Enlaces accesibilidad

Coronavirus

La CEOE empeora sus previsiones: el PIB caerá entre un 8% y un 15,5% este año

Por
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. EFE/Fernando Villar

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) prevé una caída del PIB español del 8% si la pandemia se supera en el tercer trimestre de este año y se recupera la normalidad en términos de movilidad en la segunda mitad de 2020. En su anterior proyección de hace un mes la patronal preveía un descenso del 5%. El pasado viernes, el Gobierno pronosticó una contracción histórica del 9,2% este año.

No obstante, estima que la caída de la economía española puede llegar al 12% si la crisis se prolonga a la segunda de la mitad del año porque hay algún rebrote en otoño y de nuevo se produce un confinamiento general. Son las conclusiones del informe 'Estrategia España para la recuperación de la crisis del Covid-19', que ha presentado hoy la patronal.

Este escenario "podría agravarse si no hay una acción temprana, coordinada y contundente tanto en el frente sanitario (test masivos) como en el económico (medidas de apoyo), para evitar que, lo que en principio es un shock temporal, cause daños permanentes, desempleo de larga duración y cierre de empresas productivas".

La falta de un tratamiento eficaz podría llevar a una caída del 15%

El informe también recoge una caída del 15,5% en un escenario adverso, en el que existe un nivel de parálisis "mucho más duro" que en el central con rebrote, en el que hay dificultades para encontrar los antivirales o las vacunas se retrasan. Este frenazo de la economía es muy superior al 9% que hace un mes la CEOE contemplaba como el escenario más pesimista.

En este escenario adverso, ha explicado en la presentación del informe el vicepresidente de CEOE, Íñigo Fernández de Mesa, existe "un nivel de parálisis y de confinamiento mucho más duro y una recuperación de la actividad muchísimo más lenta".

La vuelta a la actividad, de una forma segura para evitar rebrotes

A nivel europeo, la patronal ve necesario que se concreten algunos de los aspectos de los programas comprometidos y a nivel nacional cree que la clave será la simplificación de los trámites para la concesión de las ayudas para dotar de liquidez a las empresas, la ampliación de su alcance en algunos casos o la adopción de medidas que permitan la adaptación a la recuperación gradual de la actividad.

De hecho, cree que es necesario que la sostenibilidad del endeudamiento público necesario para implementar las medidas de estímulo debe estar basada en un crecimiento económico "sólido" y contribuyendo adicionalmente a reducir posibles tensiones derivadas de los programas europeos.

Sin embargo, estas no son las únicas medidas necesarias desde su punto de vista. Así, cree que, en primer lugar, es necesario retomar la actividad ordinaria de forma segura para evitar nuevos rebrotes del virus y nuevos confinamientos que tendrían "un grave impacto" en la actividad económica".

Pide que se hagan más test

Por ello, la patronal propone incrementar la capacidad de diagnóstico mediante test y cree que la gestión de este plan debería hacerse teniendo en cuenta a las comunidades autónomas, ayuntamientos y organizaciones empresariales.

Por otro lado, ve necesario que, al mismo tiempo, se agilice la llegada de liquidez a las empresas "que sufren una reducción de los ingresos por la falta de actividad y el hecho de tener que seguir afrontando gran parte de sus costes".

En este punto, insta por agilizar el proceso administrativo de las líneas ICO, ampliando su alcance o creando nuevos programas específicos de financiación, adaptados a cada sector. Además, la CEOE incluso insta a que el Gobierno eleve el riesgo avalado hasta el 100% si las condiciones lo requieren. Esta medida, según ha explicado su vicepresidente, estaría más enfocada a microempresas.

También aboga por ampliar el alcance de las medidas tributarias y las cotizaciones sociales adaptadas, por aplazar los plazos de autoliquidación de impuestos y los ingresos de deudas tributarias a las empresas afectadas por la crisis.

Pero además cree que, de igual modo, se deben aplazar los pagos de autoliquidación de impuestos durante al menos seis meses y suspender los pagos fraccionados del impuesto sobre sociedades.

Reducir la cuota a la Seguridad Social si las empresas mantienen el empleo

Respecto a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), considera que se deben suprimir las cuotas empresariales a la Seguridad Social a empresas que estén en ERTE y reducir las cuotas a la Seguridad Social a aquellas que se comprometan a mantener el empleo.

Asimismo, ha hecho un llamamiento a apoyar a los sectores especialmente golpeados por el virus como son el turismo, la industria, el consumo, transporte, salud, cultura o entretenimiento.

También ve necesario que se prolonguen las medidas excepcionales en materia de suspensión de contratos de trabajo y reducción de jornada y que se articulen otras nuevas para poder adecuar la plantilla de las compañías a la paulatina recuperación de la actividad, limitando el alcance del compromiso del mantenimiento del empleo y los efectos de su incumplimiento, si lo hubiera.

Causas de extinción de contratos

Como medida de salvaguarda de las empresas y del empleo, la patronal insta a recuperar las causas de extinción de los contratos, de forma que no se limite la extinción derivada de causas válidas al coronavirus y el estado de alarma.

Para pymes y autónomos, ve necesario que se aprueben iniciativas para diferir el pago de impuestos y autoliquidaciones, así como agilizar los procesos de pagos de las administraciones públicas o fomentar la digitalización.

También resalta la necesidad de incentivar la oferta de la vivienda en alquiler para favorecer la movilidad geográfica y la empleabilidad de personas, modificar la normativa para monetizar activos, facilitar microcréditos como soluciones temporales para colectivos de menores rentas o establecer ayudas a rentas que sean "eficientes, transitorias y se enfoque en la reempleabilidad de los beneficiarios".

La economia debe modernizarse y adaptarse a la nueva situación

De cara a los próximos cinco o diez años, CEOE dice que España va a vivir un proceso de transformación para el que se necesita una modernización y adaptación de la economía, que pasa por reactivar la industria, continuar con la transición energética o por replantear las políticas de empleo en el marco del diálogo social para detectar necesidades de orientación y de formación que permitan la mejora de la empleabilidad de los trabajadores.

La patronal pide desarrollar una estrategia a nivel nacional para financiar el impacto de la crisis y construir confianza para atraer la inversión mediante medidas que permitan potenciar la unidad de mercado o simplificar los trámites entre las administraciones públicas, entre otras.

Noticias

anterior siguiente