó a que la semana pasada dos pacientes fueran trasladados en helicóptero de Múnich a Bolzano (norte de Italia), según ha dicho el director del hospital de Freising en Múnich, la capital bávara, Rainald Kaube. "Los servicios sanitarios están saturados, operaciones necesarias tienen que aplazarse, la incidencia crece y cada día se anuncian cifras récord de contagios", han dicho en un comunicado conjunto la Cruz Roja de Baviera y otras organizaciones.

Noticias

anterior siguiente