Enlaces accesibilidad
Protestas en Colombia

Nuevos incidentes en Cali tras choques entre civiles armados e indígenas

  • Supuestos civiles armados han disparado contra un grupo de indígenas que estaban manifestándose a las afueras
  • Según la versión policial, eran los indígenas quienes disparaban "con armas de fuego e incitando al terrorismo"

Por
Nuevos incidentes en Cali tras choques entre civiles armados e indígenas

El duodécimo día consecutivo de protestas ha vuelto a dejar varios heridos en Cali después de que unos supuestos civiles armados hayan disparado contra un grupo de indígenas que estaban manifestándose a las afueras de la ciudad. Según denuncia el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), la marcha indígena (Minga), compuesta por varias camionetas, ha sido atacada sobre las 14:20 -hora local- "por una turba uribista en conjunto con fuerza pública", que pretendían quitar el bloqueo en la zona de Cañasgordas, al sur de la ciudad.

"Con gran preocupación por lo sucedido, hemos recibido hasta el momento el reporte de 8 heridos, indígenas miembros del CRIC que habrían sido atacados a disparos", informó el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, quien pidió investigar a los autores de los ataques.

El CRIC considera que el ataque de civiles, que ha sido registrado en múltiples videos publicados en redes sociales, responde a una "táctica de represión que difiere los ataques desde los uniformados hacia los civiles armados que actúan como paramilitares".

Reproches entre los dos bandos

La Policía Metropolitana de Cali informó que acudieron al llamamiento de auxilio, pero tras ser informados de que "estaban siendo atacados por un grupo de indígenas".

Según la versión policial, en distintos vídeos se observa a los indígenas dispersarse por los conjuntos residenciales disparando "con armas de fuego e incitando al terrorismo; realizando de igual forma, saqueos a casas y apartamentos del sector, lesionando a cuatro personas con armas punzantes y objetos contundentes".

En cambio, el senador Feliciano Valencia, una de las voces de la comunidad indígena en el Congreso colombiano, ha denunciado que "familias ricas de Cali, en unión con la policía, en la avenida Pasoancho dispararon de manera indiscriminada contra la guardia indígena y la comunidad".

Duque pide "el mayor despliegue" de fuerza pública en Cali

El presidente de Colombia, Iván Duque, -que este lunes se reunirá con el Comité Nacional del Paro- ha pedido este domingo que se realice "el mayor despliegue" de fuerza pública en la ciudad de Cali, epicentro de las protestas que vive el país desde el 28 de abril, mientras que el expresidente Álvaro Uribe llama directamente al "ocupamiento militar" de la ciudad.

"En función de las facultades constitucionales que tengo como presidente de la República para acompañar y dirigir las situaciones de orden público local, deben en este momento ustedes garantizar (...) el mayor despliegue que se tenga de capacidades de nuestra fuerza pública", ha dicho Duque en un mensaje dirigido a la delegación de Gobierno que se encuentra en esta ciudad, la tercera más importante del país.

Empiezan a escasear los suministros en Cali, epicentro de las protestas en Colombia

Sin dar más detalles de si se refiere a un despliegue militar, como el que permitió hace una semana, o a la Policía que ya se encuentra patrullando en todas las ciudades del país, el presidente hizo ese llamamiento "para brindar toda la tranquilidad en la ciudad de Cali".

Minutos después, el expresidente Uribe (2002-2010), en un mensaje en sus redes sociales, alegó que confía "en el inmediato ocupamiento militar de Cali, confiamos en la acción eficaz y sostenida de nuestros soldados en el marco de la Constitución y los derechos humanos para proteger a la ciudadanía de Cali".

También pide a los indígenas que dejen las manifestaciones

Duque también ha hecho este domingo un llamamiento para que los indígenas vuelvan a sus territorios y así "evitar confrontaciones" con la población.

"Es cierto que ellos tienen el derecho a transitar por el territorio, pero sabiendo esta situación de orden público que se vive, deben ellos también enviar un mensaje claro para que retornen su camino a sus resguardos", ha solicitado Duque.

Desde el CRIC alegan que acuden a Cali "a ayudar no solamente a la ciudadanía sino a la misma institucionalidad y al Gobierno colombiano por la irresponsabilidad de no atender este paro como debe ser y, al contrario, militarizar las ciudades y los territorios".

Parte de la sociedad le ha solicitado a Duque que se traslade a Cali y sea él mismo quien interlocute con los protestantes. Sin embargo, el mandatario ha tomado la decisión de, "por prudencia, no hacer en este momento una presencia que distraiga el trabajo de la fuerza pública".

Las agresiones contra civiles copan las protestas

El ocurrido este domingo en Cali no es el primer incidente que se registra en estos doce días de protestas en los que está sumido Colombia. Este viernes por la noche hubo denuncias de que varias personas que iban en un coche de alta gama abrieron fuego contra un grupo de manifestantes en el sector de La Luna, en el centro de la ciudad, hiriendo a al menos dos personas, una de ellas de gravedad.

Fue justamente la guardia indígena (el ente de defensa del pueblo indígena) quien se encargó de atajar este episodio, ante la ausencia de fuerza pública en ese punto. También en la ciudad de Pereira, en el oeste del país, ha habido varios incidentes de civiles disparando contra manifestantes que protestaban de manera pacífica en eventos que recuerdan tristemente a los episodios más oscuros del paramilitarismo colombiano.

Las familias de los fallecidos en las protestas en Colombia denuncian violencia policial

Al menos 27 personas han muerto durante las protestas, según informaron el viernes la Fiscalía y la Defensoría en un documento en el que aclararon que de esos fallecimientos, 11 están ligados directamente con los hechos, siete están "en verificación" y hay nueve que no tienen relación con las protestas.

Sin embargo, la ONG Temblores ha documentado 47 víctimas mortales (35 de ellas en Cali), 1.876 casos de uso abusivo de la fuerza, al menos 28 víctimas de agresión ocular, 278 heridos y 963 detenciones arbitrarias en contra de manifestantes, así como casos de violencia sexual contra 12 personas. En más del 50 % de estos homicidios, los familiares y los testigos han señalado a la fuerza pública como autora.

Las movilizaciones comenzaron en contra de la ya retirada reforma tributaria del Gobierno del presidente Iván Duque, pero continúan contra un intento de reformar la salud, la brutalidad policial y la compleja situación de inseguridad.

El Gobierno quiere retomar los diálogos con la guerrilla

El gobierno de Colombia ha anunciado que va a intentar retomar los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). A pesar de que hasta el momento el grupo armado se niega a acatar las condiciones impuestas por el presidente Iván Duque: acabar con los secuestros, entregar a todos los secuestrados y poner fin a los actos criminales.

El ELN inició hace cuatro años negociaciones de paz con el anterior Gobierno colombiano, pero la última ronda de diálogo el pasado mes de agosto concluyó sin avances.

Noticias

anterior siguiente