Enlaces accesibilidad
Elecciones en Irán

El ultraconservador Ebrahim Raisí parte como claro favorito en las elecciones presidenciales de Irán

  • La mayoría de los candidatos a las elecciones presidenciales han sido excluidos
  • Ebrahim "Raisi" es partidario de mantener un Estado controlado por la ley islámica

Por
Ebrahim Raisí, el candidato más conservador, favorito en las presidenciales de Irán

El calor, las urnas y los iraníes se dan cita este viernes en las elecciones presidenciales en Irán. Con la mayoría de los candidatos excluidos, el principalista, Ebrahim Raisossadat "Raisí" es el claro favorito. El Consejo de Guardianes y sus partidarios niegan que sea una maniobra para allanarle el camino, pero la oposición ha llamado al boicot.

Sus detractores le consideran el responsable de miles de asesinatos tras el triunfo de la Revolución Islámica mientras que sus partidarios ven en él un defensor de la moral islámica y un incansable luchador contra la corrupción y la pobreza que ha prometido cuatro millones de viviendas para los más desfavorecidos.

Al ver a Raisí uno pensaría que es Ayatollah, debido en parte a su turbante negro, aunque no lo es. Él es un Hoyatoleslam, el rango religioso inferior, pero Raisí puede usarlo porque es un sayyid, descendiente del profeta Mahoma. A ello hay que añadir que fue discípulo del líder supremo de Irán, el Ayatollah Khamenei y que ambos provienen de la misma ciudad, Mashhad, donde administró un importante santuario chií, por orden directa de su mentor, con una fundación que recauda ingentes cantidades de dinero.

Raisí es el jefe del Poder Judicial, un puesto en el que se ha mostrado como un riguroso observante de los principios más estrictos de la ley islámica y un empedernido luchador contra la corrupción que no ha dudado en impulsar procesos contra altos cargos de la administración.

Irán, pieza clave en Oriente Próximo

Además, tiene excelentes relaciones con los Guardianes de la Revolución uno de los pilares sobre los que se sostiene la República Islámica, capaces de intervenir en conflictos externos como la guerra de Siria.

Varios de sus comandantes se han reunido con él, entre otros el recientemente asesinado por Estados Unidos, Khasem Suleimani, con quien trató la posición de Irán en los diferentes conflictos de Oriente Próximo. Por todo ello muchos creen que el jefe del Poder Judicial podría ser el sucesor del Líder Supremo.

Irán se prepara para sus elecciones presidenciales con Ibrahim Raisi como candidato favorito

Si como pronostican los sondeos Raisí gana las elecciones presidenciales, la presidencia pasará de los reformistas a los conservadores afines a Khamenei. El líder supremo hará así realidad otro de los cinco pasos que considera necesarios para que la Revolución Islámica triunfe plenamente: el primero sería la revolución misma; el segundo, establecer un régimen islámico; el tercero, conseguir un gobierno islámico.

Al conseguirlo, el sucesor de Khomeini logrará dominar todos los resortes del poder en el país con el que construir una sociedad islámica ideal y justa. Es parte formulación teórica de lo que para Khamenei es la Revolución de 1979, que podría ponerse en peligro si Raisí es derrotado en las presidenciales.

Noticias

anterior siguiente