Enlaces accesibilidad
Coronavirus

Los bancos facilitan el cobro a los pensionistas para que no salgan de casa

Por
Un pensionista recibe ayuda a domicilio
Un pensionista recibe ayuda a domicilio.

Los seis millones de pensionistas españoles forman parte de la población de riesgo ante una infección por coronavirus y algunos están inquietos por el cobro de sus pensiones. Hay jubilados que siempre van al banco a fin de mes para pasar la cartilla y se llevan la prestación en efectivo. Un hábito difícil de mantener con el distanciamiento social que impone un pandemia que ha dejado más de 4.800 muertos en España.

En las oficinas bancarias, unos carteles fotocopiados reciben a los clientes y recuerdan el protocolo de seguridad para evitar contagios por el Covid-19. El estado de alarma permite acercarse a las sucursales para los trámites imprescindibles pero desde hace tiempo los bancos intentan avanzar en la digitalización y obligan a realizar ciertas operaciones en un cajero automático.

Los mayores se encuentran con recomendaciones de usar los terminales automáticos, internet, el correo electrónico o las aplicaciones móviles con tal de que no entren en las oficinas pero algunos perciben el entorno digital como un territorio hostil por falta de formación o porque las aplicaciones no están diseñadas para la tercera edad.

Sin embargo, los mayores no están tan desconectados como podría pensarse. Un reciente estudio de la Universidat Oberta de Catalunya señala que, entre los usuarios españoles de internet de más de 60 años, uno de cada cuatro utilizó la red para gestiones de banca online, compras o reservas de viajes, según una encuesta online.

Los bancos ya fijaban un horario para cobrar la pensión, generalmente un par de horas por la mañana, o realizar otras gestiones como pagar recibos. Ahora el coronavirus ha hecho que se limite el número de clientes en el interior de las oficinas e incluso hay entidades que no abren la puerta sin cita previa.

Sin colas en los pueblos

La realidad en los pueblos pequeños es muy diferente. Este miércoles la oficina móvil de Bankia estaba aparcada como de costumbre en la plaza de Santurde de Rioja. El lugar estaba vacío y no había nadie haciendo cola delante del autobús, así que Matilde de 88 años "no tuvo que esperar nada" para cobrar en efectivo su pensión como todos los meses, según relata su hijo a RTVE.es.

Los empleados de banca han llamado por teléfono a los pensionistas para tranquilizarles, confirmar que su pensión está ingresada e intentar evitar que se acerquen por las oficinas. Con todo, los mayores no acaban de fiarse y los que no tienen tarjeta siguen peregrinando a las sucursales.

Muchas entidades han adelantado el ingreso de las pensiones al día 20, normalmente el día de cobro es el 25, para evitar aglomeraciones.en el interior de las oficinas.

Se adelanta el cobro de pensiones una semana para evitar colas en los bancos

Gema, empleada de Caixabank, explica a RTVE.es que la gente de más de 80 años “suelen tener un autorizado en la cuenta y no van por el banco” pero que también hay “mucho inconsciente” y que esta mañana una persona se ha presentado en la ventanilla para cobrar un cupón de la ONCE de 36 euros.

Sacar dinero sin comisiones

Los bancos intentan que los jubilados no acudan a las oficinas. El BBVA ha suprimido las comisiones de retirada de efectivo en cajeros fuera de su red para que los pensionistas puedan cobrar en el terminal automático más cercano. Una medida secundada por CaixaBank, Bankia, Kutxabank, Abanca, Unicaja Banco, Ibercaja Banco, Liberbank, Caixa Ontinyent y Caixa Pollença para evitar desplazamientos.

Otra manera de evitar trámites para que los pensionistas no tengan que ir a las sucursales es flexibilizar los “controles de vivencia”. Una empleada bancaria de Boadilla del Monte señala a RTVE.es que a los pensionistas que “les tocaba ahora presentar una fe de vida” para demostrar que seguían teniendo derecho a cobrar una pensión les ha aumentado el plazo “en dos o tres meses”.

La nómina total de las pensiones supuso en marzo 9.877,77 millones de euros, un 3,15 % más interanual, según el Ministerio de Seguridad Social. La pensión media de jubilación fue de 1.157,97 euros, un importe que va subiendo al incorporarse al sistema jubilados con mejores cotizaciones.

[an error occurred while processing this directive]