Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Problemas logísticos, falta de planificación y plantillas mermadas: ¿qué está retrasando la vacunación?

Por
Sanidad espera una remontada en la vacunación de coronavirus tras una semana de retrasos

La vacunación frente al coronavirus en España sigue avanzando a diversas velocidades aunque, en general, lo hace de forma ralentizada. De la primera remesa de dosis que suministró el Gobierno, solo Asturias, Galicia y la ciudad autónoma de Melilla suministraron más del 50% durante la primera semana de vacunación que terminó este domingo. Mientras los contagios siguen subiendo y algunas regiones están endureciendo sus medidas frente a la pandemia, muchos se preguntan qué está fallando y cómo mejorar la situación.

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc) advierte de que el hecho de que la vacunación coincida con la tercera ola hace aún más importante evitar retrasos y reclaman refuerzos de personal sanitario.

La campaña de vacunación para la fase 1 -residentes y profesionales de centros sociosanitarios- comenzó en España el pasado 27 de diciembre, en domingo y en plenas fiestas navideñas. Hasta la fecha, según Sanidad, se han entregado -en dos tandas- 718.575 dosis de la vacuna de Pfizer a las diferentes autonomías, de las que 82.834 ya han sido suministradas, lo que supone el 11,5% del total. Pero España no es una excepción. Otros países europeos están vacunando también de forma más lenta que lo esperado, como Francia, que solo había vacunado a 516 personas hasta el 1 de enero, o Alemania, que solo ha suministrado el 20% de las vacunas recibidas.

Las enfermeras denuncian falta de planificación

En España, se han dado retrasos en la recepción de las vacunas y problemas con algunos materiales. Mientras, la portavoz del sindicato de Enfermería SATSE, María José García, denuncia que la campaña ha comenzado con unas plantillas ya mermadas -calcula que antes de la pandemia faltaban ya 15.000 enfermeras en el país-. Muchas enfermeras y enfermeros trabajan además de forma voluntaria y han denunciado descoordinación por parte de las autoridades regionales.

“Las enfermeras han emitido quejas de lo más variopinto. Aparte de que la vacunación se ha dado en fechas difíciles, algunas comunidades han puesto unas jornadas de trabajo adecuadas para vacunar y otras no. Algunas enfermeras, cuando han ido a vacunar, se han encontrado con que no tenían el material adecuado, como jeringas que no tenían el sistema de graduación que mide la cantidad exacta de vacuna que hay que proporcionar”, explica a RTVE.es. Añade además que “cada paciente es distinto y requiere su tiempo para ser vacunado”.

Para revertir los retrasos, el Gobierno no descarta poner el Ejército a disposición de las comunidades para vacunar, aunque atribuye los bajos porcentajes de vacunación en muchas comunidades a un retraso en el registro de las cifras y no a una vacunación tan escasa como éstas reflejan. De hecho, aunque el último informe del Ministerio recoge las vacunas suministradas hasta este lunes en general, los datos de muchas comunidades autónomas son anteriores. Precisamente las autonomías comunicaron el lunes unas cifras que no correspondían con las reflejadas horas más tarde en el informe de Sanidad.

Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública: "En los próximos días vamos a ver mejores datos de vacunación"

Algunas comunidades han remitido datos que corresponden a 3 o 4 días antes, se trata de un primer informe”, ha explicado en TVE la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, por lo que ha considerado que los datos variarán considerablemente a lo largo del día. Para la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, "en los próximos días vamos a ver mejores datos de vacunación".

Madrid y Cataluña, entre las más lentas

La Comunidad de Madrid es una de las que menos administración de vacunas ha registrado en comparación con las que ha recibido. De la primera tanda recibida, tan solo ha suministrado en la primera semana un 6%, según sus datos. Es también una de las comunidades que no ha vacunado en festivo ni fines de semana, con la previsión de que los usuarios de las residencias pasaran las fiestas navideñas con sus familiares. Su viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, ha explicado además, en ‘La Hora de la 1’, que el domingo 27 llegaron a Madrid 1.200 vacunas “de forma testimonial”.

Madrid vacunará de lunes a domingo, incluidos festivos, y si es preciso por la noche

El lunes 28 “no llegaron más vacunas” debido a un problema logístico de Pfizer en Bélgica. Llegaron, ha explicado, el martes a las 13.00 horas y llegaron congeladas, cuando descongelarlas lleva entre cinco y siete horas”. “No se pudo vacunar lunes y martes, sino miércoles y jueves a 3.100 personas”, ha proseguido. Además, ha explicado que la Comunidad de Madrid ha reservado la mitad de las vacunas recibidas para la segunda dosis.

Ante las dificultades de la última semana, la Comunidad de Madrid abonará 133.000 euros mensuales (un total de 800.000 euros) a Cruz Roja para ayudar a vacunar. Zapatero ha anunciado también que se ampliarán los horarios de vacunación a mañana y tarde -y noches "si hace falta"- y también los fines de semana y los festivos.

Cataluña es otra de las comunidades con más dificultades y ha suministró durante la primera semana un 14% de la primera remesa de dosis recibidas, según los datos que proporcionó el lunes esta región. Al igual que Madrid, sufrió un retraso en la recepción de las vacunas, que quedaron atrapadas en el túnel de Calais durante el cierre fronterizo con el Reino Unido. A ello se añade que los equipos de vacunación no han estado plenamente operativos estos días, en parte por coincidir con fechas navideñas, o porque en muchos casos se ha necesitado el consentimiento de los familiares para vacunar a la gente mayor que vive en residencias. El día 1 de enero, por ejemplo, en Cataluña solo se vacunó a dos personas.

Este lunes, el secretario de Salud Pública de la Generalitat, Josep Maria Argimon, admitió las críticas por "todas las disfunciones que pueda haber" a nivel logístico en la vacunación. Una de ellas, la de la presidenta de la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria de Cataluña (AIFiCC), Alba Brugués, quien culpa al gobierno catalán de haber "errado" en la organización de la vacunación. Así, en una entrevista para TVE Catalunya ha explicado su propia experiencia: “Trabajo en Castelldefels como voluntaria y me han llamado a trabajar a Martorell con doble jornada. No puedo llegar de un territorio a otro en 45 minutos”. Además, asegura que ha habido retrasos también en la llegada de neveras. En total, son 500 las enfermeras voluntarias que trabajan de forma itinerante para la vacunación en residencias.

Extremadura es otra de las comunidades con un porcentaje más bajo de vacunación, un 7% de la primera remesa de dosis durante la primera semana. El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles ha justificado en Onda Cero que se han suministrado pocas dosis por el “principio de precaución" ante una vacuna "que había que administrarla con las máximas garantías de seguridad" cuando "ya habíamos vivido una rotura de stock provocado por un problema que había habido en Pfizer". Ha añadido que la logística es "complicada" y "depende mucho de la temperatura" en una comunidad como la extremeña con un grado de dispersión "muy importante", con 374 residencias de mayores sin contar las de personas con discapacidad y poblaciones "muy pequeñitas con residencias muy pequeñitas". Valora, eso sí, vacunar también en fines de semana y festivos.

La situación de estas comunidades contrasta con Canarias, que ha seguido vacunando en festivo con una plantilla de alrededor de 130 enfermeras -según la Consejería de Sanidad- y en la primera semana de vacunación ha suministrado el 40% de las vacunas recibidas en la primera tanda. Destaca especialmente Asturias, que a lo largo de la semana pasada administró el 81% del total de las primeras vacunas recibidas y en lo que va de semana ha distribuido ya, según su presidente, el 100% de las mismas. Esta comunidad no ha dejado de vacunar en festivos ni fin de semana.

“Vacunar supone un 40% más de actividad y con los recursos que hay, eso es inviable”

“Vacunar supone un 40% más de actividad y con los recursos que hay, eso es inviable”, ha afirmado en TVE el presidente de Semfyc, Salvador Tranche, quien ha incidido en la importancia de aumentar los “refuerzos” de profesional sanitario entre las autonomías.

Entretanto, Sanidad no prevé hacer como Reino Unido y administrar todas las vacunas como primera dosis y retrasar la segunda dosis en caso de que sea necesario. Silvia Calzón también ha reiterado en ‘La hora de la 1’ que llegarán a España 360.000 dosis de la vacuna de coronavirus cada semana a España y que esa cifra “probablemente pueda aumentar a lo largo de febrero y marzo”, algo que permitirá “garantizar la administración de una segunda dosis” a su debido tiempo -21 días después de la primera-.

Ella ha recordado que la ficha técnica de la vacuna de Pfizer indica que se puede retrasar la aplicación de la segunda dosis hasta un máximo de diez díasLa Agencia Europea del Medicamento ha desaconsejado este martes retrasarla más de 42 días. En cualquier caso, Calzón rechaza cualquiera de estas posibilidades: “Los ensayos no fueron diseñados para valorar la eficacia de una única dosis, nuestra apuesta es de las dos dosis”.

Rafael Vilasanjuan: "Tenemos que aprender lo que está fallando y corregirlo a medida que la vacunación vaya avanzando"

Por último, Rafael Vilasanjuan, director de análisis del Instituto de Salud Global de Barcelona y directivo de la Alianza Internacional para la Vacunación, ha incidido en TVE en la importancia de “generar confianza” a la población para que se vacune: “Los efectos secundarios del coronavirus son muy superiores a los de la vacuna”.

Noticias

anterior siguiente