Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El Congreso aprueba la formación de la Comisión de Reconstrucción por unanimidad

Por
Congreso de los Diputados.
Congreso de los Diputados.

La Mesa del Congreso ha aprobado por unanimidad la creación de una Comisión sobre la Reconstrucción social y económica tras la crisis del coronavirus COVID-19 en España 

Tanto la Mesa como la Junta de Portavoces han dado luz verde al formato ideado por el PSOE y Unidas Podemos, que se centra en el debate de propuestas de futuro y que excluye la fiscalización de la actuación del Gobierno de coalición en estas semanas.

Los grupos tendrán dos días para designar a sus representantes con idea de ponerla en marcha la próxima semana. El PP ya ha anunciado que insistirá en que la presida Ana Pastor al reunir la doble condición de exministra de Sanidad y expresidenta del Congreso.

La Mesa ha fijado un plazo hasta el jueves para que cada grupo comunique quiénes serán sus representantes y, a partir de ahí, se pondrá fecha a la sesión constitutiva, que ya se prevé para la próxima semana. Eso sí, se rechaza la idea de convertirla en comisión mixta a medias con el Senado, como propusieron formaciones minoritarias de la Cámara Alta.

Fuentes parlamentarias han señalado que durante las reuniones de estos dos órganos, celebradas este mismo martes, ningún grupo se ha expresado en contra de la nueva comisión, aunque, como ha avanzado la portavoz del Partido Popular (PP), Cayetana Álvarez de Toledo, quedan "flecos por resolver", como la designación de la Presidencia que se designará en la primera fase.

Los 'populares' piden el puesto alegando que los socialistas ya presiden la Comisión General de las Comunidades Autónomas que analizará este asunto en el Senado. Ciudadanos también cree que corresponde a la oposición presidir este nuevo foro, y si los dos grandes partidos no se ponen de acuerdo, ofrecen a su diputado José Manuel Espejo-Saavedra.

Dos meses de plazo

En principio, se establece un plazo de dos meses de trabajos, hasta finales de junio, aunque prorrogable si hay consenso, y todo concluirá con un dictamen que se elevará al Pleno del Congreso para su aprobación.

El viernes pasado, los grupos del PSOE y de Unidas Podemos presentaron un escrito en el que planteaban la organización de los trabajos de la comisión en cuatro áreas:  el fortalecimiento de la sanidad pública, la reactivación de la economía, la protección social y el modelo fiscal, y el papel de España en la UE.

El PP quiere añadir un quinto punto relativo a las consecuencias de esta crisis en el régimen de libertades públicas de España, ya que lo considera un tema "tema fundamental", y también reclamará que se pueda citar a comparecer, en sesiones abiertas, a todos los cargos públicos que han estado tomando decisiones importantes en estas semanas. 

En la comisión, según el diseño de PSOE y Unidas Podemos, tendrán cabida todos los partidos con representación en el Congreso, incluyendo los minoritarios, pero en todo caso en la toma de decisiones regirá el criterio del voto ponderado, teniendo en cuenta los votos que cada uno tiene en el Pleno.

La presidencia de la comisión en el aire

Desde el PSOE y Unidas Podemos creen que esa cuestión debe resolverse por votación y no han aceptado que sea el PP quien se encargue de la Presidencia. Es más, el Gobierno ya había encargado a la vicepresidenta Carmen Calvo coordinar la mesa de partidos para hablar de la reconstrucción.

La portavoz del Grupo Popular, Cayetana Álvarez de Toledo, ha señalado que el PP seguirá insistiendo en contar con la presidencia, no solo por razones de "equilibrio" con el Senado, sino también porque su candidata, Ana Pastor, representa un perfil idóneo al haber sido ministra de Sanidad y tener constatado su perfil institucional como expresidenta del Congreso, del que ahora es vicepresidenta.

Álvarez de Toledo, ha reconocido que le sorprendió ver que el PSOE y Unidas Podemos registraran unilateralmente la propuesta de comisión, sin hablar con el resto de grupos, pero han decidido aceptarla en aras del consenso y valorando que el Gobierno hubiera desistido de su idea inicial de situar este foro fuera del Parlamento.

Noticias

anterior siguiente