Enlaces accesibilidad
Coronavirus

AstraZeneca solo entregará un tercio de las vacunas pactadas con la UE durante el primer trimestre de 2021

Por
Viales de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca.
Viales de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca. JOEL SAGET / AFP

La farmacéutica anglosueca AstraZeneca ha recortado la previsión de suministro de su vacuna COVID-19 a la Unión Europea durante el primer trimestre de 2021 a aproximadamente 30 millones de dosis, lo que supone tan solo un tercio de sus obligaciones contractuales, ya que el compromiso original contemplaba 90 millones. Además, esta cifra representa una reducción del 25% de las vacunas prometidas por la empresa a finales de enero, tras los primeros problemas en la producción, cuando aseguró que entregaría 40 millones de dosis, según ha adelantado la agencia Reuters y confirmado poco después EFE.

El recorte representa un nuevo mazazo para los planes de vacunación de la Unión Europea, que sigue manteniendo su objetivo de inmunizar al menos al 70% de su población antes de que finalice el verano, a pesar de que la campaña se ha visto obstaculizada por repetidos retrasos en el suministro y un despliegue lento en algunos países.

El documento de AstraZeneca al que ha tenido acceso Reuters, compartido entre funcionarios de la UE y fechado el pasado 10 de marzo, muestra que la compañía ahora espera entregar 30,1 millones de dosis a finales de marzo, y otros 20 millones en abril.

Esos problemas se deben tanto a dificultades de producción en las plantas que se encuentran en territorio comunitario como a obstáculos con las que se está enfrentando la compañía en la cadena de suministro global.

Descontento en la CE

El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, mostró este jueves en Twitter su desencanto con el nuevo retraso de la compañía y avisó de que "esto todavía no es suficiente para que AstraZeneca cumpla sus obligaciones para el primer trimestre".

Breton es el responsable del grupo de trabajo que ha creado el Ejecutivo comunitario para tratar de buscar soluciones con las farmacéuticas a los cuellos de botella que existen en la producción y distribución de las vacunas.

Algunos países han suspendido esta vacuna

El laboratorio anglosueco ha estado en el punto de mira desde el primer momento en que Bruselas le autorizó a comercializar su fármaco en la UE, y varios países de la UE han anunciado que dejarán de vacunar temporalmente a sus ciudadanos con las dosis de AstraZeneca por los problemas de coagulación aparecidos en personas que han recibido esta inyección.



No obstante, la Agencia Europea del Medicamento (EMA) recomendó este jueves seguir usando esta vacuna, ante la falta de evidencias concluyentes de que las coagulaciones estuvieran relacionadas con el fármaco. La ministra de Sanidad española, Carolina Darias, ha asegurado este viernes en RNE que el lote de AstraZeneca investigado "ya fue administrado en España", al mismo tiempo que ha pedido "tranquilidad".

A los retrasos de AstraZeneca se suman las preocupaciones por la posibilidad de que Johnson & Johnson -que el jueves recibió la autorización para comercializar su vacuna en la UE- tampoco cumpla con sus compromisos para el segundo trimestre.

Según un comunicado difundido el jueves, el laboratorio anglosueco se compromete a empezar a distribuir a partir de la segunda mitad de abril sus 200 millones de dosis pactados con Bruselas para todo el año.  Aún así, la Comisión ha reiterado este viernes que la UE dispondrá de 300 millones de dosis en el segundo trimestre -100 por cada mes-, teniendo en cuenta las cuatro vacunas con las que ya cuenta: las de Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson.

Noticias

anterior siguiente