Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La UE negocia un pacto para la reapertura de las fronteras que dejaría fuera a Estados Unidos y Rusia e incluiría a China

Por
La UE negocia un pacto para la reapertura de las fronteras que dejaría fuera a Estados Unidos e incluiría a China

Los Estados miembros de la Unión Europea siguen intentando alcanzar un acuerdo contra reloj acerca de la reapertura de sus fronteras externas antes del próximo 1 de julio, cerradas a causa de la pandemia de coronavirus.

Las negociaciones siguen estancadas a causa de las discrepancias en torno a la lista de terceros países cuyos nacionales podrán volver a viajar a territorio comunitario. Una relación que, en base a criterios epidemiológicos, incluye a China, Marruecos y Australia, pero deja fuera a otros como Estados Unidos, Brasil o Rusia, que no han sido capaces de contener aún la propagación del virus. 

"Algunas consultas continuarán todo el fin de semana", señalaron fuentes diplomáticas de Croacia, país que preside el Consejo hasta finales de junio y recoge EFE.

El lunes se lanzará un procedimiento escrito para que las delegaciones "digan si o no" al documento que fija tanto los criterios como el listado de los países cuyos nacionales podrán viajar a la UE, indicaron las mismas fuentes.

Los embajadores de los Estados miembros no fueron capaces de cerrar un acuerdo el viernes tras más de cinco horas de reunión, en las que se puso sobre la mesa un texto con una lista inicial de países, pero que no fue sometido a votación porque los Estados decidieron consultarlo previamente con sus capitales, según fuentes europeas. 

Boletines RNE - EEUU, Brasil o Rusia se quedarían fuera de la lista de países que podrían entrar en territorio europeo - Escuchar ahora

El objetivo sería comenzar a levantar los vetos a una serie de países el próximo miércoles 1 de julio, como había propuesto la Comisión Europea.

Lista de 15 países

Según fuentes europeas que cita Europa Press, la lista de países cuyos nacionales serán los primeros en entrar en la UE incluye a Argelia, Australia, Canadá, Japón, Montenegro, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Serbia, Corea del Sur, Tailandia, Túnez, Uruguay, Georgia y China, país este último en cuyo caso el levantamiento del veto estará sujeto a reciprocidad.

Se trata de una primera relación de países, que se revisará periódicamente -probablemente cada dos semanas- para alinearla en cada momento con la situación sanitaria.

No solo quedan fuera países como Estados Unidos, Rusia, Brasil o Argentina, cuya situación epidemiológica no da garantías, sino que la lista también excluye a la mayoría de los Balcanes occidentales pese a que la Comisión Europea pidió que se les incluyera, y tampoco aparecen otros países con niveles de infección similares a la UE, como Cuba.

"El texto de compromiso está sobre la mesa, pero algunas capitales necesitan echarle aún un vistazo. Por eso no se puede decir que haya acuerdo ya", han informado fuentes diplomáticas europeas. Aunque "no todos están de acuerdo" sobre el borrador final y el control de las fronteras es una competencia de los Estados miembro, pero la decisión se tomará por mayoría cualificada ya que afecta a políticas comunes como la libre circulación y los visados.

La Unión Europea busca el límite adecuado para el control de sus fronteras aéreas

Criterios "epidemiológicos claros"

En cualquier caso, el compromiso de los Estados miembros es basarse en criterios "epidemiológicos claros" que permitan acotar la lista en función de cuestiones sanitarias y científicas y no como consecuencia de decisiones políticas, de modo que la frontera se empiece a abrir a países en donde el alcance de la pandemia se encuentre en "los niveles de la UE".

Por ello, la recomendación pide que los elementos para decidir qué países tienen carta para entrar y cuáles no se basen en el número de infecciones por cada 100.000 habitantes durante los últimos catorce días, en la tendencia de nuevos casos durante el mismo periodo en los catorce días anteriores y la capacidad de esos países para trazar, contener y tratar posibles nuevos brotes.

Los Veintisiete, además, prevén una serie de excepciones para seguir permitiendo los viajes procedentes de los países vetados si se trata de circunstancias excepcionales, por ejemplo para permitir regresar a europeos o familiares de europeos atrapados en el exterior.

A las excepciones, los Estados miembros sopesan incluir nuevas categorías sugeridas por Bruselas, como es el caso de los estudiantes o de los trabajadores de alta cualificación.

Asimismo, deben consensuar cuál será el procedimiento de evaluación y validación de los cambios de la lista, porque los socios tienen claro que "no será un proceso automático".

También tienen claro los países de la UE que el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) debe tener un papel fundamental a la hora de proporcionar los datos epidemiológicos que se tendrán en cuenta, aunque no está claro si tendrá peso a la hora de validar la lista final o será una decisión única de los Estados miembros, que tienen competencias exclusivas en materia de gestión de fronteras.

Noticias

anterior siguiente