Enlaces accesibilidad

El BCE urge a la creación de un 'banco malo' para la UE y pide una"reestructuración más profunda" del sector bancario

  • Estima que los préstamos improductivos en los bancos de la zona del euro podrían llegar a alcanzar los 1,4 billones de euros
  • El presidente del Consejo de supervisión, Andrea Enria, defiende empresas de gestión de activos para "evitar errores del pasado" 

Por
La sede del Banco Central Europeo, en Frankfurt, Alemania
La sede del Banco Central Europeo, en Frankfurt, Alemania iStock

El Banco Central Europeo (BCE) ha defendido la necesidad de crear un 'banco malo' en la Unión Europea para asumir los activos dudosos durante la crisis económica derivada de la pandemia y ha pedido aprovechar la coyuntura para una "reestructuración más profunda" del sector bancario.

En una columna de opinión publicada en Financial Times, el presidente del Consejo de supervisión del organismo, Andrea Enria, ha asegurado que la experiencia en la crisis financiera de 2008 demuestra que "cuando se utilizaron empresas de gestión de activos", los balances bancarios se sanearon más rápidamente, recuperando su capacidad para conceder préstamos. 

Y es que el BCE estima que, "en un escenario grave pero plausible", los activos improductivos de los bancos de la zona euro podrían alcanzar los 1,4 billones de euros, "muy por encima de los niveles de las crisis financiera y de deuda soberana de la UE de 2008 y 2011".

Un 'banco malo' para "evitar los errores del pasado"

Ante esta perspectiva, y aún reconociendo que el deterioro de los activos de los bancos europeos todavía no han alcanzado los niveles de la anterior crisis, Enria ha apostado por la creación de un 'banco malo' que permita "evitar los errores del pasado", ser "más eficaces" y "más rápidos" en el tratamiento de los impagos. Esto, considera, permitirá el desarrollo económico y la liquidez para empresas y hogares, "sin que los bancos se vean abrumados por los préstamos dudosos".

Como fórmula, el economista ha sopesado tanto una única empresa europea como "una red de empresas nacionales". No obstante, para que funcione, ha añadido, la UE debería establecer dos cuestiones: la financiación y la fijación de precios.

Una "reestructuración más profunda" del sector bancario

El presidente del Consejo de supervisión del organismo, Andrea Enria, considera conveniente aprovechar la "oportunidad" de la pandemia para una "reestructuración más profunda" del sector bancario de la zona euro.

En su artículo en el Financial Times, el economista ha analizado la respuesta europea a la anterior crisis económica que ha dado como resultado "un sector bancario de la UE frágil, con valoraciones muy bajas en el mercado de valores". 

Enria: "No se trata de ayudar a los bancos que han asumido riesgos excesivos y los han gestionado mal"

En ese sentido, ha vuelto a incidir en la conveniencia de un 'banco malo' que permita "combinar el apoyo con una condicionalidad adecuada a los bancos que tienen problemas de liquidez, lo que les permite introducir mejoras muy necesarias en sus modelos de negocio". 

"No se trata de ayudar a los bancos que han asumido riesgos excesivos y los han gestionado mal", ha valorado. Posteriormente ha insistido en que el apoyo debería limitarse a los bancos que "en opinión de su supervisor, tienen un modelo de negocio viable y pueden prosperar como entidades autónomas cuando la crisis termine", aunque también si se comprometen a reestructuraciones.

"En el caso improbable de que un plan de este tipo termine generando pérdidas, podríamos limitar o incluso impedir la mutualización de las mismas en toda la UE", ha escrito. Por contra, considera que dichas pérdidas "podrían asignarse en función de la nacionalidad de los bancos de origen y de cada esquema nacional correspondiente".

La fusión de CaixaBank y Bankia abre la puerta a la creación de gigantes bancarios a nivel europeo

"Una respuesta europea integrada"

El representante del BCE ha instado a dar "una respuesta europea integrada", frente a las divisiones nacionales que convierten a los bancos de la UE en "menos eficientes y más frágiles". "El choque exógeno y simétrico de la pandemia crea condiciones favorables para una iniciativa europea", ha apuntado sobre la citada "oportunidad" ante la coyuntura. 

Para todo ello, el regulador europeo ha apuntado que puede aprovecharse la "flexibilidad del marco jurídico actual de la UE y las normas sobre ayudas estatales", aunque no ha instado a las instituciones a prepararse para hacer ajustes legislativos si es necesario.

"Es mucho lo que está en juego: no podemos permitirnos tener un sector bancario que luche con los escombros de la crisis actual durante los próximos años. Tampoco podemos permitirnos un sector bancario que no pueda apoyar la transformación de nuestras economías", ha zanjado. 

Noticias

anterior siguiente