Enlaces accesibilidad

Aumenta a 170 la cifra de muertos mientras miles de afganos esperan ser evacuados en el aeropuerto de Kabul

  • El Pentágono ha asegurado que solo hubo una explosión y no dos a las afueras del aeropuerto de Kabul
  • El Portavoz del Departamento de Seguridad de EE.UU. ha confirmado que 5.400 personas intentan aún salir de la capital afgana

Por
Personas a las puertas de un hospital buscando a personas desaparecidas tras el atentado de Kabul AFP/AAMIR QURESHI

El atentado perpetrado por el autodenominado Estado Islámico del Jorasán ha dejado en Kabul 170 muertos y más de 150 heridos. Entre los fallecidos se encuentran 13 soldados norteamericanos y tres ciudadanos británicos, uno de ellos un niño, además de dos heridos, según informaba hoy el ministro de exteriores del país, Dominic Raab.

Pese al miedo y a las amenazas de nuevos ataques miles de afganos continúan esperando  en el aeródromo a ser evacuadas. Así lo ha confirmado el Pentágono durante una rueda de prensa en la que ha explicado que "5.400 ciudadanos" siguen en las instalaciones para poder subir en un avión que los saque de Afganistán un día después del atentado que se ha cobrado la vida de centenares de personas.

Solo el hospital Wazir Akbar Khan de la capital afgana ha recibido 145 cuerpos sin vida tras el atentado en el aeropuerto de la capital y medio centenar recibe atención con heridas graves, han afirmado este viernes a Efe fuentes sanitarias. Otros 16 fallecidos se contabilizaron en el hospital de la ONG italiana Emergency en Kabul, mientras que en ese centro unos 40 pacientes fueron ingresados también con lesiones por la explosión, según la misma fuente. 

Tras la confusión inicial, el Departamento de Seguridad de EE.UU. ha señalado este viernes que hubo una única explosión fuera del aeropuerto Kabul, y no dos como informó ayer. El subdirector de Logística del Estado Mayor de EE.UU., el general Hank Taylor, ha dicho en una rueda de prensa que finalmente no creen que hubiera un segundo estallido el jueves "en o cerca" del Hotel Baron, próximo al aeropuerto.

El ataque fue perpetrado por un terrorista suicida que se inmoló cerca de uno de los accesos al aeropuerto, según confirmó el Pentágono. Minutos más tarde el ataque fue reconocido por el autodenominado Estado Islámico del Jorasán, enemigo de los talibanes y de occidente, que reivindicó su autoría en el atentado a través de sus canales oficiales de comunicación.

Ante el riesgo de que puedan aumentar los ataques en la zona, los talibanes han bloqueado el acceso a las carreteras que llevan al aeropuerto. Varias imágenes muestran a los combatientes integristas controlando el tráfico en las inmediaciones del aeródromo de la capital afgana y parando a viandantes que se acercaban a los alrededores. Tras el atentado el grupo insurgente ha ganado posiciones y las fuerzas especiales talibanes "Victorious Force" han ido tomando el control de la parte militar del aeropuerto de Kabul, ha comentado Bilal Karimi, un portavoz de los talibanes, a la agencia de noticias EFE.

El Pentágono considera que existen "amenazas creíbles"

El atentado en el aeropuerto no ha parado las operaciones de EE.UU. en el aeropuerto de Kabul que, según ha cofirmado el portavoz del Pentágono este viernes durante una rueda de prensa, seguirán hasta el último momento. Sin embargo, ha querido señalar que existen "amenazas creíbles" contra su misión en Afganistán.  "Todavía creemos que hay amenazas creíbles. De hecho, diría que son amenazas específicas creíbles", ha dicho el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby.

Kirby ha asegurado que las fuerzas de su país están preparadas para afrontar dichas amenazas sobre las que no quiso dar detalles y ha subrayado que aún investigan lo ocurrido ayer y si hubo algún tipo de fallo de seguridad por parte de los talibanes, enemigos del EI, en el perímetro de fuera del aeropuerto.

El presidente del Gobierno, Joe Biden, en una comparecencia en el día de ayer, envió un mensaje a los terroristas, "os vamos a cazar y os lo vamos a hacer pagar", dijo para luego dejar claro que no cancelarían su misión y que las tropas permanecerán en el país hasta el día 31 de agosto, fecha límite marcada por los talibanes.

Fin de las evacuaciones en Afganistán

Aunque todavía quedan miles de afganos esperando para salir del país la gran mayoría de países aliados ha dado por finalizadas sus tareas de evacuación del país asiático.

La inestabilidad en la zona sumado al atentado provocado por el DAESH de ayer ha hecho que países como Alemania, Italia, Francia, Países Bajos, Dinamarca, Bélgica, Polonia o Hungría terminaran sus operaciones en el país asiático, mientras que Reino Unido y Estados Unidos continuarán hasta la fecha límite.

España también ha terminado las tareas de evacuación y hoy ha llegado al país el último avión A400 que traslada a militares, personal diplomático y colaboradores afganos. Aún así, el Gobierno ha expresado que no dejarán a nadie atrás y que buscarán la manera, junto a los países aliados, de seguir sacando gente de Kabul. El contingente español ha conseguido desplazar a 2.206 personas afganos que huían de los talibanes.

Noticias

anterior siguiente