Enlaces accesibilidad

El acusado del asesinato de Laura Luelmo reconoce haber transportado su cuerpo

  • Bernardo Montoya pide disculpas a la familia de la joven pero se declara inocente
  • La familia de la víctima ha elevado las penas que solicitaba inicialmente

Por
Efectivos de la Policía Nacional trasladan a Bernardo Montoya a la Audiencia Provincial de Huelva EFE/Julián Pérez

Bernardo Montoya, el único acusado por la agresión sexual y asesinato de la joven zamorana Laura Luelmo, reconoce haber transportado su cuerpo y haber usado una manta para cubrirlo, según ha indicado este jueves su abogado, Miguel Rivera.

En declaraciones a los periodistas a las puertas de la Audiencia Provincial de Huelva, el letrado de Montoya ha indicado que pese a mantener su inocencia respecto de la muerte, sí que reconoce que "usó la manta para cubrir el cuerpo y transportarlo", por lo que pudo ser en ese momento cuando se transfirieron sus restos biológicos al cuerpo de la profesora. 

Rivera ha incidido en que lo que quedó claro este miércoles con la pericial de los forenses es que "no había semen en el cuerpo, solo restos biológicos y estos, a nuestro juicio, son confusos, pueden tener cualquier procedencia y no necesariamente hacen suponer de manera indubitada que hubo agresión sexual".

"Esa ambigüedad y esa procedencia difusa de los restos encontrados nos abre una puerta a la contradicción y a sostener nuestras tesis, al menos en lo que se refiere a ese aspecto", ha señalado el abogado, para añadir posteriormente que "el tema de la detención ilegal lo tenemos muy claro, lo que es ese cargo, tenemos bastante claro nuestras posturas".

El no poder demostrar que no hubo agresión sexual puede "coadyuvar en el tema de la prisión permanente revisable y con lo que hemos conseguido es más que suficiente para ratificar en nuestra postura".

Cuestionado por si podría haberse producido una agresión sexual sin que aparecieran restos, Rivera ha afirmado que "se puede dar", pero que "debe ser un complemento con otros elementos y otros factores que no se dan", así como ha apuntado que "las lesiones en el interior del cuerpo de la joven podrían responder a muy diversas causas".

La Fiscalía mantiene la petición de prisión permanente revisable

Durante esta cuarta jornada de juicio, la Fiscalía de Huelva ha elevado a definitivas sus conclusiones en el juicio contra Bernardo Montoya por la muerte de Laura Luelmo, y ha mantenido la pena de prisión que solicitaba para él, 20 años de cárcel por detención ilegal, 12 por agresión sexual y prisión permanente revisable por asesinato. 

Tanto el Ministerio Público como la Junta de Andalucía han mantenido las peticiones de pena incluidas en sus respectivos escritos de conclusiones provisionales, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJSA), mientras que la acusación que ejerce la familia ha elevado las penas que solicitaba inicialmente, sin que haya trascendido en qué sentido.

La difícil tarea de informar del juicio a puerta cerrada del crimen de Laura Luelmo

Con esto se da por concluida la vista oral a la espera de que este viernes el magistrado-presidente del juicio entregue el objeto del veredicto a los miembros del jurado popular, que se retirarán entonces a deliberar antes de hacer público su fallo.

Este jueves han declarado ante el jurado como peritos cinco agentes de la Guardia Civil de los grupos Edite y Gato y cuatro médicos forenses. La comparecencia de estos últimos peritos pone fin a cuatro días de juicio en los que han participado 29 testigos y 26 peritos.

Montoya pide perdón a la familia de la joven

Bernardo Montoya ha hecho uso de su derecho a su última palabra en el juicio que se ha celebrado en la Audiencia de Huelva para pedir perdón a la familia de la víctima e insistir en que es inocente de todos los cargos que de le imputan.

En declaraciones a los periodistas tras la conclusión de la sesión de hoy, su abogado, Miguel Rivera, ha indicado que Montoya ha empezado pidiendo perdón a la familia "por todo lo ocurrido pero sin perjuicio de dar su versión, porque de una forma u otra está involucrado ya que él reconoce haber trasladado el cuerpo, por tanto en mayor o medida motivo para pedir disculpas tiene".

Posteriormente, se ha ratificado en la versión de que la autora del crimen cometido en diciembre de 2018 es una expareja, algo que ya mantuvo en su primera declaración en el juicio, que se celebra a puerta cerrada.

Noticias

anterior siguiente
-->