Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Cerca de 200.000 negocios cerrarán si no se prorroga la prestación para autónomos, según ATA

Por
El colectivo de los autónomos continúa sufriendo los efectos de la pandemia
El colectivo de los autónomos continúa sufriendo los efectos de la pandemia EFE EFE/SUSANNA SÁEZ

El fin de la prestación por cese de actividad para autónomos, vigente hasta el próximo 31 de mayo, conllevaría el cierre de 193.000 negocios. Así se desprende del último barómetro de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) publicado este lunes, donde un 41 % de los encuestados que está recibiendo en estos momentos dicha ayuda asegura que se darán de baja si no se prorroga.

Un año después de la irrupción de la pandemia, el colectivo de trabajadores por cuenta propia continúa siendo uno de los más castigados por las restricciones, con nuevos confinamientos, toques de queda y cierres perimetrales que lastran su actividad económica. De hecho, más del 50 % de los autónomos encuestados aseguran estar funcionando a medio gas y casi un 12 % del total, unos 350.000 si lo extrapolamos al total del colectivo, reconoce tener sus negocios cerrados en estos momentos. Mientras que tres de cada cuatro afirman que su facturación se ha visto reducida respecto a la del año anterior.

“Hemos ido por detrás de la pandemia, no hemos sido capaces de anticiparnos. Las ayudas directas llegan muchos meses más tarde de lo que las solicitamos. Es más, llegan mucho más tarde al BOE porque a las cuentas de las empresas no lo harán hasta verano", ha valorado Lorenzo Amor, presidente de ATA, quien ha reclamado impulsar "cuanto antes" la prórroga del cese de actividad para los autónomos y "buscar una salida" a la regulación de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que en ambos casos finalizan el próximo 31 de mayo.

Desde el Gobierno, tanto la vicepresidenta segunda y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, como la nueva vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, han mostrado su disposición a prorrogar estos mecanismos, si bien bajo diferentes fórmulas. La primera aboga por un modelo de transición para activar la reincorporación laboral, mientras que la segunda opta por un modelo similar al actual. Como en anteriores ocasiones, la prórroga de los ERTE conllevaría, a su vez, la de la prestación por cese de actividad.

En el caso de no fraguarse un acuerdo con los agentes sociales, el barómetro de ATA refleja que 193.000 de los 470.000 autónomos que están recibiendo actualmente esa ayuda por cese de actividad -el 41 %- se darán de baja en cuanto finalice esa prestación. En caso de que se prorrogue esta prestación por cese de actividad más allá de mayo, un 21,2 % de los autónomos han señalado que prevén solicitarla.

75.000 millones en pérdidas desde el inicio de la pandemia

Preguntados por una estimación de la pérdida del negocio desde el inicio de la pandemia, los autónomos estiman en más de 75.000 millones de euros la pérdida desde el pasado mes de marzo de 2020.

Tres de cada diez autónomos, el 30,7 %, es decir, un millón de trabajadores por cuenta propia, aseguran que sus pérdidas son superiores a 30.000 euros, donde principalmente se encuentra el sector de los eventos, ocio (ocio infantil, nocturno, cultura y espectáculos) y en menor medida, pero un número importante, el sector del comercio. Asimismo, hay prácticamente dos millones de autónomos, el 60,6 % del total, que ha visto caer su facturación en lo que llevamos de pandemia en 15.000 euros o más.

Además, el barómetro pone de manifiesto que uno de cada tres autónomos sufre morosidad, tanto pública como privada, o ambas. Mientras, un 60,4 % de los encuestados desde ATA aseguran no verse en este momento afectado por la morosidad.

Descontentos con las ayudas del Gobierno

Y sobre las ayudas directas, el 80 % de los encuestados ha dicho que son "claramente insuficientes". No obstante, la mitad de estos, el 48,2 %, ha afirmado que las solicitará una vez se abra el plazo. Entre los que dicen que no van a solicitarla, los principales motivos son o bien porque "no están en el listado de actividades con derecho a ayudas" o porque su actividad "no ha caído más de un 30 %". Únicamente el 12,4 % señala que no va a solicitar las ayudas porque no lo necesita, según ATA.

Distintos sectores denuncian que se sienten discriminados por el plan de ayudas directas del Gobierno

Por último, el 41,9 % de los trabajadores por cuenta propia han destacado que mantienen un ERTE abierto, mientras que el 15,8 % de los autónomos con trabajadores a su cargo que se ha visto obligado a despedir. De los autónomos que han afirmado haber tenido que solicitar un ERTE, un 38,4 % manifiesta que tendrá dificultades para volver a incorporar sus puestos de trabajo en breve a sus trabajadores. Además, un 21,6 % de los autónomos ha incorporado a algún trabajador, pero no a todos.

Sobre sus previsiones para 2021, el 56% piensa mantener su plantilla e incluso casi un 2 % prevé aumentarla. Menos optimista es la situación para el 14,4 % de los autónomos que cree que tendrá que disminuir su plantilla en los próximos meses. Según ATA, unos 200.000 autónomos con trabajadores prevén tener que despedir a lo largo de este año, mientras que el 9,5 % de los encuestados (300.000 autónomos) que cree que va a tener que cerrar en los próximos meses

Noticias

anterior siguiente