Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Un comité aconseja a la agencia del medicamento de EE.UU. la tercera dosis de la vacuna solo para mayores de 65

Por
Un paciente recibe una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer en Southfield, Michigan
Un paciente recibe una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer en Southfield, Michigan. Emily Elconin/Getty Images/AFP

El comité de asesores de la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado este viernes una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 pero solo para los mayores de 65 años y la población en situación de alto riesgo. La aprobación se ha producido con el voto unánime de los 19 miembros del panel.

La aprobación se ha celebrado en una segunda votación tras haber rechazado previamente, con amplio respaldo, el plan de una tercera dosis para la mayoría de la población, al considerar insuficientes las pruebas para administrar una tercera dosis a todo el mundo.

De este modo, se restringe la petición de Pfizer, que había solicitado la aprobación de este refuerzo para las personas mayores de 16 años seis meses después de la segunda dosis.

Durante la discusión de más de ocho horas, con intervenciones de decenas de científicos de Estados Unidos y otros países, especialmente Israel y el Reino Unido, han quedado patentes las dudas en la comunidad internacional acerca de la seguridad y pertinencia de la vacuna de refuerzo para los mayores de 16 años.

Toque de atención para el Gobierno de Biden

En este sentido, el doctor Paul Offit ha criticado las prisas de la Administración Biden y la farmacéutica para lograr esta autorización general. "Esta es una gran decisión (...) No entiendo cuál es la razón por la que no podamos dedicar más tiempo a mirar los datos", ha dicho Offit, del Centro de Educación de Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia (Pensilvania) durante el debate.

Por su parte, Michael Kurilla, especialista en enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE.UU. ha subrayado que "no está claro que todo el mundo necesite el refuerzo, más allá del pequeño grupo de población que claramente estaría en alto riesgo de una enfermedad grave".

Entre los argumentos de apoyo al refuerzo los expertos de Pfizer han citado el repunte de casos por la variante delta, especialmente contagiosa, y las pruebas crecientes de que la protección de la vacuna comienza a disminuir con el tiempo.

La recomendación supone un toque de atención para el Gobierno de Biden, que había dado su apoyo explícito a la propuesta y comenzado a hacer planes para iniciar la administración de esta tercera dosis a los mayores de 16 años con la vista puesta en el 20 de septiembre.

La votación del panel de asesores de la FDA no es vinculante pero suele ser respetada por la agencia a la hora de emitir sus decisiones. La aprobación final la decidirán la próxima semana los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

La FDA autorizó el pasado mes de agosto la administración de una tercera dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna a las personas inmunodeprimidas.

Actualmente, el 63,5% de la población estadounidense mayor de 12 años se encuentra vacunada con la doble pauta, pero el ritmo de inoculación se ha ralentizado en los últimos meses, lo que ha elevado la preocupación entre las autoridades sanitarias. En las últimas semanas, EE.UU. registra una media de en torno a 150.000 contagios diarios y cerca de 1.500 muertes, cifras no vistas desde el comienzo del año.

Noticias

anterior siguiente