Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Alemania inyectará otra vacuna a los menores de 60 que recibieron una primera dosis de AstraZeneca

Por
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de AstraZeneca en Italia. REUTERS/Alessandro Garofalo
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna de AstraZeneca en Italia. REUTERS/Alessandro Garofalo

Las autoridades de Alemania han decidido inyectar una dosis de otra vacuna contra la COVID-19 a los menores de 60 años que hayan recibido la primera dosis de AstraZeneca, y que suman unos 2,2 millones de personas en el país. Así lo acordaron este martes el ministro de Sanidad, Jens Spahn, y los responsables de los estados federados en una reunión de la Conferencia de Responsables de Sanidad. 

El ministro de Sanidad de Baviera, Klaus Holetschek, que presidió la reunión, ha explicado que cualquiera de las dos vacunas basadas en RNA modificado, la de Pfizer y la de Moderna, es "una buena base" para proteger de forma efectiva a la población.

Siguen las recomendaciones de los expertos

Las autoridades sanitarias siguen así las recomendaciones emitidas la semana pasada por los expertos de la Comisión Permanente de Vacunación (Stiko). En Alemania, la vacunación con el fármaco desarrollado por la Universidad de Oxford y la farmacéutica sueca AstraZeneca está limitada a mayores de 60 desde el 31 de marzo. 

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) confirmó un "posible vínculo" con los casos inusuales de trombos detectados en algunas personas que recibieron la vacuna.

Tras este informe, varios países europeos han modificado su procedimiento de vacunación. Francia decidió, al igual que hace ahora Alemania, inyectar otra vacuna en la segunda dosis para los menores de 55 que ya hubieran recibido la primera dosis de AstraZeneca. 

En España,  el Gobierno y las comunidades autónomas acordaron que las dosis de AstraZeneca se destinarían a personas a mayores de 60 años, donde los trombos son aún menos frecuentes. Aún no hay decisión tomada sobre la segunda dosis para los alrededor de dos millones de personas que recibieron la primera dosis del antígeno anglo-sueco. 

La OMS desaconsejó combinar distintas vacunas porque no existen aún datos sobre posibles efectos adversos. 

El informe de la EMA ha llevado también a Dinamarca a suspender definitivamente toda la vacunación con AstraZeneca. Es el primer país del mundo que toma esta medida tan drástica. 

Noticias

anterior siguiente