Enlaces accesibilidad

La UE se muestra dispuesta a tomar más medidas contra las acciones de Turquía en el Mediterráneo si no hay diálogo

  • Los países mediteráneos llaman a negociar pero con la "exigencia de que nuestros principios sean respetados"
  • Han apelado también a poner la crisis migratoria en el centro de sus preocupaciones

Por
 Los jefes de Gobierno durante la MED7 celebrada en Córcega
Los jefes de Gobierno durante la MED7 celebrada en Córcega EFE/EPA/LUDOVIC MARIN

Los países del sur de la Unión Europea (UE) han mostrado este jueves su apoyo a Grecia y Chipre frente a las acciones de Turquía y sus prospecciones de hidrocarburos en aguas del Mediterráneo que Atenas y Nicosia consideran suyas.

"Queremos enviar un mensaje de solidaridad a Grecia y Chipre, de apoyo frente a las acciones unilaterales y amenaza a la soberanía europea", ha afirmado el presidente francés, Emmanuelle Macron, en una declaración a la prensa tras la reunión con los jefes de Gobierno de esos dos países y de España, Italia, Portugal y Malta (MED7).

Los países mediterráneos han apoyado, además, la idea de sanciones económicas adicionales contra Turquía si esta persiste en sus acciones unilaterales.

Las tensiones comenzaron entre la UE y Turquía, miembro de la OTAN, después de que Ankara enviara un buque de reconocimiento para trazar las posibles perspectivas de perforación de petróleo y gas en varias partes del Mediterráneo oriental, un territorio también reclamado por Grecia y Chipre.

Grecia y Turquía inician maniobras militares en plena escalada de tensión por los yacimientos de gas del Mediterráneo

Voluntad de diálogo sin "ninguna ingenuidad"

Macron ha insistido en la necesidad de que la UE retome el diálogo de alto nivel con Ankara, dentro de una presencia más reforzada en el Mediterráneo oriental, encabezada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y el alto representante para la Política Exterior, Josep Borrell.

Aun así, ha reconocido que se apuesta por ese diálogo sin "ninguna ingenuidad" por parte europea, con una discusión "de buena fe" y con "voluntad de desescalada", pero con la "exigencia de que nuestros principios sean respetados". Francia ha sido uno de los países más firmes en la respuesta a las exploraciones turcas en busca de yacimientos de gas e, incluso, llegó a enviar este verano buques y aviones militares a la zona para resaltar su respaldo a Grecia.

Reportajes 5 Continentes - Tensiones en Grecia y Turquía en el Mediterráneo - Escuchar ahora

Por su parte, el presidente Pedro Sánchez también ha mostrado su apoyo "a dos estados miembros con los que no solo compartimos ser colegas de un mismo club", sino "las dificultades y las experiencias" frente a las acciones de Turquía. Sánchez ha apelado al "diálogo" y ha asegurado respaldar a Michel y Borell en las negociaciones.

"Hay espacio para ese diálogo verdadero, hay que desescalar la tensión y hacer una apuesta clara y firme por el diálogo", ha dicho Sánchez, quien también ha reivindicado los "aspectos positivos" que tiene la "buena cooperación" entre la UE y Turquía.

El primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, ha urgido de nuevo a Ankara a "detener las prospecciones y todas sus actividades ilegales y volver a la mesa de negociaciones" y advirtió de que, de lo contrario, acudirán al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya. Las prospecciones turcas se realizan en aguas entre Grecia y Chipre, en un área que los tres países reclaman como perteneciente a su Zona Económica Exclusiva (ZEE).

Preocupación por la crisis migratoria

 Mitsotakis también ha instado a la Unión Europea a poner la crisis migratoria en el centro de sus preocupaciones tras el incendio del campamento de migrantes de Moria en Grecia.

"Europa debe pasar de las palabras de solidaridad a una política de actos de solidaridad. Debemos situar la crisis de la migración en el centro de nuestros debates y ser mucho más concretos", ha dicho, recordando que "Grecia y otros países del sur se enfrentan actualmente a una crisis extremadamente grave y difícil de abordar.

Emmanuel Macron había asegurado anteriormente que la crisis de la migración "estará en el centro de la agenda europea en las próximas semanas", diciendo que "el estancamiento en las cuestiones de migración ha durado demasiado tiempo".

Sánchez ha respaldado las palabras de sus homólogos y ha señalado la necesidad de tener una mirada más completa sobre la política migratoria. "No es solo una cuestión de fronteras", ha dicho llamando a" la responsabilidad, la solidaridad y la humanidad". 

El presidente ha recordado que la migración es uno de los próximos grandes debates que le espera a Europa -la Comisión tiene que presentar su propuesta para el Pacto Migratorio en las próximas semanas- y la posición de España es conocida, plantear su dimensión "interna y externa"

Noticias

anterior siguiente