Enlaces accesibilidad
Conflicto en Afganistán

Sayed Saadat, de ministro de Comunicaciones en Afganistán a 'rider' en Alemania

Por
Sayed Saadat, de ministro de Comunicaciones en Afganistán a 'rider' en Alemania

Sayed Saadat era ministro de Comunicaciones en Afganistán y se fue del país hace casi un año sabiendo que un día los talibanes acabarían volviendo al poder. Hoy, dos años después de dejar su cargo como ministro, se le puede ver por las calles de Leipzig, trabajando como cualquier otro 'rider' con su mochila y su bicicleta por un sueldo de unos 15 euros la hora. 

"Todo el mundo tiene que pagar la renta, comer, yo pude haber sido un ministro corrupto, haber robado millones de dólares, haber comprado edificios aquí o en Dubai y no necesitar trabajar, por eso estoy muy orgulloso y tengo la conciencia tranquila", dice este exministro afgano de 49 años que se fue de su país el pasado mes de septiembre.

Como responsable de comunicaciones del Gobierno de Ashraf Ghani, Sayed Saadat negociaba con China o con La India los satélites y las nuevas tecnologías. Ahora, este doctorado en Oxford anima a todos los afganos que un día fueron políticos a que no se avergüencen de trabajar. "Al fin y al cabo - dice- trabajando de repartidor sirvo a la gente, lo mismo que cuando era político".

Cree que la comunidad internacional debería reconocer a los talibanes

Su historia ha ganado protagonismo tras la vuelta al poder de los talibanes, mientras sus familiares y amigos también quieren irse de Afganistán,  según recoge la agencia Reuters, y unirse a los miles de compatriotas que ya han salido del país en alguno de los vuelos fletados por las potencias occidentales.  

Sayed Saadat cree que la comunidad internacional, que de momento solo ha admitido contactos con los talibanes para facilitar las operaciones de evacuación, debería reconocerlos para sacar la economía del país adelante porque Afganistán es un país con recursos naturales. "Espero que otros políticos también sigan el mismo camino, trabajando con el público en lugar de simplemente esconderse", ha asegurado.

Con la retirada de las tropas estadounidenses en el horizonte el próximo 31 de agosto, el número de solicitantes de asilo afganos en Alemania ha aumentado desde  principios de año en más de un 130%, según datos de la Oficina Federal de Migración y Refugiados.

"Los primeros días fueron difíciles"

Pero incluso Saadat, con su trayectoria profesional como exministro, y con grados en Tecnología Informática y Telecomunicaciones, ha tenido que luchar en Alemania por encontrar un empleo y, sin hablar alemán, sus posibilidades de encontrar un trabajo en un campo relacionado con su carrera profesional eran escasas.

"El idioma es la parte más importante", asegura Sadaat, que también tiene la ciudadanía británica, en declaraciones recogidas por Reuters, y todos los días practica durante cuatro horas el alemán en una escuela de idiomas, antes de comenzar su turno vespertino de seis horas repartiendo comidas para Lieferando, donde empezó a trabajar este verano.

"Los primeros días fueron emocionantes pero difíciles", ha contado Saadat, que recuerda el desafío que tuvo que superar para aprender a andar en bicicleta con el tráfico de la ciudad. "Cuanto más sales y más gente ves, más se aprende", asegura.

La historia de Sayed Saadat se ha hecho muy popular en las redes sociales y ahora le llueven las ofertas de trabajo.

Noticias

anterior siguiente