Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Los expertos de la UE estimaron "bajo" el riesgo del coronavirus pocos días antes del estallido de la pandemia

Por
Los expertos de la UE estimaron "bajo" el riesgo del coronavirus pocos días antes del estallido de la pandemia

Los expertos del organismo de la Unión Europea encargado de la vigilancia de las enfermedades infecciosas calificaron de "bajo" el riesgo del coronavirus pocos días antes de que la epidemia estallara en Italia, el principal foco de la expansión del SARS-CoV-2 en el continente, que apenas unas semanas después se veía forzado a imponer medidas de confinamiento y distancia social para intentar frenar los contagios y empezaba a contar los fallecidos por miles.

Así consta en las actas de la reunión que mantuvieron en Estocolmo el pasado 18 de febrero una treintena de miembros del consejo asesor del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, en sus siglas en inglés), en el que participan los miembros de la Unión Europea, así como Islandia, Liechtenstein y Noruega, y entre ellos, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias de España, Fernando Simón.

"La evaluación actual del riesgo del ECDC fue que era bajo para las próximas (2-4) semanas", señala ese documento, adelantado por el diario El País, que argumenta que el pico de la epidemia se esperaba para las próximas semanas y que solo entonces podría empezar la transmisión. 

En aquel momento, los países miembros del ECDC habían constatado, según esa misma acta, apenas 45 casos confirmados de coronavirus en el continente, de los que 44, casi todos, también habían sido detectados por el sistema de vigilancia epidemiológica europeo (TESSy), si bien entonces solo se controlaban los posibles casos procedentes de China, donde había surgido la epidemia.

Señales inquietantes

Los participantes en la reunión del ECDC, un organismo de carácter técnico que apenas tiene capacidad ejecutiva y efectúa labores de coordinación, además de emitir recomendaciones para las autoridades sanitarias, pasan entonces a debatir aspectos como la definición de los casos, la necesidad de armonizar los datos, los requerimientos para controlar las infecciones secundarias y la capacidad para detectar a los portadores del virus a través de sus síntomas.

En este sentido, los expertos si detectaron señales inquietantes: el representante de Alemania, Osamah Hamouda, advertía ya entonces, en la ronda de intervenciones, que era "obvio que el concepto de contención no funcionaba y que no era útil puesto que las enfermedades no respetan las fronteras", además de recalcar que era "probable" que hubiera muchos casos sin detectar. Y señala que hay pocos equipos de protección individual en el mercado

Asimismo, Bruno Coignard, del Instituto de Vigilancia Sanitaria de Francia, señala que han contemplado cuatro escenarios y que el último de ellos, "que implica transmisión a gran escala y con un significativo e importante impacto en el sistema de salud, era el más probable". También Mike Catchpole, responsable técnico del ECDC y moderador de la reunión, avisa que ya es "evidente que por los focos en Francia y Alemania que el virus se transmite muy bien", lo que no impide que el organismo mantenga su evalución del riesgo en el nivel bajo. 

Simón, por su parte, muestra su preocupación "por el riesgo de importación y por cómo tratar con grupos secundarios, dado que el seguimiento de contactos es actualmente una carga mayor para el sistema de salud pública que la asistencia sanitaria real", aunque también alude a la "estigmatización" de quienes daban positivo en los test y señala que la transmisión comuniaria no constituía, en su opinión, el factor esencial, sino el tiempo y la incidencia acumulada del virus. 

Preguntado por la tarde en la rueda de prensa diaria en Moncloa, el director del CCAES ha negado que se subestimara un riesgo de brote de coronavirus en Europa, como deslizó también la directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Neira.

"En ningún momento se subestimó el riesgo. Se valoró la situación", ha defendido Simón. "En aquel momento en España éramos los únicos que habíamos identificado casos importados que no procedían de China, un caso importado de Francia, el de un británico que reside en Baleares, y un alemán, que había viajado a Canarias", ha recordado.

El estallido de la pandemia

Los expertos desgranan, en ese intercambio de puntos de vista, que por el momento hay doce casos en Francia, dos en España, uno en Bélgica, otro en Suecia, uno más en Rumanía… y tres en Italia. La representante italiana, Silvia Declich, del Instituto Superior de Sanidad de Roma, introduce en el debate "la posibilidad de que los casos asintomáticos transmitan la enfermedad", así como la conveniencia de ponerles en cuarentena.

Un temor justificado, en tanto que, cinco días después, el 23 de febrero, Italia notificaba 76 nuevos casos, el primer día con más de veinte casos, lo que se considera el inicio del brote. Y solo un día después, el 24 de febrero, las autoridades italianas registraban 219 casos nuevos y cinco muertes con coronavirus.

Tras Italia, el siguiente gran foco en Europa fue España, que el 29 de febrero registró 28 nuevos casos, según la serie corregida del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, en lo que sería el inicio del brote; el 5 de marzo ya eran 188 infecciones diarias y el 15 de ese mes, cuando se declaró el estado de alarma, ascendían a 1.707 casos nuevos.

El 11 de marzo, la OMS definió ya como pandemia al coronavirus, cuando en Europa había ya más de 22.000 casos y actualmente la cifra de contagios supera los 1,8 millones, mientras que las muertes ya son 167.958, según las últimas cifras recopiladas por la Johns Hopkins University.

Noticias

anterior siguiente