Enlaces accesibilidad
Coronavirus | Galicia

Desconectados en el rural gallego: empresas y escuelas, afectadas por la baja velocidad de internet

Por
Desconectados en el mundo rural

La crisis sanitaria ha acrecentado el problema de acceso a internet en zonas rurales. Las bajas velocidades complican el teletrabajo, las clases on-line o expandir un negocio. Es lo que pasa en el Baixo Miño gallego, zona fronteriza con Portugal, donde la cobertura móvil es mejor con las redes portuguesas que con las nacionales.

Buscando soluciones

En los últimos años la agricultura se ha tecnificado. Un ejemplo son los productores de planta ornamental del Baixo Miño, en el sur de Pontevedra. Sin una conexión rápida y estable a internet sus planes de expansión comercial están paralizados.

Coplant comercializa en Europa 80.000 plantas a la semana conectando directamente a los compradores con los productores. Sin fibra óptica han tenido que contratar dos teleoperadores y servirse de cable, radioenlace e internet móvil 4G orientado a Portugal.

Nos está paralizando, nos está limitando

El gerente, Emilio Estévez, nos dice que hasta que llegue la fibra no podrán ampliar la venta online a mayoristas. “Nosotros estamos centrando nuestros recursos de internet en la gestión de datos, porque si nos ponemos a vender por internet business to business (nosotros no vendemos a consumidores, solo a empresas) saturaríamos la señal. Ahí tenemos algo que nos está paralizando, nos está limitando”.

La brecha digital en la escuela

Tomiño, uno de los ayuntamientos de la comarca, acaba de superar, por primera vez, los 14.000 habitantes. El despliegue de internet por fibra óptica cubre la zona urbana. Los alumnos de las parroquias más alejadas han tenido muchos problemas para estudiar a distancia.

Que los niños tengan un lugar donde estudiar si pasa algo el curso que viene

La alcaldesa, Sandra González, nos explica que el Ayuntamiento ha decidido crear una sala de estudio en un local municipal con conexión por fibra. “Que los niños y las niñas puedan tener un lugar donde estudiar, con todas las distancias de seguridad, con todas las medidas por si pasa algo el curso que viene, de cara a octubre"

Teletrabajar sin velocidad

Dos ingenieras y un arquitecto han encontrado en el rural un lugar cómodo y seguro para teletrabajar, pero la velocidad del ADSL y la conexión de telefonía móvil son precarias.

Faustino Patiño nos explica que “tenemos mejor conexión con los operadores portugueses que con los nacionales”. Se están planteando volver a sus puestos de trabajo por los problemas de conectividad.

Volver al walkie talkie para estudiar a distancia

En la montaña de Lugo, en Baralla, un profesor ha recurrido a los walkie talkies para conectarse con una parte de sus alumnos, realizar actividades, corregir deberes y poder seguir el curso.

Clases con walkie talkies para suplir la falta de ordenadores

La brecha digital entre zonas urbanas y rurales va a seguir existiendo, pero la tecnología aporta soluciones para zonas de difícil acceso. De ahí el crecimiento de operadores de internet locales. La empresa Fibralar está desplegando antenas en el sur de Pontevedra. La red se alimenta con fibra y se distribuye por radio. Su gerente, Rafael Fernández, asegura que en Galicia hay 300 zonas con problemas de conectividad y que su negocio seguirá creciendo porque la fibra óptica no va a llegar a los lugares más pequeños y retirados.

Fibralar ofrece red alimentada por fibra

Datos oficiales de cobertura de banda ancha

Según la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia, gracias a los planes de banda ancha del Gobierno de España y la Xunta, este año el 80% de los gallegos tendrá cobertura a internet de 100 Mbps a través de redes fijas y la previsión es que llegue al 90% en 2021.

Los últimos datos disponibles de cobertura de banda ancha se publicaron en abril y corresponden a junio de 2019.

Noticias

anterior siguiente