Enlaces accesibilidad
Coronavirus

La vacuna en el mundo: más de 160 millones de personas ya han recibido al menos una dosis

Por
La vacuna de la COVID-19 se está extendiendo principalmente en los países desarrollados.
La vacuna de la COVID-19 se está extendiendo principalmente en los países desarrollados. RTVE.es

 Esta noticia se actualiza una vez al día con la información procedente de Our World in Data y el Ministerio de Sanidad

El camino hacia la inmunidad global frente al coronavirus ya ha comenzado: más de 160 millones de personas ya han recibido al menos una dosis de la vacuna. En total, y según los datos recogidos por Our World in Data, se han administrado casi 276 millones de inyecciones en un centenar de territorios, entre ellos, España. Sin embargo, existe una gran diferencia entre continentes. 

En el caso de África, sólo hay nueve territorios que han comenzado la campaña de vacunación. En Asia son 31 los países que han comenzado a vacunar a su población, mientras que en América son 28, casi todos grandes países: Estados Unidos, Canadá, México, Brasil, Chile, Perú, Argentina, Panamá, Ecuador o Bolivia.

El siguiente mapa muestra el estado de la vacunación en el mundo, atendiendo al número de dosis por cada 100 habitantes. 

La vacunación está especialmente extendida en Europa y parte del avance se debe a la compra anticipada de la Unión Europea, que ha permitido a los Estados miembro contar con un catálogo diverso de vacunas, algunas de ellas aún por desarrollar y aprobar. Hasta la fecha, la Comisión Europea ha dado luz verde únicamente a tres vacunas: la de Pfizer/BioNTech, la de Moderna y, recientemente, la de AstraZeneca.

Entretanto, más de 100 países siguen esperando la primera dosis, algo que el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom ha denunciado. "Todos los gobiernos tienen la obligación de proteger a su propia población. Pero una vez que los países con vacunas han vacunado a sus propios trabajadores sanitarios y a las personas mayores, la mejor manera de proteger al resto de su población es compartir las vacunas para que otros países puedan hacer lo mismo", ha argumentado.

14 horas - Retos del reparto equitativo de vacunas: suspensión temporal de patentes y más capacidad de producción - Escuchar ahora

Millones de personas han recibido la primera dosis de alguna de las vacunas aprobadas, pero la carrera avanza a ritmos distintos. Se puede apreciar en la siguiente tabla, que incluye el dato de dosis totales, pero también el de población con la pauta de vacunación completa.

La cifra de personas con pauta completa, que en España -como en otros muchos países- ha sufrido una ralentización debido a los problemas con el suministro, se refiere a las personas que han recibido las dosis necesarias para completar el ciclo de vacunación. En las vacunas de Pfizer y Moderna, ese ciclo es de dos dosis. Sin embargo, cada vez más estudios apuntan a una efectividad mayor de lo esperada a partir de la primera dosis. Eso unido a la llegada inminente de vacunas con protocolo unidosis hará que el porcentaje de población con vacunación completa pueda aumentar a más velocidad.

Desde el principio, Israel se ha desmarcado del resto de países, tanto en dosis por cada 100 habitantes como en población con la pauta de vacunación completa, algo a lo que han contribuido sus características particulares de población y geografía. 

En el siguiente gráfico se puede ver cómo el ritmo de vacunación israelí no tiene parangón hasta la fecha.

Los expertos lo repiten: para terminar con esta pandemia es necesario que la inmunidad frente al virus se extienda ampliamente por todo el mundo. ¿Y cómo conseguirlo? La herramienta en la que la humanidad ha confiado en el pasado para enfrentarse a las enfermedades infecciosas ha sido la vacuna. El desafío ahora es que las distintas inyecciones que se han conseguido desarrollar en menos de un año se administren de manera global.

En una versión anterior de esta noticia se informaba de que un 25 % de la población ya había recibido al menos una dosis. El dato era erróneo y la cifra real en el momento del cálculo era mucho menor: un 1,5 %.

Noticias

anterior siguiente