Enlaces accesibilidad

Bernie Sanders gana las primarias demócratas en New Hampshire seguido de cerca por Buttigieg

  • Buttigieg ha quedado en segundo lugar, seguido de Klobuchar, Warren y el exvicepresidente Joe Biden
  • Tras la retirada de Bennet y Yang, nueve nombres aún compite por hacerse con el liderazgo del partido demócrata

Por
Bernie Sanders gana las primarias demócratas en New Hampshire

El senador Bernie Sanders ha obtenido este martes en New Hampshire su primera victoria en las primarias para la candidatura demócrata a la Casa Blanca, aunque la alegría no fue completa porque el candidato moderado Pete Buttigieg confirmó sus buenos resultados de Iowa y ambos se han llevado el mismo número de delegados.

[Quién es quién en las primarias de EE.UU.]

Sanders recibió un 26 % de los votos (unos 71.400), mientras que Buttigieg se hizo con un 24,4 % (67.000). Por detrás la senadora Amy Klobuchar con un 19,7 %, la también senadora Elizabeth Warren con un 9,4 % y el exvicepresidente Joe Biden, que se ha alejado de las primeras posiciones, con el 8,4 %.

A la cola de estos cinco se situarían Steyer (3,6%), Gabbard (3,3%), Yang (2,8%), el candidato por escrito (1,3%), Patrick (0,4%) y Bennet (0,3%).

Tras los caucus de Iowa, que reforzaron a Sanders y Buttigieg, New Hampshire ha repartido 24 delegados en las primarias de este miércoles. Todos ellos han ido a parar en Sanders, Buttigieg y la senadora Amy Klobuchar, pues el resto de candidatos no ha alcanzado el umbral del 15%.

Tras Iowa, los candidatos del partido demócrata estadounidense continúan su carrera en las primarias en New Hampshire. El asalto previo, Iowa, marcó como favoritos a Pete Buttigieg y a Bernie Sanders.

Sanders y Buttigieg, menos de 5.000 votos de diferencia

Las urnas de los centros electorales cerraron a la una de la mañana (hora española), salvo algunos de ellos, en los que se alargó el cierre una hora más tarde. A diferencia de los comicios en Iowa, desde principios de la noche se ha esperado una resolución más rápida y sin las "incongruencias" que una nueva aplicación creó en el pasado evento.

A lo largo de toda la jornada, la diferencia de votos entre Sanders y Buttigieg ha sido de menos de 4.000 votos. Ambos se han pronunciado frente a sus seguidores cuando los resultados aún no eran oficiales, pero sí lo suficientemente avanzados para proclamar vencedor al izquierdista.

En el caso del veterano senador, nada más comenzar su discurso ha querido agradecer a la gente de Manchester (New Hampshire) "la gran victoria de esta noche". Aupado por las proyecciones, que le daban vencedor desde hace días en este estado, ha querido recalcar que su campaña "no va solo de ganar a (Donald) Trump, va de transformar Estados Unidos".

También ha aprovechado para lanzar un dardo a Buttigieg: "En estas elecciones no solo vamos a por los multimillonarios, vamos a por los candidatos financiados por los multimillonarios".

Warren y Biden por debajo del 10%

Warren y Biden, a los que hace algunas semanas las encuestas situaban como los rivales a batir en esta contienda, quedaron relegados a la cuarta y quinta posición en New Hampshire, por detrás de Amy Klobuchar y con menos de un 10 % cada uno.

La senadora, que en Iowa fue tercera, alertó que los candidatos que encabezan la contienda -Sanders y Buttigieg- están dividiendo las bases demócratas, un peligro de cara a derrotar a Trump en noviembre: "Las tácticas hostiles pueden funcionar si estás dispuesto a incendiar el partido".

Biden, por su parte, ni siquiera dio la cara en New Hampshire ya que avecinando la humillación, abandonó el estado esta mañana rumbo a Carolina del Sur, uno de los estados donde tendrán lugar las primarias el próximo 29 de febrero y donde es decisivo el voto afroamericano, en el que confía por haber sido el vicepresidente de Barack Obama. La cita anterior será en Nevada, el 22- y territorio en el que espera contar con más apoyo popular que hasta ahora.

Primeras bajas: Andrew Yang y Mike Bennet

El emprendedor Andrew Yang, que había prometido 1.000 dólares al mes para cada estadounidense si ganaba las elecciones, anunció el fin de su campaña tras cosechar apenas un 2,8 % en Nuevo Hampshire, poco más de 7.800 votos.

"Soy un hombre de números. En la mayoría de estos estados (que vienen), no voy a estar en el umbral para tener delegados, por lo que quedarse (en campaña) no es necesariamente útil o productivo", ha afirmado en declaraciones a The Washington Post.

También se ha retirado el senador de Colorado Michael Bennet tras recibir apenas unos pocos centenares de votos. El mandatario, muy preocupado por mejorar la calidad de la educación en Estados Unidos, ha sido un gran desconocido para el resto del país y su participación en los debates electorales dentro del partido no ha sido especialmente propicia durante los últimos meses. De hecho, dio el gran salto a la política nacional un mes después de anunciar que sufría un cáncer de próstata.

Noticias

anterior siguiente