Enlaces accesibilidad

España entra en la recta final para la vacuna del VIH: se buscan voluntarios contra reloj

  • Se buscan voluntarios contra reloj tras dificultades de los investigadores para encontrar candidatos
  • En total, 250 españoles participan en el ensayo mundial que espera resultados definitivos en meses
  • Las personas con VIH la consideran un "alivio" y "una vacuna contra el estigma"

Por
Investigadores de todo el mundo trabajan en la recta final del ensayo
Investigadores de todo el mundo trabajan en la recta final del ensayo. GETTY

Jorge se ha puesto en manos de la ciencia y ya ha recibido la primera dosis dentro del ensayo para la vacuna contra el VIH. "Mi razón principal es formar parte de un proyecto que puede realmente cambiar la historia", asegura. Vive en Madrid y tiene 30 años. Él es uno de los 250 ciudadanos españoles que están dando el paso para dar la vuelta a una realidad que cada año suma 1,5 millones de personas infectadas en el mundo y 690.000 muertes por causas relacionadas. 

Este madrileño forma parte de un ensayo clínico mundial que ya ha alcanzado la fase III, la última antes de su comercialización. Un hito que, quizás, ha quedado deslucido ante el bombardeo de datos sobre las vacunas para la Covid 19 y la información a cuentagotas de los responsables del ensayo, conscientes de que acarician algo por lo que llevan décadas trabajando.

Es un ejercicio de responsabilidad con la humanidad

Pero para llegar a la meta se necesita antes la valentía de ciudadanos como Jorge: "En principio me parecía un proyecto muy interesante y tuve la sospecha de que, probablemente, no iba a haber tanta gente que quisiera participar en ello, y yo creo que, de alguna manera, es un ejercicio de responsabilidad con la humanidad".

La vacuna supondría un hito en la lucha contra el VIH

La vacuna supondría un hito en la lucha contra el VIH GETTY

Está en lo cierto. Faltan voluntarios. Así lo asegura a RTVE.es uno de los capitanes del ensayo en nuestro país, el jefe de Enfermedades infecciosas del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, Vicente Estrada: "Hace falta gente. Es un trabajo contra reloj y requiere una cierta rapidez porque interesa que esté representado de manera global. España tiene un papel destacable y muy relevante en cuanto al número de participantes". En enero empezaron con el reclutamiento de voluntarios y en septiembre deben tener cubierta la cuota de los 250 participantes que proporciona España, dentro de los 3.800 ciudadanos de ocho países integrantes de este gran proyecto.

"Tenemos muchos voluntarios, pero cuando al final hablas con ellos y les cuentas que la mitad reciben placebo, se echan atrás. Por otro lado, los participantes deben saber que si se hacen un test de VIH en la farmacia o por otra razón, les puede salir positivo porque el organismo va a desarrollar anticuerpos". Este hecho resulta "incómodo" para muchos voluntarios, asegura el doctor Estrada. Por otra parte, los investigadores explican que también ha complicado el reclutamiento de personas la implantación de la PrEP, la profilaxis prexposición, una pastilla diaria que evita el contagio, ya que no es compatible con el estudio.

En el caso de Jorge, se decidió a participar después de que se lo comentase un amigo. Tras recibir la inyección explica que, por el momento, no ha tenido ningún síntoma y hace vida normal, al tiempo que anima a otros jóvenes como él a comprometerse. "Ojalá se acabe con esta lacra que llevamos arrastrando tantos años", sentencia.

Se buscan hombres y personas trans, sin VIH y entre 18 y 60 años, que mantengan relaciones sexuales con otros hombres y/o trans. El estudio se está llevando a cabo en distintos hospitales de MadridBarcelonaCórdoba Valencia, y los organizadores insisten en sus carteles de reclutamiento que es "imposible" contraer la enfermedad a causa de las vacunas del estudio.

Proyecto Mosaico: cuatro dosis en 12 meses

'Mosaico' es el nombre de este ensayo que puede traer la primera vacuna contra el virus. Vendrá de la mano de Janssen, la farmacéutica de Johnson & Johnson, y consta de cuatro dosis repartidas en doce meses. "Como en un mosaico, se utilizan diferentes piezas: Janssen se encontró con que el VIH tiene determinadas partes en su estructura que no infectan, pero que pueden provocar una respuesta inmune. Entonces, se han seleccionado esas partes de proteínas y, a la vez, está ligado con un inmunógeno, sustancia que potencia la respuesta inmune".

"Si en vacunas para el Covid se utiliza un fragmento concreto de RNA mensajero, aquí se utilizan partes diferentes del virus porque creen que la combinación es la que va a ser capaz de producir inmunidad", apunta Estrada, al tiempo que considera que "es una vacuna muy compleja, hecha con ingeniería genética y muy bien elaborada".

'Mosaico', un ensayo de Jassen

'Mosaico', un ensayo de Jassen

La gran pregunta es cuándo pasará de ser un ensayo a una realidad. El doctor indica que, siendo muy optimistas, a finales del 2023 o durante 2024 podríamos hablar de su comercialización. "El ensayo ya habrá acabado y tendremos información suficiente para saber si la vacuna funciona o no", detalla. Por su parte, desde la farmacéutica belga no aportan información para este reportaje.

La vacuna para la Covid 19 ha ralentizado a la del VIH

En contra de la percepción que se pueda tener, en principio, esta carrera de fondo no se ha visto beneficiada por la búsqueda de la vacuna contra la Covid. De hecho, lo ha ralentizado, ya que el ensayo iba a empezar antes de la pandemia. "Hay un mayor interés por las vacunas y su seguridad, pero en cuanto al reclutamiento y procedimiento del estudio, lo ha bajado", apunta el investigador. Aunque por otro lado añade que se puede sacar la parte positiva: "En general, es un momento en el que la gente ha ido adquiriendo interés por las vacunas y ya no hay tanto rechazo. Esto se puede extender a que entiendan la importancia de estar vacunado contra el VIH".

También se puede tomar nota sobre la agilidad político-administrativa en cuanto a la aprobación de la vacuna del coronavirus, aunque en este aspecto, señalan los expertos, el ensayo parece tener los deberes hechos.

La pandemia complica la atención del VIH

Las personas con VIH la ven como una "vacuna contra el estigma"

Alejandro, nombre ficticio, dio positivo en VIH con 24 años. Era principios de 2014 y acababa de terminar la carrera en Madrid. En abril de ese mismo año, cuando le bajan las defensas, comenzó a tomar la medicación contra el virus. "En un primer momento sentí rabia y tristeza, lloré bastante, pero luego te vas informando y ves que no es como en los 80 cuando era una sentencia de muerte, que ibas a caer antes o después", relata.

En un primer momento sentí rabia y tristeza, lloré bastante, pero luego te vas informando y ves que no es como en los 80

Nada que ver con su día a día en el Madrid de 2021: "Lo único que cambia mi vida con el resto de la gente es recoger la medicación cada dos meses y un análisis rutinario cada seis", cuenta desde la Plaza Pedro Zerolo de Madrid, la misma que ha sido testigo de la transformación de una sociedad que, a pesar de los avances, no acaba de encajar la situación de las personas seropositivas.

"Para mí es una vacuna contra el estigma. Un alivio. Seguramente salvará muchas vidas en países en desarrollo, pero en los países donde el VIH ya no mata, lo que sí persiste es el estigma, el desconocimiento de una gran parte de población que no sabe que con medicación no puedes trasmitir el virus", subraya Alejandro, y añade: "Nos facilitará mucho la vida de cara a la sociedad, de cara a tener relaciones, etc... porque ese miedo a contagiar ya no va a estar".

VIH en España: 3.000 casos al año

Como Alejandro, en España viven entre 140.000 y 170.000 personas con el virus, de las que casi una de cada cinco no está diagnosticada. Cada año se detectan más de 3.000 nuevos casos en nuestro país, según datos del Ministerio de Sanidad.

Las asociaciones también están dentro de este ensayo con el que colaboran, y al que respaldan y defienden. Sin embargo, buscan soluciones más inmediatas. Son ellos los que día a día toman el pulso al avance del VIH en las calles, y ponen el foco de la solución en la PrEP que, consideran, no acaba de despegar a pesar de su inclusión en el Sistema Nacional de Salud desde 2019.

El barrio de Chueca, en Madrid, símbolo en la lucha contra el virus

El barrio de Chueca, en Madrid, símbolo en la lucha contra el virus GTRES

Es el caso de la Asociación Apoyo Positivo que, desde 1993, denuncia el abandono que ha sufrido el colectivo, tanto en los últimos meses, como en las últimas décadas. "Era básico buscar soluciones para la Covid 19, pero no se puede dejar de lado a las personas que viven otra pandemia", señala Reyes Velayos, presidenta de la asociación.

¿Cuántas vacunas hemos hecho contra la Covid en seis meses? No es comparable ni quiero quitar importancia a la Covid, pero hay muy poca voluntad política

"Se está conmemorando que hace 40 años se detectó el primer caso. Son muchos años. ¿Cuántas vacunas hemos hecho contra la Covid en seis meses? No es comparable ni quiero quitar importancia a la Covid, pero hay muy poca voluntad política. El VIH no le importa a nadie porque se piensa que no afecta a la población general del planeta", explican desde Apoyo Positivo. En el mundo, un total de 37,6 millones de personas viven con el virus y 35 millones han muerto de SIDA, según datos de ONUSIDA.

La PrEP y la vacuna dibujan un horizonte esperanzador. "Somos optimistas", añade Velayos, aunque matiza que en lo referido al futuro inmediato del VIH, habrá sido "un triunfo sanitario-científico, pero un gran fracaso social porque se sigue estigmatizando".

Cuatro décadas son demasiadas para recorrer un largo túnel en el que se empieza a vislumbrar la luz, pero que por el camino se ha llevado a personas, familias y principios de la sociedad. Una vez más, es la ciencia la que da con la clave.

Noticias

anterior siguiente