Enlaces accesibilidad
Coronavirus

¿Puede recibir una misma persona dosis de dos vacunas diferentes?

Por
Jeringuillas utilizadas para la vacunación contra la COVID en el Hospital de Can Misses de Ibiza.
Jeringuillas utilizadas para la vacunación contra la COVID en el Hospital de Can Misses de Ibiza. EFE / CAÑIZARES

La combinación de dos vacunas diferentes en una misma persona y para una enfermedad concreta, aunque se ha realizado con otras patologías, es algo que todavía no ha sido probado en la COVID-19. Pero ahora, científicos del Reino Unido han puesto en marcha un ensayo clínico para estudiar la eficacia de suministrar dos vacunas contra el coronavirus diferentes entre la primera y la segunda dosis: la de Pfizer y la de AstraZeneca.

El objetivo, según los expertos, es contar con más flexibilidad en el plan de inmunización iniciado el pasado 8 de diciembre en el Reino Unido, dado que actualmente se están suministrando las dos dosis con la misma vacuna, con un espacio de tiempo máximo entre ellas de doce semanas. Así, el ensayo, denominado Com-Cov, pretende contribuir a paliar los problemas de suministro que se están produciendo.

El experimento será el primero de su tipo en combinar una vacuna de ARN mensajero - la desarrollada por Pfizer/BioNtech - y una vacuna de vector viral basada en adenovirus -la de Oxford/AstraZeneca-. Hace semanas, se comenzó a probar la combinación de dos vacunas más similares, basadas ambas en un virus del resfriado común -adenovirus- modificado: la de Oxford/AstraZeneca y la Sputnik V desarrollada por Rusia.

Aumentar la eficacia ante las variantes

Pero el ensayo no solo se busca estudiar posibles soluciones a los actuales problemas de suministro con las vacunas. Los investigadores también quieren experimentar combinaciones que puedan mejorar la eficacia de estos fármacos ante las actuales y futuras variantes del coronavirus, uno de los principales quebraderos de cabeza de epidemiólogos e inmunólogos.

El ministro responsable del programa de vacunación en Reino Unido, Nadhim Zahawi, asegura que las vacunas actuales contra la COVID-19 aprobadas en su país y la Unión Europa (Oxford/AstraZeneca, Pfizer y Moderna) probablemente sigan protegiendo a las personas contra la infección con las nuevas variantes, aunque matiza que este extremo aún requiere de investigación clínica. "Es muy poco probable que las vacunas actuales no sean eficaces con las variantes, especialmente en lo que se refiere a los casos más graves de la enfermedad y a hospitalizaciones ", ha dicho el ministro en la cadena británica Sky News.

Ensayo clínico con 800 voluntarios

En el estudio participarán más de 800 voluntarios mayores de 50 años. Unos recibirán el preparado de Oxford/AstraZeneca seguido del de Pfizer/BioNTech y viceversa, con un espacio de tiempo entre ambos de 12 semanas.

Matthew Snape, vacunólogo de la Universidad de Oxford, ha declarado a Radio 4 de la BBC que se trata de unos ensayos "tremendamente emocionantes", puesto que aportarán información vital sobre los planes de vacunación en el Reino Unido y el resto del mundo. Snape agrega que estudios en animales han demostrado "una mejor respuesta de anticuerpos con una mezcla de dosis".

Snape mantiene que alternar dos vacunas diferentes ya ha demostrado su eficacia en otras enfermedades infecciosas como el ébola, y que por lo tanto combinar sueros que se basen en diferentes tecnologías también podría funcionar en el caso de la COVID-19. "Anticipamos que generaremos una buena respuesta inmune con estas combinaciones", se muestra esperanzado.

La responsable del área de Inmunizaciones de la Salud Pública de Inglaterra, Mary Ramsay, explica que existen muchos precedentes de este ensayo clínico, y pone como ejemplo las vacunas contra la hepatitis A y B, que son intercambiables y han sido desarrolladas por dos diferentes fabricantes. También habla de un trabajo científico similar realizado para el virus del papiloma humano (VPH).

Resultados preliminares, posiblemente en junio

Los ensayos se prolongarán durante aproximadamente trece meses, pero los científicos esperan poder comunicar los resultados preliminares para el próximo mes de junio. Los voluntarios serán cuidadosamente observados para saber si hay efectos secundarios y se les hará pruebas de sangre para establecer cómo responde el sistema inmunológico.

Noticias

anterior siguiente