Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El responsable de Defensa de Australia, John Campbell, ha reconocido que sus tropas desplegadas durante la guerra de Afganistán cometieron 39 homicidios ilegítimos de civiles. Lo ha hecho con base en una investigación sobre la conducta de su personal de fuerzas especiales. Afganistán ha acogido con satisfacción este informe sobre los presuntos crímenes de tropas australianas entre 2005 y 2016.

El 12 de septiembre ha arrancado en Qatar un proceso inédito: las negociaciones de paz entre el gobierno de Afganistán y los Talibanes. Las posiciones de partida de ambas delegaciones están muy alejadas, pero el hecho de sentarse en una misma mesa representa ya un paso para intentar resolver un conflicto que dura desde hace casí dos décadas, y que ha dejado más de 160.000 muertos. Nuestra corresponsal en Oriente Próximo Cristina Sánchez nos recuerda en este reportaje los retos de estas negociaciones de paz.

Afganistán es uno de los países más pobres y también más convulsos de las últimas décadas. Campo de batalla entre las potencias mundiales durante la Guerra Fría y base del terrorismo de raíz islámica en los promeros años del siglo XXI, se sumió después en un conflicto interno que ha durado 20 años y al que ahora se quiere poner fin. La ceremonia inaugural del acto entre el Gobierno afgano y los talibanes se ha celebrado 19 años y un día después del 11S, evitando coincidir con el aniversario de los atentados que desencadenaron la intervención e invasión de EEUU en el país, su guerra más larga. Aunque los talibanes fueron despojados en rápidamente del poder pasaron a convertirse en insurgencia, a día de hoy siguen controlando territorio. En febrero se llegó al acuerdo de retirada gradual de las tropas internacionales y los talibanes se comprometieron por su parte, a no permitir operar en las zonas bajo su control a Al-Qaeda y a otros grupos extremistas. Ahí se abrió el camino a la negociación que se ha retrasado hasta hoy por discrepancias en torno al intercambio de prisioneros que comenzaron a ser liberados en agosto. En la última década han muerto más de 100.000 civiles en Afganistán según cifras de la ONU. Informa Cristina Sánchez.

El Gobierno afgano y los talibanes se sientan por primera vez en una mesa de negociación de paz, bajo la presencia del secrerario de Estado estadounidense, Mike Pompeo. Ambos mandatarios han llamado a aprovechar esta oportunidad para poner fin a un conflicto que se ha cobrado miles de víctimas. Será este lunes cuando cuando comience oficialmente. Informa Cristina Sánchez, corresponsal.

A finales de julio de 2010, la organización Wikileaks publicaba -con la ayuda de varios periódicos internacionales- los "diarios de la guerra de Afganistán." Con la difusión de esos documentos confidenciales, la web dirigida por el australiano Julian Assange se daba a conocer al mundo, y se convertía en un adversario para Estados Unidos, al arrojar luz sobre el conflicto afgano, en especial sobre las víctimas civiles de los bombardeos de las fuerzas internacionales y el papel de Pakistán en la contienda. Víctor Paredes nos recuerda en este reportaje esta primera gran filtración de Wikileaks. 

Los tres presos de Guantánamo acogidos por el Gobierno cumplen diez años en España. Durante todo este tiempo han recibido una paga mensual, viven en pisos de Cruz Roja y están controlados por la Policía. TVE ha entrevistado Yasin, que ha combatido en Afganistán a las órdenes de Bin Laden y que todavía tiene secuelas. "Tengo un sufrimiento profundo clavado en mi cabeza. A veces me dan ataques de ira y destrozo el piso. Sigo viviendo en Guantánamo, aunque ya estoy fuera", cuenta.

El presidente Donald Trump ha autorizado sanciones en forma de congelación de fondos en EE.UU. como la entrada al país contra miembros de la Corte Penal Internacional relacionados con investigaciones sobre crímenes de guerra cometidos por soldados norteamericanos en Afganistán. Fuentes de la Administración aseguran que se ha producido un avance en esas investigaciones. EE.UU. nunca ha aceptado la jurisprudencia de ese tribunal, creado en 2002, pese a estar vinculado a la ONU.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, y Abdullah Albdullah, el segundo candidato más votado en las elecciones del pasado septiembre y que no reconoció la victoria de su rival, han alcanzado este domingo un acuerdo político para poner fin a meses de inestabilidad política en el país asiático.