Enlaces accesibilidad
Protestas en Colombia

Colombia reclama diálogo político en el noveno día de manifestaciones

  • Critican que el presidente haya comenzado el espacio de diálogo con los grupos sociales más afines al Gobierno
  • El número de víctimas mortales que dejan las protestas sigue siendo un punto de debate social

Por
Los bloqueos en las protestas provocan problemas de abastecimiento en Colombia

Los manifestantes y el Comité del Paro critican que el presidente Iván Duque haya comenzado el espacio de diálogo con los grupos sociales más afines al Gobierno. El mandatario colombiano no recibirá a los organizadores de las protestas hasta el próximo lunes.

Las voces que reclaman un diálogo para poner fin a la violencia en Colombia ganan relevancia mientras las manifestaciones siguen por noveno día consecutivo, en un país que vive con profunda tristeza y malestar la situación social. Duque, que el miércoles hizo hincapié en que los desmanes se deben a "manos criminales" con lazos con el narcotráfico, este jueves ha pedido "escucharnos como sociedad y encontrar soluciones", aunque sigue sin tender la mano a las organizaciones de las protestas. Lo que si ha aceptado es reunirse el viernes con líderes de la Coalición de la Esperanza, una alianza política de centroizquierda formada para las elecciones del próximo año, para discutir posibles soluciones a la crisis que vive el país.

Desde colectivos como el de los rectores universitarios llaman a un "diálogo amplio, inclusivo, honesto, alrededor de temas estructurales y urgentes que requieren soluciones construidas como un gran pacto social". El senador del opositor Polo Democrático, Iván Cepeda, cree que "el diálogo no puede ser entre el Gobierno y sus amigos. Eso sería un monólogo que no lleva a ninguna parte; con quien debe dialogar el Gobierno es con el Comité Nacional de Paro y tiene que ser un diálogo leal, honesto, transparente en el que se busquen unos objetivos que tienen que expresarse en soluciones sobre puntos definidos", afirma.

Con quienes Duque no contempla sentarse es con los jóvenes, que son los que están pagando un precio más alto por salir a protestar. El número de víctimas mortales que dejan los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad sigue siendo otro punto de debate, aunque muchas de las actuaciones policiales denunciadas son cada vez más reconocidas.

La policía colombiana ha estado lanzando proyectiles a los manifestantes

Así lo ha denunciado Human Rights Watch (HRW). Según ellos, la Policía ha lanzado "proyectiles múltiples" desde tanquetas a las personas que protestan en Colombia desde hace nueve días. "Con testigos presenciales y verificación digital de videos hemos corroborado el uso de tanquetas con lanzadores de proyectiles múltiples dirigidos a manifestantes. Es un arma peligrosa e indiscriminada", ha expresado el director para las Américas de HRW, José Miguel Vivanco, en un mensaje publicado en sus redes sociales.

Vivanco ha asegurado este jueves que su ONG ha recibido 36 denuncias sobre muertes durante las manifestaciones, de las cuales ha podido corroborar 11, la misma cifra de víctimas mortales que ha confirmado la Fiscalía colombiana.

"Las protestas en los últimos años en Colombia generan enormes dudas sobre si la Policía -y en especial el Esmad (Escuadrón Móvil Antidisturbios)- son capaces de respetar plenamente los Derechos Humanos en estas circunstancias", agregó Vivanco en otro mensaje publicado esta semana en sus redes sociales.

Un policía ha sido detenido por la muerte de un joven en las protestas

El mayor de la Policía de Colombia, Carlos Javier Arenas, ha sido detenido por la muerte de Brayan Fernando Niño, un joven de 24 años que fue asesinado el pasado sábado durante una protesta contra el Gobierno en el municipio de Madrid, en el departamento de Cundinamarca, según fuentes oficiales.

Según han denunciado varias organizaciones, Brayan recibió disparos en una manifestación intervenida por agentes de la Policía. "En desarrollo de la investigación se allegó material probatorio y evidencia física, que dio lugar a emitir orden de captura en contra del señor Mayor Carlos Javier Arenas Niño, como presunto autor responsable del delito de homicidio", informó la Unidad Administrativa Especial de la Justicia Penal Militar en un escueto comunicado.

La Fiscalía colombiana anunció el miércoles que imputará a varios policías por los homicidios de tres civiles durante las violentas manifestaciones en Colombia, que comenzaron el miércoles de la semana pasada y según ese organismo han dejado al menos 11 muertos, aunque ONGs como Temblores elevan esa cifra a 37 y la Defensoría del Pueblo la ha elevado la cifra de 24 a 26.

Los bloqueos en las carreteras provocan problemas de abastecimiento

La asistencia este jueves a las manifestaciones ha sido inferior a la de los días anteriores. Aún así, en Bogotá, varios colectivos se reunieron en el Parque Nacional para bailar cumbia como forma de protesta y de reivindicar de manera pacífica sus exigencias. "Yo marcho por las masacres a mi pueblo y las masacres ambientales", rezaba el cartel de dos jóvenes manifestantes, o "Querer un país diferente no debería costarnos la vida" fue otro de los reclamos de un pueblo que pide el cese de la violencia policial.

Una reclamación que ha llegado a otros puntos del planeta, como el parque del Retiro en Madrid, donde miles de manifestantes con banderas y camisetas de la selección de fútbol colombiana se agolparon al grito de "SOS Colombia".

En Cali, epicentro de las protestas y donde más personas han perdido la vida, la jornada transcurrió con prudente normalidad, con los bloqueos de las principales vías aún vigentes y empiezan a afectar ya a los suministros. Comienzan a escasear algunos alimentos, la gasolina e incluso el oxígeno, cuando el país atraviesa el peor momento de la pandemia.

La Defensoría del Pueblo habilitó este jueves sesenta corredores humanitarios en 17 de los 32 departamentos del país con el fin de permitir el paso de alimentos y medicinas, al igual que el transporte para movilizar médicos y personas heridas. "Estamos apoyando una caravana humanitaria con insumos médicos, que en este momento son vitales para que la población pueda acceder a los servicios de salud", dijo el jefe del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en Cali, Manuel Duce, que llevaba oxígeno medicinal y otro material hospitalario hacia las ciudades de Pasto y Popayán.

Noticias

anterior siguiente