Enlaces accesibilidad

Turquía pide ayuda a la Unión Europea para controlar los incendios que ya han dejado ocho muertos

  • España ha enviado a Turquía dos aviones bombero tipo Canadair y uno de transporte
  • En solo cinco días, entre el 28 de julio y el 1 de agosto, se declararon 125 incendios en Turquía

Por
Ocho muertos y 900 heridos en los incendios de Turquía

Continúan los esfuerzos de las autoridades turcas para acabar con los ocho incendios en el sur y oeste del país, casi todos en zonas turísticas. Turquía cuenta ahora con el apoyo España Croacia en la labor de sofocar las llamas, que han enviado aviones bombero a través de la Unión Europea (UE).

Las consecuencias del incendio, que ha dejado ocho víctimas mortales, continúa siendo evaluada por las autoridades. Según ha comentado el ministro turco de Agricultura y Bosques, Bekir Pakdemirli, "aún estamos valorando los daños causados". El más grave de los ocho incendios activos es el desatado el pasado miércoles en Manavgat, en la costa mediterránea, a unos 60 kilómetros al este de Antalya y causante de siete muertes registradas hasta ahora.

Un joven perdió la vida en Marmaris al intentar ayudar a los bomberos

Un joven perdió la vida en Marmaris al intentar ayudar a los bomberos EFE / EPA / ERDEM SAHIN

Otros cinco focos fuera de control se localizan en la provincia meridional de Antalya y en Mugla, costera del mar Egeo. Los dos fuegos restantes se sitúan en Tunceli y en Marmaris, donde este viernes perdió la vida un joven al intentar ayudar a los bomberos en la zona turística. En el popular destino de Marmaris las llamas han hecho también evacuar varias aldeas y barrios y han dejado inaccesibles importantes carreteras. Actualmente se encuentran colaborando en el control del incendio 100 bomberos enviados por parte de Azerbaiyán.

Entre el 28 de julio y el 1 de agosto, en Turquía se han declarado 125 incendios, de los cuales 117 ya se han extinguido por completo o se encuentran bajo control. Debido a estos acontecimientos, la oposición turca ha reprochado al Gobierno la carencia de aviones bombero, algo por lo que ayer Ankara activó el mecanismo para solicitar ayuda a la UE.

La Unión Europea está actuando en plena solidaridad con Turquía

A través del organismo RescEU, se han movilizado dos aviones bombero tipo Canadair  y un avión de transporte de España un hidroavión de Croacia. Según ha manifestado el comisario europeo de gestión de crisis, Janez Lenarcic, la Unión Europea está actuando "en plena solidaridad con Turquía" y se presta dispuesta a "enviar más ayuda".

España ha prestado ayuda con dos hidroaviones y un avión de transporte

El Gobierno de España ha anunciado este lunes que enviará dos hidroaviones y un avión de transporte a Turquía para participar en los esfuerzos para la extinción de más de un centenar de incendios desencadenados durante los últimos días en el país. Esta acción forma parte del ofrecimiento formulado el domingo por el presidente español, Pedro Sánchez, como muestra de la solidaridad del país con las víctimas de lo que ha descrito como una "terrible catástrofe".

Los dos hidroaviones despegarán hoy desde Málaga y llegarán mañana a Turquía, mientras que el avión de transporte lo hará esta tarde, aunque todos tienen como destino un aeropuerto en la provincia de Mugla. El Ministerio de Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha señalado en un comunicado que con estos aviones viajarán 22 militares y cinco miembros de la Unidad Militar de Emergencia (UME) para realizar labores de enlace terrestre.

La Embajada española en Ankara ha coordinado esta operación y mantiene abiertas las líneas de emergencia consular en el caso de que fuera necesario dar asistencia a algún ciudadano español.

Siguen activos varios incendios forestales en el sudeste de Turquía

En total, las autoridades turcas están utilizando 16 avionesnueve aeronaves no tripuladas, 45 helicópteros más de 800 vehículos. Asimismo, 4.800 personas han sido desplegadas en las labores de extinción, que se están viendo dificultadas por las altas temperaturas en el Mediterráneo oriental, que superan los 40 grados en Antalya y la costa del mar Egeo.

Aviones en tierra

La polémica se ha desatado en Turquía al conocerse que el país dispone de nueve hidroaviones CL 415, el mismo modelo que ahora llega desde España, pero no puede operarlos por falta de mantenimiento. Por ahora, el país afectado utiliza sobre todo helicópteros y ha alquilado tres aviones Beriev BE-200 a Rusia, un modelo mucho más grande que el CL 415 pero según los expertos más útil en territorio llano y no tanto en zonas montañosas como la costa del mar Egeo.

Por ello, la llegada de los dos hidroaviones españoles, así como de otro procedente de Croacia anunciado hoy también por la Comisión Europea, puede ser decisiva para los bomberos turcos.

"Gracias por su solidaridad y amistad. Gracias por su contribución", escribió el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, en su cuenta en Twitter, con la segunda parte de la frase en español, al retuitear el mensaje de su homólogo español, José Manuel Albares, que anunciaba la colaboración española.

Una joven turca acaba arrastrada por una riada al intentar reunirse con su hermano

Evacuación por barco

Marmaris, un popular destino turístico, sigue bajo el cerco de las llamas, que han obligado a evacuar varios núcleos habitados de la región. Los residentes de la urbanización de Içmeler, en una playa situada a unos cuatro kilómetros de Marmaris, fueron evacuados el sábado por barcos turísticos y yates, ya que la carretera se hallaba cortada por el incendio.

Al mismo tiempo, la marina turca desplazó dos buques a la zona para intervenir en caso de necesidad. Los incendios alrededor de Bodrum, otro destino turístico situado algo más al norte, pudieron ser controlados el domingo, según anunció el ministro de Agricultura y Bosques, Bekir Pakdemirli.

La aparición de numerosos focos casi simultáneos ha disparado en la prensa turca las especulaciones sobre actos de sabotaje y la prensa nacionalista ha atribuido a la guerrilla kurda, el proscrito Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), unas supuestas instrucciones de luchar contra Turquía mediante "gasolina y cerillas".

El propio presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dio el sábado pábulo a estos rumores al insistir que "desde que el año pasado los dirigentes de la organización terrorista dieran instrucciones de quemar los bosques, los incendios en Turquía se han duplicado". Hoy, el ministro del Interior, Süleyman Soylu, matizó en una rueda de prensa que se han recibido 300 denuncias respecto a posibles sabotajes, y que se evalúan todas, pero que no se pueden dar datos sin tener pruebas claras.

La oposición, por su parte, ha achacado al Gobierno la responsabilidad de los incendios por no tomar medidas de previsión y por carecer de los medios adecuados para combatir las llamas.

Noticias

anterior siguiente