Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El Gobierno descarta decretar el estado de alarma en Lleida y afirma que las CC.AA. tienen "instrumentos" contra los brotes

Por
Illa recuerda que la responsabilidad de controlar los brotes corresponde a las Comunidades Autónomas

El Gobierno descarta decretar el estado de alarma parcial en Lleida para contener el brote de coronavirus en la comarca del Segrià, después de una jueza invalidara el intento de la Generalitat de imponer un confinamiento domiciliario en ocho localidades de la zona, y asegura que las comunidades autónomas disponen de "instrumentos para actuar" contra los brotes de Covid-19 que puedan surgir.

"Hay instrumentos a disposición de las comunidades autónomas para poder actuar con las medidas pertinentes para poder controlar el brote del Segrià", ha asegurado en rueda de prensa el ministro de Sanidad Salvador Illa. Además, ha destacado la fluidez de la comunicación, tanto técnica como política, con las autoridades de Cataluña y ha destacado que el Gobierno está dando todo el apoyo que se le pide.

Illa ha hecho estas declaraciones pocas horas después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lleida, a petición de la Fiscalía, rechazara validar la aplicación de la resolución en la que el Govern ordenaba el confinamiento en sus casas de los ciudadanos de Lleida y otras siete localidades, al considerar que las medidas son similares a las del estado de alarma y que esta es una competencia estatal.

No obstante, según ha explicado, los servicios jurídicos de la Generalitat están trabajando para buscar cómo obtener la autorización para tomar medidas adecuadas a la realidad epidemiológica del Segrià. "En este escenario de control, el papel preponderante corresponde a las comunidades autónomas", ha recordado el ministro, que ha insistido en que son ellas las que "toman aquellas decisiones que estiman convenientes en función de los distintos brotes", como se ha venido haciendo hasta ahora. 

Ajustar las restricciones y su carga legal

Tanto el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como el vicepresidente, Pere Aragonès, han cargado contra la decisión de la jueza, pero han descartado solicitar al Gobierno central que declare el estado de alarma en la región para dar sostén legal a sus medidas: "Creemos que con el actual marco normativo, tenemos todas las herramientas para evitar un estado de alarma", ha señalado el vicepresidente.

El Govern, en este sentido, tiene previsto aprobar un decreto con medidas para combatir los brotes de coronavirus en Cataluña que incluirá las restricciones previstas para Lleida, con el fin de "reforzar su seguridad jurídica". Torra, en este sentido, no ha aclarado si se recurrirá la decisión judicial, aunque ha señalado que los servicios jurídicos no descartan ninguna actuación.

Torra desacredita la decisión judicial sobre el confinamiento en Lleida y anuncia un decreto para imponer las medidas

Desde el Gobierno central coinciden en que son necesarias nuevas medidas para atajar el brote de Lleida, en el que hay confirmados casi 1.500 contagios. Preguntado por qué debe hacer la población mientras tanto, Illa ha recomendado que los ciudadanos sigan "las recomendaciones de sus autoridades sanitarias". No obstante, fuentes del Ejecutivo señalan que "hay medidas más fáciles de implementar, que tienen menos carga legal, aunque no sean tan eficientes como el confinamiento individual". Entre ellas, mencionan "el cierre de locales, restricciones de aforo, piscinas...".

Las mismas fuentes indican que las comunidades autónomas "han actuado bien hasta ahora" y que el Gobierno solo actuaría en caso de percibir "pasividad" en el control de brotes, para lo que dispone de herramientas como coordinar actuaciones entre regiones a través del Sistema Nacional de salud o, en última instancia, declarar el estado de alarma en una zona concreta.

Ábalos: el Gobierno "no se va a quedar al margen de su responsabilidad"

Poco antes, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, señalaba en RNE que el Gobierno "no se va a quedar al margen de su responsabilidad" en el brote de Lleida, aunque, por el momento, ha evitado referirse a una posible declaración parcial del estado de alarma: "No quiero anticipar nada".

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Ábalos no descarta que el Gobierno tenga que active el estado de alarma en Cataluña: "No nos quedaremos al margen" - Escuchar ahora

Ábalos ha recordado que la gestión de los brotes de coronavirus está en manos de las comunidades autónomas, si bien "tienen algunas limitaciones que ya advertimos cuando se nos decía de que habíamos impuesto un estado de excepción innecesario. Ahora somos conscientes de que no había otra alternativa al estado de alarma".

De hecho, el presidente de la Diputación de Lleida, Joan Talarn, reconocía en una entrevista en RAC-1 recogida por Efe que, tras la decisión de la jueza, no se podía prohibir a la gente que saliera de casa. Mientras, el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, se decía en la misma emisora "preocupado, irritado y esperando noticias claras", al tiempo que cuestionaba "hasta qué punto la salud de la ciudadanía se tiene que poner en manos de una decisión judicial".

Ante esta incertidumbre, el PP ha registrado en el Congreso una petición para la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que piden que informe sobre los brotes de COVID-19 en diferentes puntos de España y que explique las medidas que está poniendo en marcha su departamento ante esta situación.

Noticias

anterior siguiente