Enlaces accesibilidad
EE.UU.

Acusado de asesinato el policía de Atlanta que disparó a Rayshard Brooks

  • Según el fiscal, "Brooks no representaba una amenaza inmediata" para los agentes
  • Su muerte se suma a la larga lista de afroamericanos asesinados por la policía en EE. UU.

Por
 El fiscal Paul L. Howard señala un frame del vídeo del asesinato de Brooks
El fiscal Paul L. Howard señala un frame del vídeo del asesinato de Brooks EFE/EPA/ERIK S. LESSER

Un fiscal del condado de Georgia (EE.UU.) ha anunciado este miércoles que el exagente de policía de Atlanta que disparó a Rayshard Brooks se enfrenta a hasta once cargos, entre ellos el de delito de asesinato.

Brooks, de 27 años, falleció tras ser tiroteado por el oficial Garrett Rolfe la noche del viernes en el aparcamiento de un restaurante de comida rápida de la cadena Wendy's en Atlanta después de resistirse a ser detenido y pelearse con dos agentes. Rolfe fue despedido al día siguiente, cuando las imágenes de las cámaras de seguridad permitieron ver cómo fueron los últimos minutos de vida de la víctima.

El expolicía se enfrenta a cargos que incluyen un delito grave de asesinato y asalto con un arma mortal, según ha informado el fiscal del condado de Fulton, Paul Howard, en una conferencia de prensa en Atlanta. Rolfe podría ser condenado a cadena perpetua o a la pena de muerte si es considerado culpable.

Devin Brosnan, el otro agente que estuvo en la escena, cooperará con los fiscales como testigo. Ha sido acusado de agresión y violación de su juramento.

"Hemos llegado a la conclusión de que en el momento de su muerte, Brooks no representaba una amenaza inmediata" para los agentes de policía, ha dicho el fiscal, que ha señalado también que las normas del departamento de policía de Atlanta no permiten disparar a alguien que está huyendo.

Una cinta de video ha revelado que el oficial pateó a la víctima una vez que estaba en el suelo. Esto "no refleja un sentimiento de miedo hacia Brooks, sino otro tipo de emoción", ha comentado Paul Howard.

El caso de Brooks se suma a la larga lista de afroamericanos asesinados por la policía, lo que ha reavivado aún más las protestas antirracistas en Estados Unidos surgidas a raíz de la muerte de George Floyd en Mineápolis.

Violencia Racista: La muerte de Rayshard Brooks fue un homicidio

La autopsia oficial confirmó que el joven murió en un homicidio tras recibir "dos disparos en la espalda". Falleció por daños en los órganos y pérdida de sangre, según informó la oficina del médico forense del condado de Fulton en un comunicado.

Tras el suceso, la alcaldesa de Atlanta, Keisha Bottoms, anunció que iba a emitir una serie de órdenes administrativas para acelerar la revisión de la policía. Este martes, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció una orden ejecutiva para frenar los casos de brutalidad policial. El decreto busca proporcionar incentivos financieros a aquellos departamentos de policía que mejoren su formación y estándares sobre el uso de la fuerza.

Noticias

anterior siguiente