Enlaces accesibilidad
Los Goya

El Teatro del Soho: el sueño cumplido de Antonio Banderas

  • La pandemia obligó a cerrar temporalmente el teatro a los cuatro meses de su apertura
  • Banderas trabaja en la producción de otro musical de Broadway, Company, a estrenar en otoño 
  • Prevé abrir un segundo teatro más experimental y una escuela de los oficios teatrales

Por

Teatro del Soho de Málaga. Jesús Chacón.

"Para mí esto es lo más importante que he hecho jamás, sin duda, jamás, incluido Hollywood, Broadway... todo. Esto es el proyecto de mi vida". Así se refería el malagueño Antonio Banderas en septiembre de 2019 a su proyecto del Teatro del Soho Caixabank en su Málaga natal, que un par de meses después, en noviembre de 2019, abría por fin sus puertas con el estreno del musical A chorus line. Un Teatro del Soho que acoge este 6 de marzo la gala de la XXXV edición de los Premios Goya, que por segundo año consecutivo se celebra en Málaga aunque esta será una gala muy deslucida por la pandemia.

Una pandemia que obligó a cerrar temporalmente el Teatro del Soho a apenas cuatro meses de su apertura y que también ha ralentizado, que no frenado, los múltiples proyectos que el artista tiene en marcha en torno al sueño de su vida: "Nosotros abrimos y se nos ha venido encima un tsunami. Pero, la pandemia me ha hecho reafirmarme absolutamente en mis intenciones. Si se plantea alguna forma de defenderse contra lo que está pasando en el espíritu de todos los que estamos aquí es huir hacia adelante. Nosotros seguimos haciendo planes", aseguraba Antonio Banderas en una reciente entrevista con RTVE.

Y entre esos planes están el continuar produciendo nuevos musicales de Broadway, coproducir espectáculos con otras compañías -como el recientemente estrenado El príncipe constante con la Compañía Nacional de Teatro Clásico-, montar una orquesta propia -la Orquesta Sinfónica del Soho-, e incluso abrir un segundo teatro más experimental junto a una escuela de los oficios del teatro, todo ello sin dejar de programar otros espectáculos de producción ajena en el Soho para enriquecer la oferta teatral de la capital malagueña.

Un teatro privado sin ánimo de lucro

Para llevar adelante todos estos proyectos, una de las peculiaridades del Teatro del Soho es que se trata de una entidad privada "sin ánimo de lucro". "No contamos con dinero público y nos debemos únicamente al público. El único juicio que nosotros esperamos es el del público. (...) Aquí no se reparten dividendos, aquí se reinvierte para hacer mejores espectáculos o más", afirma Banderas, cuyo teatro cuenta con el patrocinio de algunas entidades privadas -la más potente la entidad financiera que le da nombre, el Teatro del Soho Caixabank-, pero que se nutre fundamentalmente de las inversiones económicas del propio actor que, por ello, sigue participando en contados proyectos cinematográficos internacionales.

En este sentido, el artista recuerda que uno de los motivos fundacionales del proyecto era hacer un teatro "para y desde Málaga, porque el crecimiento que tenemos pensado a futuro tiene por delante una internacionalización de todos los eventos que vayamos haciendo".

Teatro del Soho CaixaBank. Jesús Chacón.

Así, la primera producción musical del Teatro del Soho, el espectáculo A chorus line, tiene pendiente su estreno aplazado por la pandemia en el Teatro Público de Nueva York, además de completar su gira por España. También con esa vocación se trabaja ya en los ensayos de otro musical con sello Broadway, Company, de Stephen Sondheim, protagonizado y dirigido de nuevo por Antonio Banderas y con la intención de estrenarlo en Málaga en otoño de este año.

También está prácticamente montada, y con la intención de que se estrene en la gala de los Goya, la Orquesta a Sinfónica del Soho, bajo la dirección del director musical del teatro, el compositor Arturo Díez Boscovich, y que tendrá una veintena de instrumentos para que toda la música que se escuche en el teatro sea en vivo. "Yo soy enemigo absoluto de la música enlatada en los teatros. Si hay un arpa yo no quiero que haya allí un tío tocando un teclado, tiene que ser un arpa, y si es un xilófono tiene que haber un xilófono. Hay unas calidades en los sonidos muy importantes y para nosotros también es muy importante dar trabajo a los músicos", explica Banderas.

Y para albergar todos estos proyectos, acaban de terminar unas obras de ampliación de 400 metros cuadrados para la instalación de un local de ensayo en el Teatro del Soho, ubicado en el centro de Málaga y con un aforo de 840 butacas.

Un segundo teatro y una escuela de oficios 

Pero no queda ahí. Lejos de amilanarse ante la complicada situación en la que la pandemia ha colocado al sector cultural, Banderas sigue adelante con la idea de hacer un segundo teatro en la capital de la Costa del Sol. "Cuando uno ya se plantea directamente el suicidio, hay que hacerlo bien", bromea para explicar que, además del Teatro del Soho como un espacio para el gran público, pretende hacer un segundo espacio dedicado al teatro "más experimental y de exploración" con dramaturgos, directores y actores más jóvenes y dirigido a un público más minoritario.

Otra rama en paralelo del proyecto es la de la educación y la formación con la creación de una escuela de los oficios del teatro en la que puedan formarse regidores, escenógrafos, productores, diseñadores de vestuario. "Creemos que es importante preparar a gente para poder trabajar en cualquier teatro del mundo, que entiendan perfectamente los trabajos que tienen que hacer y que sean homologables ya sea para trabajar en el Teatro de la Ópera de París, en el Centro Dramático Nacional, en el Lliure de Barcelona o con nosotros mismos", afirma el también empresario, que reconoce que para esta escuela sí recabará el apoyo público de la Junta de Andalucía en lo que se refiere a la homologación de la formación.

Banderas ya ha empezado a buscar locales en Málaga para este segundo espacio teatral que seguirá dando alas al sueño de su vida.

Noticias

anterior siguiente