Enlaces accesibilidad
Coronavirus

El BCE aceptará "bonos basura" como garantía en sus operaciones de liquidez hasta septiembre de 2021

Por
El BCE anuncia que aceptará "bonos basura" como garantía en sus operaciones de liquidez

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido, debido a la crisis del coronavirus, aceptar que los bancos, hasta 2021, y con varios requisitos previos, presenten activos calificados como "bonos basura" como garantía en sus operaciones de liquidez. Es decir, aceptará activos con una nota situada en el grado de especulación, y que popularmente se conoce como 'bonos basura'.

Así lo ha informado el BCE tras una reunión virtual del Consejo de Gobierno de que exime de los criterios que exigía hasta ahora a los activos que bajen de la calidad crediticia mínima aceptada.

En concreto, hasta septiembre de 2021, el BCE exime de los requisitos de calidad crediticia exigidos hasta ahora a activos negociables y a sus emisores que cumplían los requisitos de calidad de crédito mínimos el 7 de abril en caso de que su calificación sea degradada por una de las agencias de medición de riesgo, siempre y cuando tuvieran un rating de 'BBB-', o superior.

El organismo presidido por Christine Lagarde ha explicado que la actual crisis puede provocar que las agencias de rating revisen a la baja las notas crediticias de las empresas y los bonos emitidos de forma temporal y justifican su decisión apelando al objetivo de no perjudicar la elegibilidad de garantías colaterales que los bancos puedan emplear en operaciones de liquidez.

[¿Cómo podrá la economía europea sobrevivir al coronavirus?]

El BCE impondrá requisitos para denominarles como "bonos basura"

Aunque el Banco Central Europeo aceptará activos de peor calidad, ha trazado algunos requisitos con respecto a qué será elegible. No solo tendrá que haber estado situado en el grado de inversión, sino que no podrá estar situado por debajo el escalón 'BB', que está dos peldaños por debajo de 'BBB-'.

Para recibir el privilegio de cumplir el criterio de ser un activo situado en el grado de inversión y ser elegido como colateral, los activos tendrán que cumplir todos los demás criterios.

Además, el BCE también aceptará los bonos emitidos con posterioridad al 7 de abril siempre y cuando la empresa emisora recibida la aprobación del BCE y estuviera en el grado de inversión antes de esa fecha.

Los activos serán menos valorados por el BCE

A pesar de esta medida, los activos registrarán un recorte en su valuación de acuerdo al rating en el que estén situados. Por prudencia, todos los activos presentados como garantía experimentan un recorte en su valoración de cara al BCE, que puede llegar hasta el 63 % en el caso de los activos aceptados con peor calidad.

Además, el Banco ha alertado de que "podría decidir", en caso de que lo considere necesario, adoptar medidas adicionales para mitigar "aún más" el impacto de las rebajas de ratings con el objetivo de asegurar una transmisión adecuada de su política monetaria a todas las jurisdicciones de la zona euro. Algo que sería posible que ocurriese en caso de que la pandemia se alargase durante más tiempo de lo estimado.

Revisión de las agencias de riesgos al bono italiano

El BCE aceptará la deuda de Italia en caso de que pierda la calificación de grado de inversión y se convierta en bono basura, reduciendo la preocupación en los mercados acerca de que la deuda de Italia vaya a ser degradada por los costes de la recesión económica causada por el COVID-19.

Este viernes la agencia de medición de riesgo Standard & Poor's (S&P) actualiza su calificación de crédito de Italia, que en estos momentos tiene una triple 'B', lo que supone un aprobado, pero con perspectivas negativas, por lo que está a tan solo dos escalones del "bono basura", que es una calificación de 'BB+' hacia abajo.

Por otro lado, Moodys da a Italia una calificación de 'Baa3', que es un aprobado alto, una nota más alta que S&P, con perspectivas estables. La agencia Fitch le da también una 'triple B' con perspectivas negativas.

Un aprobado reconoce una capacidad aceptable para hacer frente a los pagos y una cierta sensibilidad a un entorno adverso, pero un bono basura se considera especulativo.

Noticias

anterior siguiente