Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Torra y Colau proponen una fase intermedia (entre la 0 y la 1) para Barcelona y su área metropolitana

Por
Decenas de ciudadanos practican deporte por el parque de la Ciutadella de Barcelona
Decenas de ciudadanos practican deporte por el parque de la Ciutadella de Barcelona EFE/Marta Perez

La consellería de Salud de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona han acordado que la capital catalana y su área metropolitana permanezca en la fase 0 de la desescalada, si bien han propuesto que se permitan algunas actividades previstas en la fase 1, como ir a establecimientos comerciales sin cita previa, celebrar actividades de culto e ir a museos con un tercio de su capacidad si el Gobierno lo acepta.

Así lo han anunciado este jueves en rueda de prensa telemática la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, la consellera de Salud, Alba Vergés, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Se trataría de una "fase 0 avanzada" dirigida a Barcelona y las regiones sanitarias Metropolitana Nord y Sud, para hacer un "desconfinamiento progresivo" de la zona más poblada de Catalunya. No afectaría a las áreas asistenciales del Alt Penedès, Garraf y Baix Montseny, que la Generalitat defiende que sí podrían pasar a partir del lunes a la fase 1 pese a hallarse dentro de la región sanitaria de Barcelona.

Preocupa la capacidad para controlar prosibles rebrotes

La propuesta deberá en todo caso ser avalada por el Gobierno central. Colau ha señalado que quieren facilitar que la actividad vuelva lo antes posible, "pero estamos de acuerdo en que necesitamos hacerlo con la máxima seguridad y manteniendo las distancias de seguridad". La alcaldesa también ha dicho que trabajan "para que el 25 de mayo ya se pueda pasar a la fase 1".

Vergés destacó el miércoles que las tres regiones que seguirán en fase 0 concentran el 66 % de la población y que esta densidad no solo genera un volumen elevado de movilidad sino que, en caso de producirse un rebrote, este puede ser más complicado de controlar.

En concreto, la región sanitaria Metropolitana Norte presenta un riesgo bajo de rebrote de la pandemia, pero tiene una población en su conjunto de 1,9 millones de personas, la más elevada de Cataluña. "No es que le falte nada para poder entrar en una nueva fase", ha dicho la consellera, es que la incidencia de casos por 100.000 habitantes puede hacer que sea más difícil controlar un posible rebrote.

La "fase 0,5" no contempla reapertura de terrazas y gimnasios

Entre las actividades que se podrían llevar a cabo según la citada propuesta, también bautizada como "fase 0,5", figuran reactivar el servicio de préstamo de las bibliotecas y abrir centros educativos y universidades para su desinfección y acondicionamiento, además de tareas administrativas y, en el caso universitario, de investigación con la reapertura de los laboratorios.

También se contempla permitir el culto religioso o que se flexibilicen los velatorios con una ampliación de hasta 10 personas. Los centros de alto rendimiento (CAR) podrían abrir con medidas de protección e higiene y los profesionales y federados regresarían a los entrenamientos.

En cambio, Vergés ha explicado que la apertura de las terrazas de bares y restaurantes y los encuentros de hasta diez personas en casas no estarán contempladas en esta fase 0 avanzada. Tampoco lo estarán el funcionamiento de los gimnasios ni la movilidad entre municipios que no sea estrictamente por motivos laborales.


 

Noticias

anterior siguiente