Enlaces accesibilidad
Los Goya

'Ane', tirando del hilo del choque generacional

  • Las relaciones entre madre e hija son el centro de una historia situada en el contexto de la violencia en el País Vasco
  • Premios Goya 2021

Por
'Ane' está nominada a cinco premios Goya. RTVE

5 NOMINACIONES

Mejor película

Mejor dirección novel (David Pérez Sañudo)

Mejor guion adaptado (David Pérez Sañudo, Marina Parés Pulido)

Mejor actriz protagonista (Patricia Lopez Arnaiz)

Mejor actriz revelación (Jone Laspiur)

“Cuanto mayor se hace Ane más miedo me da”. Así resume Lide, Patricia López Arnaiz, el vértigo de ver crecer a su hija, Jone Laspiur, convertida en una desconocida. De ese tránsito desde una infancia protegida a una juventud radicalizada habla Ane, el interesante debut en el largometraje de David Pérez Sañudo, candidato al Goya al mejor director novel por esta adaptación de su cortometraje de 2018.

Junto a la nominación de Pérez Sañudo, Ane opta al Goya a mejor película, mejor guion adaptado, De Sañudo y Marina Parés, mejor actriz protagonista, Patricia López Arnaiz, y mejor actriz revelación, Jone Laspiur. Las relaciones entre madre e hija están en el centro de una historia que no puede desligarse del contexto: la violencia en el País Vasco.

Ane transcurre en Euskadi en 2009. Lide trabaja como guardia de seguridad en las obras del tren de alta velocidad, una infraestructura que sufre intentos de sabotaje y contra la que se suceden violentas protestas en las calles por parte de los afines a ETA. Su hija de 17 años coquetea con la llamada kale borroka, el choque generacional está así aliñado con toques de enfrentamiento político. Para la hija la madre es una traidora a la causa.

RTVE.es estrena el tráiler de 'Ane', el debut de David Pérez Sañudo que se presentará en el Festival de San Sebastián

El personaje de Pilar López Arraiz mantendrá la calma cuando su hija no aparezca por casa una mañana, la buscará en el Gaztetxe, la casa de la juventud, descubrirá que en el instituto la acusan de haber hecho pintadas en el coche de un profesor, y con la ayuda de su exmarido irá tirando de un hilo que la llevará a darse cuenta de en quién se está convirtiendo su hija.

Los mayores aciertos de esta película rodada a pie de calle, en euskera, y con un convincente guion, son sus dos actrices protagonistas. Personajes femeninos fuertes, secas, esquivas a mostrar sus sentimientos, pero creíbles y muy bien interpretadas. El peso de la acción lo lleva López Arraiz, premio Forqué a la mejor actriz protagonista, favorita en la candidatura de mejor actriz. “La vida debería haber sido diferente” le confiesa a su ex marido cuando ambos siguen el rastro de la hija desaparecida. Un deseo roto en un matrimonio desecho en medio de una sociedad golpeada por años de violencia.

El mérito del director es recoger ese sentimiento de desencanto y traducirlo en la brecha que separa a madre e hija. Y el de Patricia López Arnaiz es encarnar el dolor por sentir que un pedazo de su carne se ha desgajado sin entender cómo ha sucedido. Un vacío estupendamente resumido en la secuencia en la que ella camina buscando a Ane mientras suena “Volver a los 17” de Violeta Parra. Volver a sentir profundo. De todo eso habla Ane.

Noticias

anterior siguiente