Enlaces accesibilidad
Venezuela

La oposición de Venezuela vuelve a las urnas y debate su liderazgo

  • Los opositores presentan candidatos por primera vez en cuatro años
  • La ausencia de Guaidó en la campaña ha generado críticas entre sus aliados
  • Están en juego las 23 gobernaciones y más de 300 alcaldías

Por
Cinco Continentes - Elecciones regionales en Venezuela

Después de cuatro años sin participar en unas elecciones, este domingo la oposición venezolana vuelve a medirse al chavismo en las urnas.

Esto hace de las elecciones regionales y locales del 21 de noviembre un proceso que hay que leer en clave nacional a la hora de analizar los apoyos que tiene cada bando y la movilización de una sociedad cansada de años de crisis y carencias y que han hecho que, según ACNUR, casi seis millones de venezolanos hayan salido del país.

La economía vive cierta mejora gracias a la dolarización de prácticamente todo pero las carencias siguen siendo graves y, aunque en Caracas ya no se ven las kilométricas colas para echar gasolina, siguen faltando aquellos combustibles que hace no tanto se repartían gratuitamente.

Precisamente las dificultades para moverse por falta de gasolina pueden influir en la participación de estas elecciones que, según varias encuestas, podrían rondar el 40%. Un indicador que, según Benigno Alarcón, politólogo de la Universidad Católica Andrés Bello, señala que en Venezuela "la mayoría de la población ya no sigue a ningún líder".

"Maduro es el rey entre los chavistas y Guaidó es el líder que más respaldo tiene entre los opositores, pero el desánimo con la política es general porque no solucionan los problemas de los venezolanos", añade.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - La reconversión monetaria no alivia a Venezuela - Escuchar ahora

La oposición y sus debates internos

Ante estas elecciones, el chavismo acude unido y protagonizando sus habituales actos masivos de campaña y la oposición llega con distintas candidaturas que pueden reducir sus opciones, ya que gana el que más votos consiga.

Sus mejores pronósticos les acercarían a la victoria en hasta seis estado, pero todo ha quedado marcado por el caso del estado de Miranda, que contiene parte de la ciudad de Caracas y donde gobierna Héctor Rodríguez, hermano de dos de los dirigentes más cercanos a Nicolás Maduro: el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, y la vicepresidenta, Delcy Rodríguez.

En un estado que otorga una gran plataforma mediática, los antichavistas no se pusieron de acuerdo y tras semanas de peleas en los medios, el candidato de la Mesa de Unidad Democrática, Carlos Ocariz renunció a favor de David Uzcátegui, aspirante de una nueva plataforma llamada Fuerza Vecinal y que aglutina a los alcaldes de los bastiones opositores de la capital. La renuncia de Ocariz no fue aceptada por el CNE y su tarjeta estará en la pantalla de las urnas digitales este domingo restando posibilidades a la oposición de recuperar el estado que en su día gobernó Henrique Capriles.

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - La oposición venezolana, dividida a dos días de las elecciones - Escuchar ahora

Precisamente, el ex candidato presidencial ha sido uno de los opositores que más ha insistido en el regreso a la vía electoral a la vez que protagonizaba un renacer mediático tras su última derrota frente a Maduro en el año 2013. "Sin voto, lo único que nos queda es gritar y eso es lo que nos ha pasado", aseguró el pasado viernes en Caracas.

Capriles se ha desmarcado de la estrategia del gobierno interino y ha ido ganando espacio público a medida que Guaidó ha perdido apoyos y en esta campaña se ha visto como el presidente encargado reconocido por más de 50 países no ha aparecido en la campaña.

"Guaidó nunca creyó en estas elecciones por creer que no se dan garantías democráticas suficientes", asegura Benigno Alarcón. Pero desde sus compañeros de alianza critican su falta de apoyo a pesar de aceptó el voto mayoritario en el seno de la oposición.

"Creo que ellos deberían tener un rol muy importante y están dejando de leer una realidad de la necesidad que tiene la gente de ser liderada, de no estar huérfana y ver a alguien que se preocupe por su problemas", aseguraba a RNE Tomás Guanipa, uno de los principales líderes del partido Primero Justicia y aspirante a la alcaldía de Libertador en Caracas.

Muchos dirigentes opositores coinciden en que los resultados del 21 de noviembre serán el inicio de un nuevo camino de la oposición. "Tarde o temprano habrá elecciones presidenciales y la oposición tiene que busar un liderazgo que tendrá que ser elegido por primarias", señalaba Capriles.

Partidarios del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) participan en el cierre de campaña de la candidata Carmen Melendez

La UE vuelve a observar 15 años después

Para que finalmente la oposición haya vuelto a la pelea electoral ha sido fundamental la llegada de la misión de observación de la Unión Europea a pesar de que el gobierno estadounidense no lo ve con buenos ojos y ha criticado la limpieza de estas elecciones.

El despliegue de un centenar de observadores permitirá la redacción de un informe sobre el proceso y, a pesar de las buenas palabras institucionales, un peso pesado del chavismo como Diosdado Cabello ha reiterado que los observadores comunitarios son "espías" y pedía vigilancia a la población.

La jefa de la misión, Isabel Santos, negaba esa acusación y aseguraba en el programa Europa Abierta de RNE que su labor es la de observar profesionalmente según las líneas establecidas por la UE a la vez que no negaba que esta misión pueda ser "el inicio de algo" en referencia a un posible deshielo de las relaciones diplomáticas entre el gobierno de Maduro y los 27 con sanciones económicas que pesan sobre dirigentes chavistas y que han sido renovadas recientemente.

Son las sanciones estadounidenses las que más impacto han tenido en Venezuela pero aparentemente el Gobierno de Maduro ha logrado sortear algunas limitaciones gracias a su alianza con Rusia, China, Turquía e Irán.

El fin de ese bloqueo es una de las exigencias del gobierno venezolano en la mesa de negociación de México paralizada tras la extradición a EE.UU. del controvertido conseguidor Alex Saab, a quien Maduro había nombrado como delegado a pesar de estar detenido en Cabo Verde durante más de un año.

Precisamente, el diálogo entre el ejecutivo y la oposición va a quedar marcado por lo que pase este domingo. A pesar de ser unas elecciones regionales y locales los resultados permitirán que uno de los dos bandos se sienta más fuerte para exigir nuevas condiciones en el laberinto político, económico y social del que Venezuela no parece saber salir.

Noticias

anterior siguiente
-->