Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Bruselas da luz verde al acuerdo con Pfizer y BioNTech para la compra de 300 millones de dosis de su vacuna

Por
La vacuna de Pfizer y BioNTech aún tiene que demostrar completamente su seguridad y su eficacia.
La vacuna de Pfizer y BioNTech aún tiene que demostrar completamente su seguridad y su eficacia. AFP

La Comisión Europea ha autorizado al acuerdo alcanzado con las firmas farmacéuticas Pfizer y BioNTech para que los Estados miembros puedan adquirir hasta 300 millones de dosis de su vacuna contra la COVID-19, según ha anunciado la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides. El plan de Bruselas es que las vacunas se repartan simultáneamente entre los Estados miembros en función de su población, y que después sean los países los que decidan sus respectivas estrategias de vacunación.

La Comisión Europea considera que se trata de un paso "clave" para que esta vacuna, que tendría una eficacia superior al 90%pueda ser distribuida entre los países miembros una vez que complete los ensayos clínicos y reciba las autorizaciones pertinentes por parte de los reguladores sanitarios.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció el martes que el Gobierno español espera recibir inicialmente 20 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, con las que se podría inmunizar a 10 millones de personas contra el coronavirus, ya que se requieren dos dosis.

"Calculamos que de la vacuna de Pfizer pueden llegar 20 millones de dosis, y como hay que administrar dos, podríamos inmunizar a 10 millones de españoles", afirmó en una entrevista en TVE.

Aún tiene que finalizar los ensayos clínicos

"El Colegio de Comisarios de la Comisión Europea autoriza el contrato con las compañías farmacéuticas BioNTech-Pfizer", ha manifestado en rueda de prensa, poco antes que Stella Kyriakides, el portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer, quien ha subrayado que la vacuna se adquirirá sólo "una vez se demuestre segura y efectiva contra la COVID-19".

A partir de ahora, los Estados miembros tienen cinco días para decidir si participan en el contrato conjunto y, solo cuando esté superado este trámite, se finalizará y firmará el acuerdo de precompra de la vacuna que aún se encuentra en fase experimental.

La CE también ha firmado acuerdos similares con otras farmacéuticas como AstraZeneca, Sanofi-GSK y Johnson & Johnson y ha concluido las conversaciones con CureVac y Moderna. No obstante, todas ellas deberán ser aprobadas antes por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

Seguridad garantizada

Sobre los posibles recelos de una parte de la población europea ante la rapidez del proceso de desarrollo de las vacunas, Stella Kyriakides ha explicado que el hecho de que haya llegado en plazos mucho más breves "no hace que sea menos segura", y que la autorización definitiva "tiene que pasar por la Agencia Europea de Medicamentos".

"La oposición a las vacunas es un problema previo a la pandemia que tenemos que saber abordar y comunicar a los ciudadanos", ha explicado la comisaria, quien ha añadido que si la vacuna llega tan pronto es porque la comunidad científica y los gobiernos "han invertido mucho esfuerzo en ella", y además "ahora se cuenta con las tecnologías adecuadas". "Ya estamos trabajando en la estrategia de comunicación", ha adelantado.

Kyriakides ha evitado fijar un marco temporal sobre cuándo podrían estar disponibles las primeras dosis de la futura vacuna, pendiente aún de "una serie de pasos que deben de seguirse antes de que podamos tener un calendario sobre cuándo estará disponible".

"Finales de 2020 o principios de 2021"

"Finales de 2020 o principios de 2021 es un escenario positivo al que mirar. Pero voy a evitar poner una fecha hasta que no tengamos más información", ha dicho la comisaria, que sí ha querido advertir sobre la importancia de enviar a la ciudadanía "mensajes claros" para que entienda que las restricciones que hacen "extremadamente difícil la vida de todos" seguirán cuando lleguen las primeras dosis.

"Habrá que continuar con estas medidas hasta que la vacunación alcance a una parte significativa de la sociedad. Hay que entender que cuando tengamos una vacuna, no será la bala de plata contra el coronavirus", ha declarado Kyriakides, quien se ha referido a los "desafíos" logísticos de la distribución, algo en lo que la Comisión y las capitales trabajan desde septiembre.

Noticias

anterior siguiente