Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El número de trabajadores en ERTE asciende a 878.000 a principios de febrero por las restricciones

Por
Una camarera trabaja en un bar en Toledo.
Una camarera trabaja en un bar en Toledo. EFE/Ismael Herrero

Las nuevas restricciones impuestas para hacer frente a la tercera ola de la pandemia han disparado hasta los 878.000 el número de trabajadores acogidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) entre el 1 y el 11 de febrero, una cifra que suma casi 140.000 personas en comparación con los datos de enero.

Así lo ha adelantado este jueves el ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, en una conferencia en el Consejo General de Economistas, donde ha confirmado que se está viendo un "repunte" por las nuevas limitaciones para frenar los contagios pero que, en las próximas semanas, se verá una "reducción significativa" conforme baje la incidencia, ya que hay un "desfase" de unos quince días en la evolución de ambas variables.

Además, Escrivá ha señalado que desde noviembre, la evolución de los ERTE ha estado vinculada a la adaptación de medidas de limitación de la actividad y al diferente nivel de recuperación de los sectores. Según las cifras del ministro, en el promedio de los últimos meses (desde octubre), el 25 % de los trabajadores en ERTE están en suspensión parcial de empleo, desarrollando algún tipo de actividad. 

Prevé reestructuraciones en el transporte o las agencias de viajes

Preguntado por cuáles de los trabajadores en un ERTE pueden terminar en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), Escrivá ha dicho que el sector hotelero, aunque "en general es competitivo" y se recuperará "con fuerza" cuando se levanten las restricciones, sí que puede sufrir un impacto estructural en actividades vinculadas a negocios y eventos asociados en las grandes ciudades.

En la hostelería, con el 50 % de los empleados en un ERTE, Escrivá también cree que se recuperará en gran medida, excepto en lugares concretos, mientras que en actividades de transporte, como en el de carretera, sí contempla "algunos efectos estructurales" que terminen en una reestructuración. También pueden darse en las agencias de viajes, que se han visto muy afectadas, mientras que las actividades de ocio "volverán de alguna forma" y el comercio, "si se ve afectado, no es por la crisis sino por factores estructurales que vienen de antes", ha dejado claro.

Para estas posibles reestructuraciones, Escrivá ha insistido en el papel que debe jugar un nuevo modelo de ERTE pospandemia que sirva como alternativa al despido y fomente la recualificación y formación de los trabajadores. En este sentido, el ministro ha señalado que en otros países hay mecanismos públicos que permiten a las empresas ayudar a sus empleados a readaptarse para adquirir nuevas habilidades para otros puestos de trabajo.

24 horas - Sicilia, economista: "Las políticas activas de empleo no funcionan en España" - Escuchar ahora

Una vez finalizado el estado de alarma, el próximo 9 de mayo, el ministro ha afirmado que será un buen momento para volver a evaluar la situación y que el Ejecutivo está abierto a acompañar a todas las empresas hasta el final de la pandemia. "Ojalá estemos en una situación muy avanzada desde el punto de vista de normalización económica", ha expresado, tras afirmar que el marco normativo de los ERTE debe dar certidumbre hasta que se apuntale la recuperación económica.

Asimismo, el titular del Ministerio ha aprovechado para señalar que el Gobierno quiere aprovechar la experiencia de los ERTE "para que el modelo se quede" en el mercado laboral español.

Noticias

anterior siguiente