Enlaces accesibilidad

Coronavirus

El Gobierno urge a Casado a una Mesa de reconstrucción que ya cuenta con el aval de Cs, PNV y JxCat

Por
La reunión de Sánchez y Casado para una Mesa de reconstrucción sigue sin fecha, pese a la presión del Gobierno

El Gobierno ha urgido este jueves al líder del PP, Pablo Casado, a que su partido se sume a una Mesa para la reconstrucción social y económica de la que salga "un gran acuerdo de país" para superar la crisis del coronavirus. Lo ha hecho después de que el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, haya obtenido el 'sí' de Unidas Podemos, Ciudadanos, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y del Grupo Plural durante reuniones telemáticas bilaterales mantenidas con sus líderes parlamentarios a lo largo del día.

Sánchez pretendía iniciar su ronda de contactos este jueves con el líder de la oposición, pero Casado decidió posponer su reunión a la semana que viene -aún sin fecha- tras considerar la iniciativa como "propaganda" y asegurar que no cree en la voluntad de Sánchez para un pacto de Estado. Mientras, Vox y la CUP han rechazado participar en estas conversaciones con el presidente del Ejecutivo, pese a que Sánchez considera el contenido de la Mesa un "asunto de Estado".

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha urgido al PP a mantener una reunión "pronto" esta semana para poder constituir la Mesa la semana que viene, después de que ya se hayan producido las reuniones bilaterales de Sánchez con los líderes de Ciudadanos, JxCat, Más País, Compromís y BNG, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique y el del PNV, Aitor Esteban.

Los gabinetes de PSOE y PP están en contacto para mantener una reunión, confirma el Gobierno

En la rueda de prensa de la tarde de este jueves para dar cuenta de la gestión del Gobierno ante la crisis sanitaria, Montero ha confirmado que ya existen contactos entre los gabinetes del líder popular y el presidente del Ejecutivo para consensuar una fecha para la conversación. Se mantendrá de manera que se respeten "las distancias y la seguridad que todos los ciudadanos y también los dirigentes políticos" deben cumplir, ha puntualizado; no obstante, ha rehusado concretar los motivos que impiden que el encuentro, sea telemático o no, se haya cerrado ya. "Cuando el Partido Popular quiera y le parezca oportuno", ha insistido la portavoz del Gobierno. 

"No se entendería por parte del país ni de muchas personas de ideología conservadora y cercanas al PP que, ante una situación tan dramática, el Partido Popular no se comprometiera con la reconstrucción económica y social del país", había advertido Montero en la comparecencia de la mañana.

Montero ha agradecido a las formaciones que han conversado con Sánchez su disponibilidad para participar en una mesa con la que el Ejecutivo, de manera "consensuada", pretende lograr "un gran acuerdo de país" que cimiente "el relanzamiento de los sectores económicos", la "revitalización del sistema sanitario" y reconstruir el Estado del Bienestar con el fin último de que "nadie se quede atrás". En lo que se refiere a la industria y el modelo productivo, la ministra ha recordado también la intención del Gobierno de incluir la "transición ecológica y eficiencia energética", así como la "agenda digital". 

Preguntada por la intención del Gobierno de llegar a acuerdos antes de cerrar los presupuestos del año que viene, la ministra Montero ha aseverado que es "de sentido común" que las nuevas cuentas públicas tendrán en cuenta las aspiraciones y prioridades que se consensúen para el 2021, si los trabajos de la mesa están lo suficientemente avanzados. 

Paralelamente, el Gobierno quiere mantener un diálogo "interinstitucional" con las comunidades autónomas y los ayuntamientos, así como con los agentes económicos y los sindicatos, para que puedan marcar sus prioridades y contribuir "con su conocimiento y talento" a la salida de la crisis.

El PP urge a un "plan de choque"; Vox y CUP rechazan la Mesa

El líder del PP, Pablo Casado, ha instado este jueves al Gobierno a ponerse de acuerdo a nivel interno para impulsar un "plan de choque" frente al coronavirus con medidas sanitarias, económicas y sociales, antes de pedir un pacto a la oposición para reconstruir España tras la pandemia. Ha criticado así que el ministro de Inclusión, Seguridad Social, José Luis Escrivá "se haya enterado por la prensa de una medida que tiene que tomar su departamento", en referencia a la renta mínima.

Ha vuelto a insistir en que "hay que hacer un plan para evitar la destrucción antes que hablar de un plan de reconstrucción" y ha replicado a Sánchez que "está muy bien hablar de pactos a medio plazo", pero lo que "importa a los ciudadanos", a su juicio, es un "plan de choque". Casado no cree que la voluntad de Sánchez para un pacto de Estado sea real y lo considera "propaganda", según un comunicado de la formación.

Este jueves, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha justificado en RNE que Casado haya retrasado la reunión -sin fecha cerrada- porque el PSOE "no cuenta con el principal partido de la oposición". Y la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, ha criticado que "Moncloa no ha dado respuesta a las llamadas del gabinete de Casado para poder acordar el encuentro"

Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso - Pablo Montesinos: "Pedro Sánchez no cuenta con el principal partido de la oposición" - Escuchar ahora

El líder de Vox también expuso el miércoles sus razones para no verse con Sánchez justificando que "no es momento de hacer propaganda" sino de "acciones decididas" para detener "la destrucción de vidas, empleos y libertades" que está propiciando el actual Gobierno "negligente, falsario y desleal". Además, Abascal aseguró que no se reuniría con el presidente del Ejecutivo mientras Unidas Podemos siga dentro del Gobierno. Este jueves, el perfil de Twitter de Vox ha informado de que Abascal ha enviado sendas cartas a Sánchez y a Casado proponiéndoles un programa alternativo con diez medidas llamado 'Protejamos a España'.

Y en un comunicado, la CUP ha rechazado el encuentro al considerar que los Pactos de la Moncloa a los que ha hecho referencia el Gobierno en varias ocasiones "son uno de los mitos fundacionales del Régimen del 78", que desvanecieron "cualquier posibilidad de rotura con el régimen franquista" y "sentaron las bases de una presunta paz sin memoria y sin justicia". Considera además que "no hay posibilidad de salida conjunta a esta crisis, si ésta no se fundamenta en los derechos fundamentales de las clases populares y trabajadoras de los pueblos del Estado, por encima de los mercados e intereses económicos".

Ciudadanos, PNV y el Grupo Plural se muestran dispuestos

El último en mantener un encuentro por videoconferencia con Sánchez ha sido Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso, que esta tarde ha tendido la mano al Gobierno para trabajar en la mesa de partidos bajo la condición de que ésta gire en torno a la "recuperación económica y el mantenimiento del empleo", una vez esté encauzada la crisis sanitaria. Según han informado fuentes del partido, es también esencial que los acuerdos no invadan las competencias autonómicas y "en particular, el autogobierno de Euskadi". El mismo Aitor Esteban, en una entrevista en Euskadi Irratia antes del encuentro, había señalado estas dos condiciones y se había mostrado "dispuesto a prestar toda la ayuda y colaboración".

Antes, la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha mostrado también su disposición para participar en dicha mesa, aunque ha matizado que los pactos deberán ir enfocados en "salvar vidas y empleos" y no para que el vicepresidente social del Gobierno, Pablo Iglesias, "hable de bolivarianismo" ni para que el presidente catalán, Quim Torra, "busque un referéndum".

Del mismo modo, Pablo Echenique ha manifestado a Sánchez el interés de su grupo parlamentario de participar de dicha Mesa y que el contenido de los acuerdos "tiene que tener que ver con el refuerzo de los artículos más sociales de la Constitución". Así lo ha señalado la formación en un comunicado tras la reunión en el que señala como ejemplos la necesidad de incrementar la inversión en sanidad pública, de suspender los criterios de austeridad o de implementar "medidas valientes" para proteger a las personas más vulnerables de los efectos de la crisis como el ingreso mínimo vital.

La portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borrás, aunque se ha mostrado dispuesta a participar, ha advertido a Sánchez que su formación rechazará aquellas soluciones que supongan un refuerzo del Estado de las Autonomías. Lo que quiere JxCat, como partido que defiende el derecho a la autodeterminación de Cataluña, es "afrontar una crisis de Estado" como la actual con "el máximo nivel competencial", algo que pasa por el reconocimiento del Estado catalán, ha añadido.

Borrás (JxCat) : "No nos van a encontrar blanqueando ninguna situación que nos ha llevado al momento actual"

Tras la reunión con Sánchez, Más País y Compromís han comunicado que han trasladado al presidente del Gobierno su apoyo para buscar un pacto, pero han pedido una nueva fiscalidad más progresiva. Así, Íñigo Errejón le ha trasladado que ya existe una mayoría en el Congreso con la que "avanzar y que es tiempo de medidas decididas, rápidas y atrevidas, mucho más que de fotos de familia". Ha pedido que impulse una"tasa COVID" con la que propiciar que de las rentas más altas salga un 1 por ciento.

Errejón: "Proteger a los españoles es caro, pero levantar al país si mucha gente se cae es más caro"

El BNG, por su parte, consultará con la formación la participación en esta Mesa, aunque Montero ha destacado que en la conversación se ha mantenido favorable.

El presidente del Ejecutivo mantendrá el viernes reuniones con el resto de partidos para tratar de constituir la Mesa de reconstrucción la próxima semana.

Noticias

anterior siguiente