Enlaces accesibilidad
Fin de la era Netanyahu

Un gobierno inédito en la historia de Israel desaloja a Netanyahu del poder

  • Una amplia coalición de ocho partidos (3 de derechas, 2 de centro, 2 de izquierdas y uno árabe) ha desalojado a Netanyahu
  • Ha sido el primer ministro israelí que más tiempo ha ocupado el cargo, 15 años, de 1996 a 1999 y de 2009 a 2021

Por
Naftali Bennett releva a Netanyahu tras 12 años en el poder

Muchos pensaban que era imposible. Otros simplemente aún no se lo creen pero, desde este domingo, Israel comienza una nueva etapa política sin Benjamín Netanyahu. El todopoderoso primer ministro durante 15 años (de 1996 a 1999 y de 2009 a 2021), el más perdurable en el cargo en la historia de Israel, ha sido destronado por una coalición inédita de ocho partidos políticos.

Tres formaciones de derechas, dos de centro, dos de izquierdas y, como gran novedad, un partido árabe se han aliado para poner fin al reinado de Bibi, como le conocen popularmente a Netanyahu.

Sus diferencias ideológicas, antagónicas incluso, han quedado al margen para conseguir el objetivo principal: echar a Netanyahu del poder y terminar con el bloqueo político que Israel llevaba padeciendo en los últimos dos años con cuatro elecciones inconclusas.

La oposición de Israel anuncia un acuerdo de Gobierno para desbancar a Netanyahu

Gobierno del cambio

Del llamado gobierno del cambio se espera más bien poco. Se centrará en la recuperación económica tras la pandemia y en asuntos sociales, pero sin tocar el principal problema, el conflicto con los palestinos, que genera fricciones insalvables entre algunos de los aliados del pacto. Sin embargo, apostar por el statu quo puede suponer un problema a la larga, aunque tampoco se espera que este nuevo gobierno dure mucho.

El acuerdo aúpa al ultraderechista religioso Naftali Bennett al puesto de primer ministro durante dos años. Después cederá el testigo al centrista Yair Lapid, cuyo partido fue el segundo más votado en las pasadas elecciones y que es el gran muñidor de este ejecutivo del cambio.

Un gobierno más reducido en el número de ministerios y que “trabajará para unir y conectar a todas las partes de la sociedad israelí”, asegura Lapid. Falta hace en una sociedad tan dividida y polarizada por décadas de ocupación de los territorios palestinos y que ha visto últimamente cómo estallaba el odio entre judíos y árabes-palestinos en las llamadas ciudades mixtas israelíes.

La oposición de Israel anuncia un acuerdo de Gobierno para desbancar a Netanyahu tras 12 años en el poder - Ver ahora

Netanyahu: "El mayor fraude en la historia de Israel"

“Este gobierno es un peligro para la seguridad del país. Es el mayor fraude en la historia de Israel”, ha asegurado Netanyahu, inflamando así los ánimos de sus seguidores que han acosado con escraches y amenazas de muerte a algunos de los miembros del nuevo gabinete.

Hasta los servicios secretos israelíes han advertido del peligro de incidentes violentos debido a este clima de máxima tensión, que recuerda y mucho a los momentos vividos en 1995 con el asesinato del primer ministro Isaac Rabin a manos del extremista judío Yigal Amir.

Muchos recuerdan todavía la oposición radical ejercida por Netanyahu y otros líderes de la derecha contra Rabin y sus esfuerzos de paz con los palestinos. Con manifestaciones en las que se representaba al primer ministro laborista como Hitler e incluso con una soga al cuello. A Netanyahu le pidieron que moderara sus declaraciones y actos, pero no lo hizo.

Un legado de polarización social

Aquel fue uno de los capítulos más trágicos en la historia de Israel en el que ya tuvo un protagonismo incuestionable Netanyahu. Han pasado 25 años, de los cuales 15 han estado marcados por las políticas de derechas de Netanyahu, que deja un legado “de polarización de la sociedad israelí sin precedentes”, asegura Meir Margalit, activista de derechos humanos.

Netanyahu seguirá siendo miembro de la Kneset, el parlamento israelí, e intentará mantener el liderazgo de su partido, el Likud, del que se fueron algunos de sus antiguos aliados como Bennet y Gideon Saar, que ahora forman el nuevo gobierno.

Quienes le conocen, saben que Bibi no se rinde fácilmente y que es un mago de la política, capaz de sobrevivir mil veces, aunque con 71 años y siendo juzgado por corrupción, apenas le quedan opciones de recuperar el poder en el futuro.

Noticias

anterior siguiente