Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Biden arremete contra Trump: "Su incapacidad para lidiar con el coronavirus lo descalifica para la presidencia"

Por
El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, se ajusta la mascarilla antes de viajar a Orlando desde el Aeropuerto Internacional de Tampa, Florida, Estados Unidos.
El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, se ajusta la mascarilla antes de viajar a Orlando desde el Aeropuerto Internacional de Tampa, Florida, Estados Unidos. REUTERS/Leah Millis

El candidato demócrata, Joe Biden, ha atacado duramente este miércoles al presidente Donald Trump asegurando que su incapacidad para lidiar con la pandemia de coronavirus lo "descalifica totalmente" para la presidencia.

"La primera responsabilidad de un presidente es proteger al pueblo estadounidense y no lo hace. Lo descalifica totalmente", ha indicado Joe Biden asegurando que el mandatario estadounidense se negó a poner en marcha medidas nacionales de distanciamiento físico contra el virus.

Biden ha puesto en duda la credibilidad del mandatario, quien agita la promesa de la inminente llegada de una vacuna a medida que el país se acerca a los 200.000 muertos. 

El martes por la noche, Donald Trump nuevamente buscó tranquilizar a la población durante un programa de televisión diciendo que el coronavirus eventualmente desaparecería con el tiempo, mientras que casi mil estadounidenses todavía mueren a causa del virus todos los días. "Todo va a estar bien, está desapareciendo. Y desaparecerá aún más rápido con las vacunas", ha dicho el exempresario a ABC.

"No confíes en Trump"

"Trump volvió a confirmar esta noche que después de permitir que la peor crisis de salud en 100 años se agrave durante ocho meses, no solo no tiene plan, sino que no entiende nada", ha declarado la portavoz de Joe Biden, Kate Bedingfield.

Aun así, la carrera de las vacunas avanza rápidamente en Estados Unidos, con dos candidatos (Pfizer y Moderna) a punto de haber reclutado a 30.000 participantes en sus ensayos clínicos contra placebo. "Estamos a unas semanas de tener uno", repitió este martes Donald Trump, sin precisar si se refería a la disponibilidad de resultados o de una autorización oficial.

Sin embargo, su rival en los comicios de noviembre insta a los estadounidenses a no confiar en el magnate ni en sus promesas sobre la vacuna.  "Confío en las vacunas, confío en los científicos, pero no confío en Donald Trump. Y ahora mismo los estadounidenses tampoco pueden confiar", ha respondido Joe Biden. "Una cosa es segura, no podemos permitir que la política interfiera con la vacuna de ninguna manera", ha agregado. 

Incluso si los ensayos clínicos fueran concluyentes antes de la elección del 3 de noviembre, lo que los funcionarios y expertos consideran poco probable, la distribución de dosis inicialmente será "muy limitada" y reservada para ciertas poblaciones prioritarias, ha afirmado el miércoles al Congreso el director del Centro para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC), Robert Redfield.

"Si me preguntan cuándo el resto de estadounidenses pueden recibir la vacuna para volver a la vida normal, no creo que sea hasta el segundo o tercer trimestre de 2021", predijo.

Falta de transparencia

Un funcionario de Operation Warp Speed, que coordina toda la estrategia de vacunas del gobierno, anunció el miércoles que el objetivo era distribuir las primeras dosis de vacuna dentro de las 24 horas posteriores a una posible autorización de emergencia por parte de la Agencia de Medicamentos (FDA).

Es la integridad de este proceso de autorización lo que ahora está en duda, a pesar de las promesas de la FDA y los laboratorios de respetar los estándares habituales y de autorizar una vacuna solo si las pruebas demuestran que reduce la incidencia del COVID-19 en al menos un 50%. 

Peter Lurie, un exfuncionario de alto rango de la FDA, ha declarado a AFP que no es raro que los ensayos de fase 3 de medicamentos o vacunas fracasen, a pesar de los resultados positivos en fases anteriores en unos pocos cientos de participantes.

Este fue el caso de una vacuna experimental contra el herpes. ¿Podría la Casa Blanca intervenir para aprobar una vacuna ya en octubre, a pesar de la oposición de los expertos de la FDA? "Si el departamento de salud quisiera anular, tiene el poder", ha dicho Peter Lurie.

Esto solo se ha hecho en ocasiones extremadamente raras en la historia de la agencia, especialmente en 2011, cuando la administración de Barack Obama decidió no seguir un consejo de la FDA a favor de la píldora y al día siguiente estba disponible sin receta.

Noticias

anterior siguiente