Enlaces accesibilidad

Siete muertos y tres desaparecidos por un corrimiento de tierra en Noruega

  • Los equipos de rescate buscan entre los desaparecidos a un niño de dos años y a otro de 13
  • Geólogos e hidrólogos advirtieron en 2008  de "problemas de erosión significativos" en el terreno

Por
Equipos de rescate en la zona afectada por el corrimiento de tierras Ask en Gjerdrum, Noruega
Equipos de rescate en la zona afectada por el corrimiento de tierras Ask en Gjerdrum, Noruega. Tor Erik Schroeder / NTB / AFP

Al menos siete personas han muerto tras un corrimiento de tierra junto a un complejo de viviendas de Ask, en el municipio noruego de Gjerdrum, a 50 kilómetros al sur de Oslo. Los equipos de rescate trabajan a esta hora para encontrar a otras tres personas que continúan desaparecidas, entre ellas un niño de dos años y otro de 13, según han confirmado este domingo las autoridades noruegas.

"Seguimos buscando allí donde creemos que podemos encontrar supervivientes", ha dicho en rueda de prensa Kenneth Wangen, jefe del equipo de bomberos que lidera las tareas sobre el terreno.

Cinco equipos de rescate han intensificado la búsqueda, después de que los dos primeros días solo participaran en el operativo helicópteros y drones por motivos de seguridad. La Policía noruega solo ha podido confirmar la identidad de uno de los cinco fallecidos, un varón de 31 años.

Una zona con problemas de erosión 

Más de mil personas han tenido que ser evacuadas desde el miércoles en un área residencial de esa población del municipio de Gjerdrum, a 50 kilómetros al sur de Oslo, después del corrimiento de una masa de suelo arcilloso (de 700 metros de largo y 300 metros de ancho), que se llevó por delante una decena de edificios.

Para acoger a los evacuados, la iglesia local mantiene sus puertas abiertas. Además, las autoridades municipales han habilitado un centro de crisis y algunos han sido alojados en hoteles de la zona. Los evacuados no pueden regresar a sus casas porque el terreno sigue inestable. La noche del viernes al sábado se produjo un nuevo corrimiento. 

Según medios noruegos, geólogos e hidrólogos advirtieron en 2008 a las autoridades municipales de "problemas de erosión significativos" en la zona donde se construyó el bloque de viviendas afectado por el corrimiento.

Un enorme agujero en la ladera

Pese a lo ocurrido y a las advertencias de los especialistas, la Dirección Noruega de Agua y Energía (NVE) mantiene que la probabilidad de un deslizamiento de tierra similar en la región sigue siendo baja.

El terreno afectado por el corrimiento está formado por una arcilla específica, presente en Noruega y Suecia, que tiene la característica de fluidizarse y colapsar rápidamente.

En el lugar del siniestro puede verse un enorme agujero en la ladera, cubierto con escombros de casas que la nieve tapó después parcialmente.

La primera ministra noruega, Erna Solberg, visitó la zona el mismo día del siniestro y este domingo lo han hecho el rey Harald, la reina Sonia y el príncipe heredero Haakon, que se han reunido con los equipos de rescate. Después, los reyes noruegos han acudido a la iglesia de Gjerdrum donde han encendido varias velas en recuerdo a las víctimas. 

Noticias

anterior siguiente