Enlaces accesibilidad
Coronavirus

España, Francia, Italia y Alemania se suman a los países que suspenden la vacuna de AstraZeneca de forma preventiva

Por
En España, varias comunidades autónomas han suspendido la administración con los lotes investigados de AstraZeneca.
En España, varias comunidades autónomas han suspendido la administración con los lotes investigados de AstraZeneca. EFE / EPA / VAN DER WAL

España, Francia, Italia, Alemania y Portugal dejarán de administrar temporalmente la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca, según ha confirmado las autoridades sanitarias de estos países.

En España, el Ministerio de Sanidad ha decidido este lunes suspender temporalmente la vacunación con este fármaco. La medida se ha adoptado después de que la ministra Carolina Darias se reuniese de urgencia con las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, según han confirmado a RTVE fuentes presentes en el encuentro. Hasta ahora, varias comunidades autónomas ya habían apartado los lotes investigados de la vacuna.



El jefe de la unidad de amenazas biológicas a la salud y vacunas de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Marco Cavaleri, ha reiterado este lunes que el organismo regulador sigue considerando que el beneficio de vacunarse con la fórmula de AstraZeneca sigue siendo superior a sus riesgos. La EMA ha anunciado además que el próximo jueves mantendrá una reunión extraordinaria para abordar este asunto.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que se reunirá este martes para estudiarlo, según ha adelantado su director general Tedros Adhanom Ghebreyesus. Ambos organismos, tanto la EMA como la OMS, ya emitieron la semana pasada un juicio favorable a continuar administrando este preparado.

Francia, Alemania e Italia, también

En Francia, el presidente Emmanuel Macron ha anunciado la suspensión "por precaución" hasta el martes por la tarde. En Alemania, un portavoz del Ministerio de Sanidad germano ha dicho que suspenden de forma preventiva el preparado de esta farmacéutica, hasta que se esclarezca si su administración está relacionada con la detección de varios casos de trombosis. Italia también ha suspendido este lunes la vacunación, después de que la semana pasada vetase únicamente al lote investigado.

España, Francia, Italia y Alemania son los últimos de una lista de países que han anunciado que detienen la vacunación con AstraZeneca temporalmente, al menos hasta que se dispongan de más datos que rechacen la relación de causa-efecto entre su administración y los problemas graves de coagulación que se han reportado en diferentes países europeos.

El Gobierno de Irlanda también ha confirmado este lunes que detiene temporalmente la administración de la vacuna de AstraZeneca, y se suma así a Países Bajos, que en las últimas horas ha adoptado la misma decisión, en línea con otros países europeos como Dinamarca, Noruega, Islandia y Bulgariaque la semana pasada ya suspendieron el uso de esta vacuna, mientras que otros como Austria, Estonia, Letonia, Lituania y Luxemburgo han retirado un lote en concreto.

Por su parte, Portugal también se ha sumado este lunes, a pesar de que en el país luso no se ha reportado ningún caso grave de posible reacción adversa al fármaco.

17 millones de dosis y escasos efectos secundarios

El epidemiólogo de ISGlobal, Enrique Bassat, ha valorado en el Canal 24 Horas que la vacuna de AstraZeneca, "al igual que el resto, salva vidas". Preguntado por los casos detectados en algunos países de fenómenos tromboembólicos, ha explicado que hasta ahora se han administrado 17 millones de dosis, "y los efectos secundarios que se han reportado son muy poquitos". " El riesgo-beneficio es claramente beneficio", ha manifestado.

Enrique Bassat, epidemiólogo: "Se han administrado 17 millones de dosis de AstraZeneca y los efectos secundarios son muy pocos"

Sobre la suspensión temporal de esta vacuna en algunos países europeos, así como en algunas comunidades autónomas españolas, Bassat ha dicho que "es parte del procedimiento habitual de vigilancia de cualquier producto farmacéutico que se aprueba, y eso demuestra la buena salud del sistema de vigilancia que ha sido capaz de detectar casos de fenómenos tromboembólicos que pueden estar relacionados con la vacuna, o que al menos están asociados temporalmente con la administración de la vacuna, y eso ha permitido estudiar estos episodios".

"Hasta que no se demuestre que hay una relación de causa-efecto, nosotros creemos que la administración de la vacuna es segura. Pero para eso están estos sistemas de farmacovigilancia, para establecer si hay una relación de causalidad", ha explicado.

Reino Unido defiende la seguridad de la vacuna

En esta misma línea, la agencia británica reguladora del medicamento (MHRA, en inglés) ha señalado este lunes que las pruebas existentes no apuntan a que la vacuna de AstraZeneca cause coágulos sanguíneos en sus receptores, algo que también ha defendido la farmacéutica anglo-sueca en un comunicado.

"Estamos examinando de cerca los informes, pero teniendo en cuenta el gran número de dosis administradas y la frecuencia con que pueden ocurrir los coágulos sanguíneos de forma natural, las pruebas disponibles no indican que la vacuna sea la causa", destaca el responsable de seguridad de las vacunas en la MHRA, Phil Bryan.

"Una cuidadosa revisión de todos los datos disponibles de más de 17 millones de personas vacunadas en la Unión Europea y el Reino Unido con la vacuna de AstraZeneca para la COVID-19 no ha mostrado ninguna prueba de un mayor riesgo de embolia pulmonar, de trombosis venosa profunda o de trombocitopenia en ningún grupo de edad, género, lote o en un país particular", ha dicho.

37 casos hasta el 8 de marzo

Según los datos recopilados por la compañía farmacéutica, hasta el 8 de marzo ha habido 15 casos de trombosis venosa profunda y 22 de embolias pulmonares entre los receptores de la vacuna en la UE y el Reino Unido. Esa proporción, subraya AstraZeneca, "es mucho más baja de lo que podría esperarse de forma natural en una población general de ese tamaño, y es similar a la de otras vacunas con licencia contra la COVID".

Además, insiste, el número de trombos producidos entre quienes participaron en los ensayos clínicos, pese a ser bajo, fue todavía menor en quienes recibieron la vacuna y no un placebo.

Noticias

anterior siguiente