Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Estados Unidos acusa a China de intentar robar información sobre la vacuna para el coronavirus

Por
Vial con una potencial vacuna contra el coronavirus en los laboratorios Novavax (Maryland)
Vial con una potencial vacuna contra el coronavirus en los laboratorios Novavax (Maryland) ANDREW CABALLERO-REYNOLDS / AFP

Las autoridades de Estados Unidos han acusado este miércoles a piratas informáticos chinos de haber llevado a cabo ciberataques contra centros de investigación estadounidenses para robar información sobre las vacunas y los tratamientos que se están probando frente al coronavirus.

Así lo han denunciado el FBI y la Agencia gubernamental de Ciberseguridad e Infraestructura (CISA, en inglés), dependiente del Departamento de Seguridad Nacional, en un comunicado con el que pretenden "concienciar sobre la amenaza a la investigación relacionada con el COVID-19".

Actualmente el FBI desarrolla pesquisas sobre supuestos ciberataques de hackers chinos a organizaciones en EE.UU. que llevan a cabo investigación sobre el coronavirus.

"Se ha observado que estos actores (los piratas informáticos) están intentando identificar y obtener de forma ilícita propiedad intelectual valiosa y datos de salud pública relacionados con vacunas, tratamientos y tests de redes y personal afiliados a la investigación relacionada con el COVID-19", indica la nota.

Un tratamiento seguro frente al coronavirus, en peligro

El FBI y CISA alertaron de que el robo de ese tipo de información pondría en riesgo la meta de alcanzar un tratamiento "seguro, efectivo y eficiente" para el COVID-19.

Por ese motivo, han instado a los centros de investigación que refuercen su ciberseguridad para evitar hurtos y solucionar cualquier brecha en sus sistemas informáticos; y han aconsejado rehuir de cualquier atención mediática para evitar "un mayor interés y ciberactividad" por parte de los piratas. Las autoridades estadounidenses han lanzado estas acusaciones contra China sin aportar ninguna prueba que las sustenten.

Un funcionario consultado por la cadena de televisión CNN ha precisado que algunas de las instituciones y organizaciones de investigación presuntamente blancos de ciberataques chinos han sido hospitales, laboratorios y compañías farmacéuticas.

El hackeo ha afectado también al Departamento de Salud y Servicios Humanos, que supervisa los gubernamentales Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) y que ha experimentado un incremento de los intentos de ciberataques diarios, de acuerdo a esa fuente.

El coronavirus alimenta los ciberataques

En los últimos meses, los ciberataques han aumentado como consecuencia de la crisis del coronavirus. El pasado 22 de abril, el Departamento de Justicia de EE.UU. informó de que el FBI había recibido más de 3.600 quejas relacionadas con delitos informáticos relacionados con el coronavirus, muchos de ellos perpetrados a través de páginas web que anunciaban vacunas y curas falsas.

La embajada de China en Estados Unidos ha respondido a través de su cuenta de Twitter a la acusación, a la que considera "presunción de culpabilidad". Además de señalar la falta de pruebas, la institución ha dicho que socavan la cooperación internacional y violan las normas básicas que rigen las relaciones entre estados.

Como consecuencia de la crisis sanitaria también ha aumentado la tensión entre Washington y Pekín, ya que el Gobierno estadounidense alimenta la hipótesis de la responsabilidad de China en la expansión de la pandemia por presuntamente "ocultar" información sobre la "gravedad" del coronavirus, al que el presidente Donald Trump se refiere como el "virus chino".

Además, desde la Casa Blanca se defiende la hipótesis -rechazada por gran parte de la comunidad científica y la Organización Mundial de la Salud (OMS)- que atribuye el patógeno a un "origen animal" y afirma que el coronavirus se generó en un laboratorio en la ciudad china de Wuhan, foco inicial de la pandemia.

Noticias

anterior siguiente