Enlaces accesibilidad
Tribunal Constitucional

El Congreso renueva el TC pese a los votos contra Arnaldo de varios diputados de PSOE y Unidas Podemos

  • Los socios del Ejecutivo de coalición no han participado en la votación y algunos se han marchado contra la "infamia"
  • El socialista Odón Elorza, entre otros once diputados de PSOE y Unidas Podemos, ha roto la disciplina de voto

Por
El Congreso renueva el TC pese a los votos contra Arnaldo de varios diputados de PSOE y Unidas Podemos

La renovación del Tribunal Constitucional ha salido adelante este miércoles en el Congreso entre duras críticas entre los socios del Gobierno de coalición y de la oposición y pese al voto díscolo de varios diputados de PSOE y Unidas Podemos (entre ellos, el socialista Odón Elorza y la diputada 'morada' María Pita) contra el candidato propuesto por el PP Enrique Arnaldo.

Ha sido este magistrado quien menos votos ha reunido (232), seguido de la otra juez candidata del Partido Popular, Concepción Espejel (237), y de los dos nombres propuestos por los socialistas, los magistrados Inmaculada Montalbán y Ramón Sáez, que han reunido 240 votos cada uno.

El pacto del Gobierno de PSOE y UP con el PP más el apoyo anunciado del único diputado de Foro debería haber garantizado los 243 votos, pero ninguno de los candidatos ha llegado a esa cifra. En el caso de Arnaldo los díscolos se cuentan en once, si bien uno de ellos ha sido el exministro José Luis Ábalos, que ha votado nulo por error en una votación que ha sido secreta y telemática.

El Congreso también ha avalado el nombramiento de Ángel Gabilondo como Defensor del Pueblo y de los candidatos al Tribunal de Cuentas: Enriqueta Chicano Jávega, Isabel Fernández Torres, María Dolores Genaro Moya, Diego Íniguez Hernández, José Manuel Otero Lastres y Miguel Ángel Torres Morato. 

Malestar entre los socios de la coalición

Arnaldo ha sido el candidato de los cuatro pactados entre el Gobierno y el PP para el TC que más polémica ha suscitado en los últimos días, dada su colaboración con FAES y su aparición en los casos Palma Arena y Lezo. Pero también Espejel, que fue apartada del caso Gürtel por su afinidad al PP.

En los últimos días, el malestar había ido aumentando entre los socios de la coalición, avisando algunos diputados (Elorza y el diputado de Unidas Podemos Jaume Asens) de que votarían con la “nariz tapada”. El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reconoció que “algunos candidatos” propuestos por el PP no le gustan, pero defendió el pacto para renovar las instituciones. Y en la misma línea se han pronunciado este jueves varios ministros socialistas, como Isabel Rodríguez o Pilar Llop.

Antes de que se produjera el debate de los candidatos, Elorza ha acabado finalmente anunciando su voto en contra con un mensaje en su cuenta de Twitter: "Tras una reunión con la dirección del Grupo Socialista en la que he explicado mi posición de cara a la votación, he efectuado con responsabilidad el voto telemático en el que no he apoyado al señor Arnaldo, en defensa del prestigio y la dignidad de las instituciones del Tribunal Constitucional y del Congreso". Tras su anuncio, fuentes socialistas han anunciado la dirección del grupo parlamentario "estudiará en los próximos días el caso y tomará una decisión al respecto".

Bolaños, sobre el voto de Elorza: "Uno no es diputado individualmente, sino porque ha ido en una lista electoral"

María Pita, por su parte, ha reconocido a los medios en el Congreso que su voto ha sido “en conciencia”. Sin embargo, hay necesariamente más diputados díscolos, ya que ningún candidato al Constitucional alcanza los 243 votos que suman PSOE, PP, UP (con un diputado menos por el momento por Alberto Rodríguez) y Foro (que ha votado a todos).

Un Congreso semi vacío en protesta contra los dos candidatos

Cuando ha llegado el momento del debate en el Congreso, varios partidos han abandonado el Hemiciclo y algunos han rechazado también participar en la votación. Con ello, el debate ha sido breve, ya que muchos partidos no han intervenido.

En concreto, ERC, JxCat, PDeCat, la CUP, EH-Bildu y BNG han abandonado sus escaños en signo de protesta. Y ERC, PNV, EH Bildu, PDeCat, CUP, JxCat, BNG y Más País no han participado en la votación a los magistrados ni del Tribunal Constitucional ni del Tribunal de Cuentas.

Seis partidos abandonan el pleno del Congreso contra los candidatos al TC

Seis partidos abandonan el pleno del Congreso contra los candidatos al TC EFE EFE / FERNANDO ALVARADO

Francisco Aranda Vargas (PSOE) ha defendido las candidaturas al TC porque para su partido, ha dicho, “cumplir la Constitución no es solo obligado sino necesario”, así como hacerlo “sin peros” y sin “excusas”. En este sentido, ha recordado los más de 1.500 días que lleva bloqueado el Consejo General del Poder Judicial. También ha asegurado que pactó con el PP el desbloqueo por “interés general” por encima de intereses partidistas y ha dicho que el PSOE ha cumplido con las propuestas de candidatos guiados por “conductas ejemplares y valía jurídica”.

Desde Unidas Podemos, Antonio Gómez-Reino Varela ha reconocido sin embargo que es una “votación difícil” pero ha asegurado: “Mientras el PP sea imprescindible solo hay dos opciones: o pactar con ellos sabiendo lo que son o que continúe el secuestro de los órganos constitucionales”. Cuando ha terminado, ha recibido algunos gritos y burlas de otros diputados que han ironizado la situación al canto de “sí se puede”.

Vicente Tirado Ochoa (PP) ha celebrado un acuerdo que “da estabilidad a las instituciones” y ha asegurado que “los candidatos representan el consenso democrático alcanzado por la mayoría reforzada” del Parlamento y “tienen toda la legitimidad” que confiere la Constitución.

"Insulto a la democracia", "amaño" y "fraude"

José María Sánchez García, de Vox, ha calificado este como un “triste día” por lo que ha calificado como “un insulto a la democracia”. Ha tildado también de “insulto” la intervención del portavoz de Unidas Podemos para defender un “reparto totalmente politizado de los magistrados”, elegidos por su “dependencia política” en lo que ha señalado como una “práctica bipartidista lesiva”.

El portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha tildado de “pantomima” la votación de este miércoles y ha dicho que forma parte de “las prácticas rancias del bipartidismo” a la que se ha sumado Unidas Podemos: “Es mejor ser amigo de, tener carnet y ser uno de los nuestros que no trabajar, tener mérito y capacidad”. “Ninguno de los cuatro candidatos parece independiente”, ha añadido.

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha criticado que se votan “candidatos que no son idóneos y por diputados que saben que no son idóneos”, mientras que Joan Baldoví (Compromís) ha criticado que el Congreso huele “a amaño, obscenidad y a escándalo” porque Arnaldo es un “candidato manchado de parcialidad”, de “negocios oscuros y de indecencia” que no “sirve” para estar en el TC.

Josep Pagès (Junts) ha tildado la votación de “fraude democrático” y de “vergonzoso reparto de cargos”. Ha criticado también la “retórica de pinzas en la nariz” porque quien lo dice son “los de siempre haciendo lo de siempre” y ha reprochado a los socialistas catalanes y a los ‘comunes’ su “falta de coherencia” por votar a favor y les ha instado: “No nos den lecciones de constitucionalismo”.

Y la diputada de la CUP Mireia Vehí ha criticado también que Arnaldo y Espejel son “dos perfiles intolerables desde una perspectiva democrática” ya que el Poder Judicial debería, ha dicho, ser “dique de contención al fascismo” y no “un reparto entre despachos”.

Antes del debate, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha señalado que sus diputados se han ido "en modo protesta para no avalar una infamia" y ha afirmado que la mejor manera de no reconocer algo es no participar en ello y denunciar que "esta coalición de Gobierno está dando entrada de forma vergonzosa a personajes terriblemente reaccionarios". También la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, ha coincidido con Rufián en que "estamos ante un ejemplo bochornoso y muy evidente del reparto de poder de esa alternancia del bipartidismo, alejado de cualquier parámetro democrático".

Pese al malestar entre los socios del Ejecutivo y los votos díscolos, todos los candidatos han superado la mayoría cualificada de tres quintos necesaria para la renovación de estos órganos (situada en 210 diputados) y su nombramiento deberá ser convalidado ahora en el Senado. 

Noticias

anterior siguiente
-->