Enlaces accesibilidad

Coronavirus

Los entierros con coronavirus en Castilla-La Mancha multiplican por 2,5 la cifra oficial de fallecidos

Por
Los entierros con coronavirus en Castilla-La Mancha multiplican por 2,5 la cifra oficial de fallecidos

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) ha informado de las licencias de enterramiento expedidas por los registros civiles de la región con motivo de la situación originada por la pandemia del COVID-19, tasando en 1.921 las firmadas con sospechas de coronavirus durante el mes de marzo, una cifra superior a los 774 fallecidos oficiales registrados por la estadística ofrecida por el Ministerio de Sanidad con respecto a la Comunidad Autónoma al cierre del tercer mes del año. 

De los 1.921 fallecidos, da por confirmados 965, lo que supone 189 más que la cifra oficial; si bien le suma otros 956 sospechosos.

El Gobierno de Castilla-La Mancha explica a RTVE que los fallecimientos no son lo mismo que los enterramientos y que pueden darse casos de sepelios en la región de personas que no han fallecido allí. Por su parte, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha explicado en rueda de prensa que la causa de los fallecimientos no aparece con nitidez en algunos partes de defunción y que se trata de una mecánica de los registros civiles que es necesario pulir y afinar. "Son situaciones que no estaban previstas por nadie y que estamos intentando paliar día a día", ha afirmado.

[La curva del coronavirus, por comunidades autónomas]

Desproporción en el número de entierros y defunciones

En un comunicado, el TSJCM explica que estas actuaciones de conteo se inician a raíz de las informaciones solicitadas para garantizar el correcto funcionamiento de los registros civiles, en las que se apreciaba un desproporcionado incremento del número de licencias de enterramiento y defunciones con las consiguientes dificultades en la gestión de los trámites para la inhumación de los cuerpos.

De igual modo, se pusieron de manifiesto, desde un primer momento, dificultades para la gestión de las licencias e inscripciones de defunción por aumento significativo de la mortalidad, así como en la consignación de las causas de la muerte en las certificaciones médicas, en las que no siempre aparecía referenciada la infección por el virus. 

Por provincias, al cierre de marzo, en Albacete se habían expedido 786 licencias, 232 para infectados por coronavirus más 92 sospechosos; mientras que la cifra oficial se colocó en 156. En Ciudad Real, el 31 de marzo acabó con 245 fallecidos en los registros, y los datos del TSJCM consideran a 357 confirmados y 495 más sospechosos. En Cuenca se contaron 60 fallecidos, pero el Alto Tribunal coloca la cifra en 56 confirmados, a los que suma 129 sospechosos. En la provincia de Guadalajarafueron 100 los computados; 115 según el TSJCM, que añade 107 sospechosos. Por último, en Toledo se cerró marzo con 205 fallecidos, cifra que comparten los datos de registros civiles, si bien suma 107 sospechosos.

Con estos datos, el 41,2% de los fallecidos en Albacete durante el mes de marzo presentaban síntomas compatibles con el COVID-19; tasa que se va al 73,3% en Ciudad Real; al 60,1% en Cuenca; al 65,9% en Guadalajara; y al 46,6% en Toledo. Del mismo modo, Albacete y Ciudad Real son las provincias que más incremento de enterramientos ha experimentado en el tercer mes del año, con repuntes cercanos al 147% en ambos casos. En Cuenca, por su parte, han sido enterradas casi un 48,8% más de personas que el pasado año; en Guadalajara un 92,6%; y en Toledo un 39,2% más.

Atendiendo solo a las capitales de provincia, Toledo ha sido la más castigada, ya que el incremento de enterramientos se ha colocado en un 627%; seguida de Guadalajara (+427%); Albacete (+419%); Ciudad Real (+360%); y Cuenca (+315%).

Todas estas circunstancias llevaron a la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia a solicitar información a los jueces encargados de los Registros Civiles de Castilla-La Mancha sobre las licencias de enterramiento expedidas.

Las defunciones crecen un 96% en marzo

Los datos recibidos ponen de manifiesto que las defunciones en Castilla-La Mancha en marzo de 2020 se han incrementado un 96,3% con respecto a las ocurridas en el mismo periodo del año anterior. En concreto, los registros civiles de Castilla-La Mancha han expedido el pasado mes de marzo 3.319 licencias de enterramiento cuando en marzo de 2019 se registraron 1.691 defunciones.

Y de ese número de 3.319, en 1.921 licencias de enterramiento, el 57,9%, se recoge como causa del fallecimiento COVID-19 o sospecha compatible, referenciando como sospecha aquellos supuestos en los que se recoge dicha probabilidad o sospecha en la certificación médica o existen motivos para ello por concurrir procesos patológicos de tipo pulmonar compatibles con dicha causa.

Como consecuencia de estos datos, el Alto Tribunal ha instado a los Jueces Encargados de los Registros Civiles para que, en lo sucesivo, se vele por que se haga una identificación lo más precisa posible de la causa inicial o fundamental de la muerte en todos aquellos casos en los que aparezcan procesos patológicos o causas o intermedias que puedan considerarse compatibles o sospechosos con el coronavirus.

Noticias

anterior siguiente