Enlaces accesibilidad
Coronavirus

De las aulas a las UCIS: estudiantes de enfermería luchan contra el coronavirus "en primera línea de batalla"

Por
 Un sanitario conversa con un paciente en el hospital habilitado en IFEMA
Un sanitario conversa con un paciente en el hospital habilitado en IFEMA PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP

Hasta hace unas semanas, María, alumna de 4º de enfermería, ponía a prueba sus conocimientos en las aulas de la universidad. Hoy ejerce en un hospital de Madrid. Como ella, muchos jóvenes se han puesto la bata para reforzar las plantillas de algunos centros colapsados y ayudar en la crisis del coronavirus. Todo normal, si no fuera porque en algunos casos estos estudiantes asumen funciones que van más allá de lo estipulado.

Esta estudiante de origen extremeño explica a RTVE.es que, en estos momentos, comparte planta con otras dos compañeras y que "su voto" cuenta igual que el del resto del equipo. "Ahora mismo tengo ocho pacientes a mi cargo, pero he llegado a atender a catorce sin que nadie me haya tutelado. Yo intento preguntar mucho y estudio en casa porque los protocolos de actuación para el coronavirus van cambiando continuamente", señala.

Estudiantes "en calidad de apoyo o bajo la supervisión de un profesional"

Cuando el pasado 20 de marzo la llamaron no lo dudó, pero asegura que las condiciones del precontrato que ha firmado no se cumplen. La orden ministerial publicada en el BOE del pasado 30 de marzo establece que la incorporación de estudiantes de los grados de enfermería y medicina debe desarrollarse "en calidad de apoyo o bajo la supervisión de un profesional".

La realidad, sin embargo, es otra. La falta de recursos ha colocado en “primera línea de batalla” a estudiantes sin experiencia laboral. Es la denuncia que nos traslada el Sindicato de Enfermería. No se trata de una práctica generalizada, señala, pero existen casos en hospitales públicos y privados con alumnos en servicios de Urgencias o UCI. Lo más grave es que “están siendo sometidos a un estrés innecesario y a un choque emocional devastador. Pueden ser muy útiles pero también supone un riesgo porque se enfrentan a aparatos médicos o tratamientos desconocidos para ellos”, añade su portavoz, María José García Alumbreros.

Una queja que han hecho llegar por carta tanto al ministro Salvador Illa como a las consejerías de Salud de las comunidades autónomas, sin respuesta hasta la fecha. La Comunidad de Madrid afirma a RTVE.es que la dirección general de Recursos Humanos envió hace días una instrucción a todos los hospitales para recordar la citada orden del Ministerio.

Algunos se han planteado abandonar: "Psicológicamente está siendo duro"

Desde el sindicato SATSE y la Asociación Estatal de Estudiantes de Enfermerías advierten de las consecuencias de esta situación. Y es que, según revelan en las conversaciones mantenidas, hay jóvenes que se han planteado abandonar y no solo por la sobrecarga de trabajo.

Hablamos con Marta, una madrileña de 22 años que admite "que psicológicamente está siendo duro" y que se le ha pasado por la cabeza dejarlo. "Es horrible cuando se cataloga a un paciente como no reanimable por la escasez de personal o material, o cuando además del Covid presenta patologías que no sabes abordar. Tienes miedo a equivocarte y por ello yo me he negado a tratar a enfermos oncológicos".

Mientras esperan que las administraciones adopten medidas, y a pesar de los momentos de "bajón", tanto Marta como María prefieren demostrar su vocación arrimando el hombro como todos esos sanitarios a los que España aplaude cada tarde.

Denuncia ante la OMS

SATSE también ha censurado la falta de equipos de protección ante la enorme cantidad de profesionales sanitarios contagiados y, de hecho, esta misma semana denunció ante la Organización Mundial de la Salud que las autoridades competentes españolas han ido "rebajando paulatinamente" las medidas de prevención de riesgos laborales, "sin respaldo de ninguna evidencia científica", para "ocultar su tardía y presuntamente negligente" actuación a la hora de poner a disposición de los profesionales los equipos de protección necesarios para hacer frente de manera segura al COVID-19.

En u un informe remitido al director general de la OMS, Tedros Adhanom, en el que repasa la evolución de la pandemia en nuestro país, cuyo rápido avance se ha producido, principalmente, el sindicato señala "la incompetente actuación del Gobierno español al desoír continuamente" los llamamientos realizados por los organismos internacionales que pedían medidas adecuadas para frenarlo.

Medidas como la detección de las personas enfermas, el seguimiento de los contactos, la preparación de los hospitales y otros centros sanitarios para gestionar el aumento de pacientes y proteger a los profesionales sanitarios.

Noticias

anterior siguiente