Enlaces accesibilidad

'Brexit'

Reino Unido exigirá a los migrantes hablar inglés y una oferta de trabajo

  • La nueva ley de inmigración, que está prevista que se apruebe en los próximos meses, se hará efectiva a partir de 2021
  • El ejecutivo británico sigue así el modelo por puntos implantado desde hace años en Australia

Por
Reino Unido endurecerá las condiciones de entrada de los inmigrantes mediante un sistema de puntos

Reino Unido continúa avanzando hacia la separación con Europa tras la ejecución definitiva de su salida con el 'Brexit'. Tanto es así que el ejecutivo dirigido por el primer ministro Boris Johnson ha explicado en qué consistirá la nueva ley de inmigración que tiene en mente aprobar en los próximos meses.

Según este reglamento, cuyo planteamiento ha sido divulgado por varios medios británicos, todas aquellas personas que aterricen en el país a partir de 2021 deberán acreditar un nivel suficiente de inglés. Además, contarán con más posibilidades para hacerse con un visado de entrada todas aquellas que presenten una oferta de trabajo o, en su defecto, una académica. No está en los planes del Gobierno, como ha expresado la ministra de Interior, Proto Patel, otorgar permisos a trabajadores "poco cualificados" ni una "ruta" de entrada al país "para empleo temporal".

"Durante demasiado tiempo, un sistema migratorio distorsionado por la libertad de movimientos europea ha fallado a la hora de cumplir con las necesidades de los británicos. Nuestra propuesta va a cambiar todo esto", se señala en el "libro blanco" gubernamental, que servirá de base para incentivar la nueva legislación. "Necesitamos cambiar el foco de nuestra economía para que deje de asentarse sobre la mano de obra barata de Europa y concentrarnos, en cambio, en invertir en tecnología y automoción. Los empleados deberán adaptarse".

Con esto, el Reino Unido pretende asegurarse la entrada de "aquellas personas más cualificadas y con mayor talento", como científicos, ingenieros y académicos. No solo eso, sino que las ofertas deberán fijar un salario por encima de las 25.600 libras (30.800 euros) anuales, una reducción respecto a las 30.000 libras (36.000 euros) que se ofrecen ahora a los extranjeros no comunitarios.

"Los mejores y más brillantes podrán venir al Reino Unido"

Si no hay nada que lo impide, los cambios planteados entrarán en vigor el 1 de enero de 2021, una vez haya concluido el período de transición del 'Brexit', en el que el Reino Unido continúa manteniendo la libre circulación de personas para ciudadanos de la Unión Europea. 

En lo que respecta a los europeos que ya están en territorio británico -como ocurre con muchos españoles-, tienen plenas facultades para quedarse, pero que además "otorgarán a las empresas la flexibilidad necesaria para cumplir con las necesidades del mercado laboral". "Entendemos que estas propuestas representan un cambio significativo para las compañías", admite el Ejecutivo, que prepara un "completo programa de comunicación" para informar a las compañías de los futuros cambios en los próximos meses.

La ministra recalcó que el "emocionante" nuevos sistema migratorio británico permitirá al país "retomar el control" de su política migratoria "por primera vez en décadas". "Eso significa que tendremos un sistema global que no discriminará entre los ciudadanos europeos y no europeos, y significará básicamente que los mejores y los más brillantes podrán venir al Reino Unido y traer aquí su talento, que reconoceremos con un sistema de puntos", ha agregado Patel.

Reino Unido sigue así el modelo migratorio implantado desde hace años en Australia, por el cual los aspirantes a ingresar en el territotio deben superar un umbral determinado de puntos que se otorgarán en función de criterios como el nivel de inglés, contar con una oferta de trabajo y otros factores que se adaptarán en función de las necesidades del mercado laboral.

Noticias

anterior siguiente