Enlaces accesibilidad
Birmania

La Junta Militar de Birmania anuncia la liberación de 5.600 detenidos políticos

  • Aseguran que quieren restaurar la democracia y culpan a la oposición de los enfrentamientos
  • La ASEAN ha excluido a la Junta Militar de su próxima cumbre
  • La represión militar ha costado la vida a 1.100 personas, según la ONU y activistas de derechos humanos

Por
Imagen de archivo de una protesta contra el golpe militar en Myanmar. Foto: Colaborador/Afp
Imagen de archivo de una protesta contra el golpe militar en Myanmar. Colaborador/Afp

La Junta Militar de Myanmar (la antigua Birmania) ha anunciado este lunes la liberación de 5.600 opositores detenidos en las protestas contra el golpe militar de febrero pasado.

Según la ONU y la ONG local Asociación de Asistencia a los Presos Políticos, la represión militar ha causado 1.100 muertos y hay 7.000 detenidos, informa Afp. La liberación de presos, supuestamente motivada por causas humanitarias, tendrá lugar coincidiendo con la fiesta budista de Thadingyut, que comienza este próximo martes. 

Al mismo tiempo que ha anunciado la amnistía, el jefe de la Junta Militar, Min Aung Hlaing, ha culpado de los disturbios a los propios opositores, unidos en el autoproclamado Gobierno de Unidad Nacional.

"La mayor parte de la violencia ha tenido lugar por las provocaciones de grupos terroristas", ha asegurado Min Aung Hlaing en un discurso televisado. "A nadie le importa su violencia, y solo nos piden que resolvamos el problema. La ASEAN debería trabajar en eso".

Aung Hlaing ha asegurado que el objetivo de la Junta es restaurar la paz y la democracia en el país.

La ASEAN excluye a la Junta Militar

La Junta Militar de Myanmar sale así al paso de la decisión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) de no invitarles a su próxima cumbre, que tendrá lugar entre el 26 y el 28 de octubre. En su lugar, invitará a un representante no político y neutral, informa Reuters. 

El Gobierno de Unidad Nacional ha saludado la decisión de la ASEAN como un "paso importante", aunque continúa exigiendo el reconocimiento oficial como gobierno legítimo del país.

El 1 de febrero, los militares de Myanmar acabaron mediante un golpe de Estado con una década de democracia inestable y reformas económicas. Desde entonces, miles de personas han sido detenidas, incluyendo a la que fuera primera ministra, y premio Nobel de la Paz, Aung Sang Suu Kyi, cuyo partido ganó las últimas elecciones. 

La ASEAN encabeza los esfuerzos para un acuerdo político que pacifique Myanmar, donde a las protestas de la oposición y la represión de los golpistas se une la acción de grupos armados de origen étnico.

Noticias

anterior siguiente